El cielo vasto se alza ante nuestros ojos y cuando la noche cae, millones de estrellas aparecen en a bóveda celeste. El escenario nos hace preguntarnos, ¿existirá vida allá afuera? Desde luego que es una pregunta que la humanidad se ha planteado desde tiempos ancestrales. Pero en caso de que la aseveración resultara cierta y existieran extraterrestres vagando por el espacio, ¿por qué no se han comunicado? La Teoría del Bosque Oscuro podría tener una respuesta.

La paradoja de Fermi

En 1950 el físico italoamericano Enrico Fermi se sentó a desayunar con algunos de sus colegas en el Laboratorio Nacional de los Álamos. No se trato de un desayuno cualquiera, de aquí se desprendió una gran conversación que culminó con la pregunta central: ¿Dónde están la vida alienígena? Más tarde esto se convertiría en la parte central de la paradoja de Fermi, que se refiere a la disparidad entre las estimaciones de alta probabilidad de la existencia de inteligencia extraterrestre y la aparente falta de evidencia.

civilizaciones alienígenas

En otras palabras, la paradoja de Fermi hace evidente la falta de datos para asegurar que existe vida en otros planetas. Ya que en caso de que así fuera y considerando la vastedad del Universo, la vida alienígena ya habría hecho contacto con los humanos. Pero como su nombre lo dice, esta paradoja simplemente no tiene una respuesta definitiva, pero sí que hay diferentes posibles explicaciones.

Civilizaciones en la Vía Láctea 

Por otro lado, el astrónomo Frank Drake formuló su propia ecuación para estimar el número de civilizaciones en toda la Vía Láctea con posibilidades de emitir señales de radio detectables. Según esta ecuación, a estas alturas de la historia ya deberíamos haber tenido contacto con al menos 20 civilizaciones extraterrestres.

civilizaciones extraterrestres

Pero en un intento todavía más insólito por encontrar respuesta a estas preguntas, surgió la Teoría del Bosque Oscuro. Esta se desprende de la obra del escritor Liu Cixin llamada el Bosque Oscuro. Y aunque roza la ciencia ficción, no sólo se trata de narrativa, sino que está respaldada por los postulados de la ecuación de Drake y la paradoja de Fermi. En su escrito, Cixin intenta explicar por qué es muy poco probable que los humanos tengamos contacto con civilizaciones extraterrestres.

teoría del bosque oscuro

Cazadores en el bosque oscuro

Y aquí es donde todo se torna oscuro y un tanto siniestro. Liu formuló tres ejes centrales, a los que llamaremos postulados, que explican por qué seguimos creyendo que estamos solos en el Universo.

  1. Toda forma de vida desea permanecer con vida.
  2. No existen maneras de saber si otras civilizaciones puedan o quieran destruirnos.
  3. Como no hay certeza, la aseveración más probable para cualquier civilización, es aniquilar otras formas de vida antes de ellos ser las presas.

teoría del bosque oscuro

¿Y por qué se llama La teoría del Bosque Oscuro? En palabras de Cixin resulta mucho más fácil de comprender.

“El universo es un bosque oscuro. Cada civilización es un cazador armado que acecha a través de los árboles como un fantasma, empujando suavemente las ramas que bloquean el camino y tratando de caminar sin sonido. Incluso la respiración se hace con cuidado. El cazador debe tener cuidado, porque en todas partes del bosque hay cazadores sigilosos como él. Si encuentra otra vida, otro cazador, un ángel o un demonio, un bebé delicado o un anciano tambaleante, un hada o un semidiós, sólo puede hacer una cosa: abrir fuego y eliminarlos”.

teoría del bosque oscuro

Esta sería para él la explicación de la paradoja de Fermi y también de la ecuación de Drake. Y aunque no tenemos conocimiento de otras civilizaciones, esto no quiere decir que no nos hayamos percatado de su existencia. Según Cixin todas las pruebas han sido eliminadas para beneficio de la humanidad, en un intento de permanecer vivos. Además, si la raza humana actúa de esta manera, no resultaría extraño que las demás civilizaciones también lo hicieran. A final de cuentas, ante sus ojos sólo somos cazadores en el bosque oscuro, intentando permanecer vivos.

Sigue leyendo: Millones de estrellas en la Vía Láctea podrían albergar vida extraterrestre