China ha decidido entrar a la carrera espacial con su reciente Programa de Exploración Lunar y también del Planeta Rojo. Pero los anuncios más recientes por parte del gigante asiático incluyen el lanzamiento de su propia estación espacial. Como una alternativa a la Estación Espacial Internacional, China ya ha lanzado el primer módulo su estación espacial Tianhe. Pese a que el lanzamiento resultó exitoso, los expertos temen por lluvia de escombros que podría dejar el cohete chino que reingresará a la Tierra ‘fuera de control’.

escombros cohete china
Koki Kataoca

El pasado 29 de abril, el cohete Long March 5B lanzó el módulo central no tripulado de la estación espacial china Tianhe a la órbita terrestre. El lanzamiento resultó exitoso, el módulo Tianhe (Armonía Celestial) alcanzó la órbita terrestre baja. Sin embargo, el Long March 5B entró en órbita temporal, acción que no debió haberse producido. El cohete actualmente está en órbita temporal y prepara el escenario para una de las reentradas incontroladas más grandes de la historia.

Ojos alerta en el cielo 

Algunos expertos temen por lluvia de escombros del cohete chino que reingresa al planeta ‘fuera de control’. Los más pesimistas externan su preocupación por el aterrizaje del cohete sobre una zona habitada, ya que este no fue diseñado para seguir una trayectoria de caída. No tiene un punto fijo de aterrizaje, aunque los analistas chinos argumentan que el aterrizaje se dará en el océano sin complicaciones.

cohete chino

Por su parte los astrofísicos del mundo externan su preocupación por la situación. “No sabemos dónde” se producirá la entrada del cohete chino, dice Jonathan McDowell, del Centro Harvard y Smithsonian de Astrofísica de Cambridge, de EEUU. Sería “en el peor de los casos como un pequeño accidente de avión, pero extendido en una línea a lo largo de cientos de kilómetros”, explicó. “No se sabe con certeza cuántos fragmentos quedarán tras la reentrada, dijo, “pero suficientes para causar daños”.   

lanzamiento de cohete

Dado este escenario, no se tienen claro cuándo ni en qué parte de la atmósfera reingresará el cohete chino, así que los expertos están pendientes del cielo. Se sabe que los restos del cohete se quemarán al reingresar a la atmósfera, aunque no se tiene certeza de esto y la lluvia de escombros podría representar una amenaza.   

Diseño negligente dice NASA

La agencia espacial estadounidense NASA tildó de negligente el diseño del Long March 5B, así como el suceso de “muy peligroso”. McDowell por su parte, criticó el funcionamiento del cohete chino, que al parecer no cumple con las normas actuales.

La mayoría de los cohetes de otros países, realizan un reingreso a la atmósfera bajo una trayectoria controlada. En ocasiones pueden alcanzar la órbita terrestre, pero siempre a una altura baja para disminuir el riesgo de colisión con satélites y acelerar la reentrada de manera controlada.

Nave espacial china

El objetivo detrás de los cohetes es que una vez que han puesto la carga correspondiente en órbita, ingresen de nuevo cayendo a un punto concreto de manera controlada. O bien se desintegren con el roce del reingreso a la atmósfera. Este último caso se espera que suceda con el Long March B5, aunque aún existe un mínimo riesgo de lluvia de escombros.

Bajas probabilidades de golpe 

Según el experto Andrew Jones, la probabilidad más grande es que el objeto caiga en un lugar deshabitado como en un punto del océano, que cubre el 70% de la superficie terrestre. También aclaró que “las probabilidades de que un individuo concreto sea golpeado por los desechos espaciales son excesivamente bajas, estimadas en su día en 1 entre varios trillones”.  

escombros cohete chino

Las probabilidades apuntan a que de no desintegrarse el cohete en su reingreso a la atmósfera, caería en el océano sin daños aparentes. Sin embargo, los expertos del mundo apuntan a la responsabilidad internacional de equipar a sus cohetes con dispositivos de mando para aterrizajes controlados. 

Sigue leyendo: Sonda lunar china regresa a la Tierra con material lunar (el primero luego de 4 décadas)