La primera “red social” telepática funcionó: 3 personas lograron conectarse mentalmente

Esta red es apenas una especie de “braile” telepático, pero podría abrir nuevos paradigmas de comunicación.

Como lanzar una botella al mar con un mensaje y esperar que llegue a su destinatario. Así también fantaseamos con la idea de poder comunicarnos telepáticamente. Y es que la telepatía es una capacidad psíquico-intuitiva que todos tenemos y podemos explotar. La telepatía es un fenómeno que incluso sucede a nivel cuántico, lo que da pie a cósmicas metáforas.

Ahora, la ciencia quiere crear una enorme red cerebral.

Un grupo de neurocientíficos de la Universidad Cornell lograron conectar tres cerebros: un curioso sistema al que han llamado BrainNet, o “red cerebral”. Los participantes de sus experimentos pudieron intercambiar pensamientos mientras jugaban un tipo de Tetris.

Los investigadores utilizaron electroencefalogramas para registrar los impulsos eléctricos de los participantes, y estimularon las neuronas mediante campos magnéticos. 

Al respecto, escribieron en un comunicado:

Presentamos BrainNet que, hasta donde sabemos, es la primera interfaz multipersona no invasiva y directamente conectada al cerebro, que sirve para la solución colaborativa de cerebros.

telepatia-experimentos-telepaticos-ciencia-estudios

Para comprobar que esta red cerebral funciona, los científicos probaron a varios grupos de tres personas. En cada experimento, dos de los tres participantes eran conectados a electroencefalogramas. Luego se les pedía jugar un tipo de Tetris en el cual iban cayendo bloques de lo alto de la pantalla, mismos que debían colocar en cierta posición.

Mientras lo hacían, se les pidió que miraran una de dos luces LED que parpadeaban a cada lado de la pantalla, una a 15 Hz y otra a 17 Hz. Así, cada una producía diferentes señales que los científicos podían observar e interpretar.

Las decisiones de los dos jugadores respecto a si rotar o no cada bloque eran emitidas al tercer participante mediante una gorra que generaba estimulación magnética transcraneal. Ésta producía, simultáneamente, destellos fantasma de luz en la mente del tercer participante, que fungía como receptor.

El receptor no  veía el juego, pero tenía que rotar el bloque tal como los dos jugadores cuando una señal de luz era emitida. Lo sorprendente es que en más del 80% de las pruebas que se hicieron con diversos grupos, el receptor pudo rotar el bloque en la posición correcta.

Adicionalmente, el receptor era “mensajeado” telepáticamente, diciéndole si había tomado la decisión correcta respecto al bloque.

Los receptores pudieron detectar cuál de los jugadores era de mayor confianza, basándose en esta comunicación cerebral.

Por ahora es una especie de “braile telepático”. Pero los científicos creen que el BrainNet puede ayudar a desarrollar tipos de comunicación cerebral más refinados. ¿Te imaginas? Esto haría innecesaria la existencia de plataformas o gadgets de otro tipo, o los distópicos chips cerebrales de algunas obras de ficción.

Así, este tipo de telepatía electrónica abre las puertas a nuevos paradigmas de comunicación, y hace revivir a nuestra fantasía más sci-fi.

 

* Ilustración principal: Nathalie Lees



Padre e hija implementan experimento de telepatía electrónica

Este experimento muestra las incipientes posibilidades de escribir información a distancia en la mente de los demás.

Aunque la ciencia establecida no suele considerar válida la existencia de la telepatía, la tecnología moderna avanza rápidamente hacia la telepatía electrónica. Actualmente existen numerosos aparatos que pueden controlarse con el poder del pensamiento, y el científico Christopher James ahora ha creado un aparato para comunicarse de cerebro a cerebro directamente.

James quiso jugar a este juego telepático con su hija, y colocó electrodos en su cabeza. En el experimento el emisor imagina una serie de dígitos binarios, los cuales transmite al imaginar movimiento en su mano derecha o izquierda. Los patrones de pensamiento son registrados por luces LED –con una frecuencia que representa el 0 y otra el 1–.

telepatia cerebros conectados

También en Ecoosfera: 3 experimentos que puedes hacer en casa para comprobar tus dones telepáticos

 

La señal de los LEDs viaja al receptor destellando en una parte específica del ojo, y crea una señal óptica que difunde por el córtex visual del cerebro. Esto se lleva a cabo en ambas direcciones y luego se confirma que el experimento ha sido un éxito.

Aunque para poder transmitir señales telepáticas más complejas por el momento sería necesario implantar electrodos en la superficie del cerebro, este divertido experimento entre un padre y su hija revela un enorme horizonte de posibilidades. Específicamente, la capacidad de escribir información directamente en la mente de los demás, un poco como en la película Inception. O como William Burroughs sugería que hacían los sacerdotes mayas con el pueblo, en una transmisión unidireccional de conceptos. La telepatía electrónica abre las puertas a una nueva frontera de programación mental.