La misión Double Asteroid Redirection Test (DART) está lista para estrellarse contra un enorme asteroide. De acuerdo con los planes de la NASA y SpaceX, la nave espacial que forma parte del programa DART creará un choque intencional contra un asteroide para probar el sistema de reacción ante una posible amenaza real a la Tierra.

Por años hemos visto a los asteroides navegar muy cerca de la Tierra y este es un hecho que sin duda inquieta la frágil existencia de la humanidad. ¿Podríamos sobrevivir a un choque? ¿Qué pasaría con nosotros? ¿Podemos evitarlo?

NASA asteroide DART
NASA/Johns Hopkins, APL/Steve Gribben

Preguntas hay muchas, pero es justamente esta última la que inspiró el más reciente proyecto de la NASA y SpaceX. La misión DART tratará de resolver una de las interrogantes más importantes del siglo ¿seremos capaces de detener un asteroide?

Como tal detener un asteroide no es posible, al menos no con la tecnología que tenemos ahora. Y ya que detener no es una opción, entonces lo que intentarán los científicos y astrónomos es desviar o simplemente causar un efecto en la trayectoria de un asteroide.

¿Qué hará la misión DART con el asteroide?

De acuerdo con el administrador asociado de la NASA para la dirección de misiones científicas, Thomas Zurbuchen, la nave espacial de DART hará un choque intencional contra una roca. Más específicamente, la nave viajará hacia un sistema de dos asteroides, el cual contiene un pequeño asteroide lunar conocido como Dimorphos.

Este asteroide se encuentra orbitando un asteroide mucho más grande llamado Didymos. Se calcula que ambas rocas espaciales se encuentran a unos 483,6 millones de kilómetros de la Tierra. Esto significa que ninguno de los dos asteroides es una amenaza para el planeta, lo cual los convierte en el blanco ideal para la misión.

DART asteroide NASA
NASA/Johns Hopkins APL

El objetivo es aprender a desviar una amenaza a través de una tecnología de impacto cinético. Esto quiere decir que la nave chocará de frente con el asteroide lunar pequeño de forma que altere su órbita alrededor de Didymos. Finalmente, la agencia espacial estudiará el efecto del choque con la órbita de Dimorphos y su estructura. Si la misión tiene éxito, entonces sabremos que objetos como DART podrían emplearse en caso de amenaza. De lo contrario, habría que pensar en otro mecanismo.

El lanzamiento de la misión está programado para la madrugada del miércoles 24 de noviembre a la 1:20 am EST. DART despegará del Complejo de Lanzamiento Espacial-4 en la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California, puedes seguir la transmisión en el enlace o bien verlo al final del artículo.

La primera misión de defensa planetaria

En la ciencia, la defensa planetaria únicamente se encarga de mantener bajo control a los asteroides potencialmente peligrosos para la humanidad. Aunque parezca una petición de película de ciencia ficción, el trabajo de las agencias espaciales poco a poco se encamina hacia nuevos paradigmas y la defensa planetaria es uno de ellos.

Conforme nos acostumbramos al paso de los asteroides y al avance de la tecnología, cada plan científico se vuelve más posible. Si en algún momento desviar asteroides fue una locura, el día de hoy se puede hacer realidad y, sobre todo, una acción más recurrente.

Sabemos que durante todo un día atraviesan miles de pedazos de material cósmico a la Tierra, pero son tan diminutos que no nos causan conflicto. No obstante, hoy nos enfrentamos a la posibilidad de moldear el comportamiento de algunos objetos cósmicos a nuestro favor ¿se logrará?