Las ideas que los científicos, filósofos y artistas han elaborado para explicar el tiempo van de lo poético a lo abstracto. Lo que fue, lo que es y lo que será, pueden armarse como piezas de un rompecabezas cósmico cuya figura completa apenas intentamos imaginar.

Una de las más recientes teorías respecto al tiempo se debe a la doctora Kristie Miller, directora adjunta del Centre for Time de la Universidad de Sídney. La teoría del universo de bloque o bloque de tiempo (también llamada “eternalismo” por sus críticos) se basa en la idea de que el tiempo no es una flecha que va del pasado hacia el futuro, sino que todos los tiempos existen simultáneamente.

teoria-bloque-universo-viaje-en-el-tiempo-no existe-0ojerum
øjeRum

Siguiendo esta explicación, el universo puede imaginarse como un gigantesco bloque compuesto de tres dimensiones espaciales y una dimensión temporal; una caja enorme que contiene todo lo que fue, es y será.

De este modo, el paso o el flujo del tiempo sería simplemente una especie de ilusión de la percepción humana. Lo que llamamos “pasado” es solamente la posición del universo en una ubicación anterior, pero no porque sea “pasada” deja de existir, sino que existe como pasado.

Diagrama del universo de bloque o bloque de tiempo (Imagen: ABC Science)

¿Complicado? ¿Y qué opinarías si te dijéramos que el viaje en el tiempo no sólo es posible, sino que además ya podrían haber ocurrido innumerables viajes?

 

El viaje en el tiempo ya ocurrió… y nadie se dio cuenta

Hipotéticamente, si uno o numerosos viajeros del tiempo hubieran atravesado un agujero de gusano de un momento del tiempo hacia otro, realmente no tendríamos manera de saberlo. Pero lo que es más fascinante es que no habría paradojas del tipo “Si mato a mi ancestro del pasado, no existiría yo en el futuro”, pues si viajas al pasado, en realidad estás viajando al futuro de alguien más: un futuro que ya es tal como siempre fue.

“Si viajo al pasado”, afirma Miller, “soy parte del pasado. Pero más importante, yo siempre fui parte de ese pasado… Por lo que podemos saber, la razón por la que el pasado es tal cual es, se debe en parte a la presencia de viajeros del tiempo”.

No se trata de afirmar que los viajeros en el tiempo han existido, puesto que no tenemos evidencias concretas (fuera de alocadas teorías de conspiración, como la de la inmortalidad de Keanu Reeves), sino que si un viajero en el tiempo realiza el salto a través de un agujero de gusano hacia otro momento del tiempo, ese viaje al pasado o al futuro ya formaría parte de la trama del tiempo, desde siempre.

Los detractores de esta teoría la llaman “eternalismo” precisamente porque no deja mucho espacio para la idea del libre albedrío y la idea de que el futuro puede construirse mediante nuestros actos.

Aunque interesante, la teoría del universo de bloque también implica cierto nihilismo, porque si todo es como es, ¿para qué esforzarnos por hacer cualquier cosa? Para dar cuenta de ello, se ha postulado la teoría del bloque del universo evolutivo.

Según el cosmólogo George Ellis, “la indefinición del futuro cambia con la definición del pasado”, es decir, que a pesar de que todos los instantes existan simultáneamente, el futuro evoluciona de acuerdo a los eventos del pasado.

El tiempo, más allá de la premura de las manecillas del reloj, sigue siendo un fascinante relato y un acertijo de lo que implica vivir en el universo.

 

* Ilustración: øjeRum