La última vez que la Tierra vio descender material lunar, fue hace cuatro décadas. Cuando la antigua Unión Soviética lanzó la misión robótica lunar Luna 24 en 1976. Desde entonces, no se había concretado una misión con esta finalidad y finalmente el gigante asiático, lo logró. La sonda lunar de China aterrizó en la Tierra, para traer material lunar recolectado de la superficie y escombros a dos km de profundidad. 

Hablar de China es hablar de vanguardia y apuesta por el desarrollo científico. Tan solo hace unas semanas alcanzó la tan anhelada ‘supremacía cuántica’, al diseñar la computadora más rápida de la faz de la Tierra. Recientemente, en medio de la controversia, también encendió su ‘sol artificial’, su primer reactor nuclear para la obtención de energía de fusión.

sonda china material lunar change 5
Administración Espacial Nacional China.

Ahora, la cápsula lunar de la sonda china Change’e-5, descendió del cosmos para traer material lunar. El aterrizaje de la cápsula se produjo en el distrito Siziwang de Mongolia Interior, al norte de China. Así lo dio a conocer la Administración Espacial Nacional China (CNSA).

La cápsula se desprendió de su módulo orbital y rebotó en la atmósfera de la Tierra, para reducir su velocidad antes de atravesarla y emprender el descenso en paracaídas. La sonda Change’e-5 está compuesta por cuatro módulos, dos de los cuales se posaron en la Luna para recoger material el pasado 1 de diciembre.

Programa espacial chino 

El material consta de dos kilogramos de muestra de la superficie, además de rocas y arena extraídos de una profundidad de dos metros debajo de la corteza del Océano de las Tormentas. El equipo de la CNSA preparó helicópteros y transporte todoterreno para seguir la señal emitida por la cápsula. Así fue como la hallaron en la oscuridad de la vasta zona al norte de China.

©Xinhu News.

Luego de cuatro décadas de no obtener material lunar, los investigadores creen que las rocas y escombros recientemente recolectados, son miles de millones de años más recientes que las obtenidas por la Unión Soviética.

Se espera que las muestras de superficie lunar permitan ahondar más los orígenes de nuestro satélite natural. Además de su formación y la actividad volcánica en su superficie.

La misión completada con éxito forma parte del nuevo programa espacial chino, que en 2019 consiguió el primer alunizaje en la cara oscura de la Luna. Otros proyectos cercanos incluyen, una estación espacial china para 2022 y misiones tripuladas a Luna y Marte.

Sigue leyendo: China, Estados Unidos, Dubái: ¿quién va al frente de la carrera espacial?