Los sonidos de la naturaleza son deliciosos, y está comprobado que tienen un efecto curativo sobre nuestro organismo. Pero estética y cognitivamente, estos sonidos primigenios son fundamentales también: complementan la experiencia de transitar cualquier paraje natural, pues sin el ruido de un riachuelo o el silbar de las hojas al viento ni siquiera podríamos orientarnos.

A veces olvidamos cuán importantes son los sonidos para conocer el mundo. Seguro que has visto imágenes del Sahara, del Amazonas o la onírica Islandia de tonos purpúreos; y tal vez su falta de sonido te ha parecido “natural”, pues parecieran sitios silentes por la manera como apaciguan nuestra mente con sólo mirarlos. Pero lo cierto es que están repletos de sonidos. Y muchos de ellos, ni siquiera sabemos que existen.

Existe un precioso proyecto que se ha dedicado a difundir las sinfonías naturales.

Los sonidos de la Tierra reúne decenas de exquisitos paisajes sonoros.

Esta colección nos permite acceder a las delicias sonoras de remotos territorios, y viajar auditivamente entre sus más insólitos rincones. Aquí te dejamos algunos de estos exquisitos paisajes sonoros, para que te hagas uno con la naturaleza y todos sus entornos.

Desierto del Sahara

sonidos-tierra-naturaleza-paisaje-sonoro-natural

Selva del Amazonas, Sudamérica

sonidos-tierra-naturaleza-paisaje-sonoro-natural

Yellowstone National Park, Estados Unidos

sonidos-tierra-naturaleza-paisaje-sonoro-natural

Islas Galápagos, océano Pacífico

sonidos-tierra-naturaleza-paisaje-sonoro-natural

Bwindi National Park, Uganda

sonidos-tierra-naturaleza-paisaje-sonoro-natural

Vatnajökull, Islandia

sonidos-tierra-naturaleza-paisaje-sonoro-natural