El canal de YouTube Nomadic Ambience te traslada a cualquier ciudad que quieras visitar de una manera única y muy natural: a través del sonido. Todo para que utilices el ruido de la ciudad para dormir mejor. 

sonidos-ciudades naturales mundo

Kyler Boone es un joven de 31 años que tiene dificultades para dormir cuando no hay ruido. No todo lo que busca es paz, ya que le gusta dormir y relajarse con los sonidos naturales de las ciudades. Ya sea lluvia, el caminar de la gente, vendedores o cualquier otro sonido que llene su mente de experiencias auditivas.

El sonido se vuelve pensamiento. Nuestro cerebro convierte todo lo que escuchamos en datos, en letras, oraciones o palabras para poder comprender lo que vemos y otros nos quieren decir. El sonido recorre una odisea para llegar a todos los rincones de nuestro cerebro.

Las ondas de sonido atraviesan el canal auditivo y golpean el tímpano, cuyas vibraciones se transfieren a pequeños huesos, para luego llegar al oído interno y habitar el órgano de Corti donde se encuentran las neuronas que reciben la información y terminan por decodificar el sonido a través de señales eléctricas.

Dominic Ewan

También en Ecoosfera: Escucha estos escalofriantes sonidos captados por la NASA en el sistema solar (audio)

Tal como recorrer una ciudad… eso es el sonido en nuestro cerebro. Es por esto que visitar distintos lugares a través de los sonidos es la manera ideal de conocer lugares lejanos, además de ser un método para dormir mejor. Al igual que Kepler, cuando plasmó las excéntricas voces de los planetas, o los astrónomos descubriendo los vívidos sonidos del sistema solar.

Cada cosa en el espacio y el planeta tiene un sonido y Kyler eligió ser el canal a través del cual unir estos sonidos con personas alrededor de todo el mundo y así transportar a estos últimos a lugares como Nueva York, Chicago, México, Islandia, Tokio o Montreal.

Sólo es cuestión de sumergirse en los videos del canal Nomadic Ambience para que tus pensamientos sean nómadas y puedas así disfrutar de los sonidos tan característicos de cada ciudad. ¿Estás listo?

Sigue leyendo: Sonidos que nadie puede explicar (ni siquiera la ciencia)