Sobre el río, sus incontables símbolos y por qué nos ayuda a entender la vida

Estos cuerpos fluviales han inspirado vida, arte, reflexión y muerte. En sus orillas se ha edificado la humanidad. Son meditación en progreso.

¿La vida se parece al fluir de un río, o el fluir del río nos enseña a interpretar la vida? Sea como sea, los ríos tienen una carga mística y por supuesto, geográfica: la humanidad se edificó en sus orillas.

 

El río se asemeja a la vida

A lo largo de la historia, los ríos han inspirado vida, arte, reflexión y muerte. Para Jorge Luis Borges, esta corriente natural de agua representaba el tiempo:  

El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego.

El fluir del agua a través de la historia y la mitología, y como tributo a las bellas artes, ha sido una herramienta de interpretación de la realidad del ser humano.

Para la escritora Virginia Woolf, este caudal de flujo continuo fue inspiración y tumba. Ella solía recorrer el río Ouse, de donde tomaba aliento para escribir sus novelas, como La señora Dalloway, Al faro, Las olas y Entre actos. Era tal su fascinación que en 1912 alquiló una casa en Sussex, donde pasaría la primera noche de su matrimonio con Leonard Woolf y donde se refugiaría para recuperarse de su tercera crisis psicológica.

“Por encima de la piel del río, el aire frío de la primavera inglesa flotaba impregnado de gramíneas y arrastraba un perfume vegetal que contradecía cualquier idea de muerte”, narra uno de sus biógrafos.

simbolismo-del-rio-metaforas-vida-filosofia-rios-agua
Men Ji

Río místico o protector de lo oculto

Como si el río fuera el guardián de los secretos: debajo de su superficie yace algo (o alguien) oculto. La tierra atesora sus tesoros y lo que está enterrado allí permanece hasta que es desenterrado, pero un río es más inestable, renuncia a sus posesiones al azar.

Un río que atraviesa un paisaje atrapa al mundo y lo restituye redoblado; un mundo cambiante y deslumbrante, más misterioso que el que habitamos cotidianamente.

Olivia Lain escribe esto en su libro To the River: A Journey Beneath the Surface, en el que relata su experiencia a partir de que decidió recorrer -desde el origen hasta la desembocadura en el mar- el río Ouse.

Y como paisaje cautivador también está el río Dragón Azul en Portugal; los habitantes de sus orillas no consideraban fuera de lo común a este río, hasta que el fotógrafo Steve Richards lo vio desde las alturas y reveló su forma con una fotografía.

simbolismos-del-rio-metaforas-vida-rios-agua

Grandes vías fluviales que atraviesan el mundo, lo nutren y le dan vida. Llevan como basura las reliquias del pasado y concentran la sabiduría, como concluye Lain.

Hay un misterio acerca de los ríos que nos atrae a ellos, porque surgen de lugares escondidos y viajan por rutas que no siempre son el mañana donde podrían estar hoy.

 

Río como origen y semilla de las civilizaciones

El novelista polaco Joseph Conrad encontró en el río del Congo la semilla de lo que sería una de sus novelas cortas más reconocidas, Heart of Darkness. Durante 6 meses, Conrad mantuvo un diario detallado del río mientras viajaba por África. 

[En el río se encuentran] los sueños de los hombres, la semilla de las mancomunidades, los gérmenes de los imperios.

El libro ha sido interpretado desde diversos ángulos, ya sea como una exploración de la psique individual o como una profecía de genocidio.

simbolismo-del-rio-metaforas-vida-filosofia-rios-agua 1 4
Unsplash

 

La filosofía zen, o el río como proceso de meditación

simbolismo-del-rio-metaforas-vida-filosofia rios-agua

A diferencia del mar o los lagos, un río lleva un caudal que está en constante viaje y transformación, metáfora ideal para aquellas personas que han perdido el camino.

Todos los ríos corren hacia el mar; sin embargo, el mar no está lleno; hasta el lugar del origen de los ríos, allá vuelven. (…) Lo que ha sido, es lo que será; y lo que se hace es lo que se hará: y no hay cosa nueva debajo del sol.

La frase anterior es del Antiguo Testamento, y ejemplifica cómo la religión encuentra en el río una figura de renacimiento y flujo cíclico. Un río es un caos perfecto, nada ni nadie lo controla, y representa el placer de sentir que se abandona la sensación del yo. Meditación en progreso.



Una iniciativa te invita a observar aves donde quiera que te encuentres 🕊️

Aquí te decimos cómo ser parte del Great Backyard Bird Count mundial de 2019: ¡es extra fácil!

Observar aves es un arte, y una forma de alimentar nuestra empatía y nuestra conciencia. Además, la observación de pájaros es una forma de ayudar a la conservación de las más de diez mil especies de aves que existen.

Si tú también eres amante de esta noble actividad, o te gustaría aprender a hacerlo, es tu oportunidad. Como cada año, el Bird Count llama a los observadores de aves a ser parte de su Great Backyard Bird Count, al cual se reclutaron, en 2018, a personas de más de 100 países, quienes subieron 180 mil datos.

El Great Backyard Bird Count de 2019 tendrá lugar del 15 al 18 de febrero, tiempo en que los observadores de aves tendrán tiempo de hacer sus observaciones y hacer una lista con ellas.

Durante estos días, puedes contar y observar a los distintos tipos de aves por sólo 15 minutos cada día, o más tiempo si así lo deseas. Luego, debes pasar a digital tu reporte –en caso de haberlo hecho en una libreta– y subirlo en birdcont.org.

Cómo participar en el Great Backyard Bird Count 2019, del 15 al 18 de febrero:

bird-count-observacion-aves-mexico-conteo-mundial-anual

  1. Regístrate con tu nombre en el sitio web del evento –aquí el enlace–.

  2. Elige un lugar dónde llevar a cabo tu conteo. Puede ser hasta a en tu patio, o en algún parque cercano a tu barrio o colonia. Registra la hora de inicio y finalización, la ubicación, el número y los tipos de aves que veas. Si te desplazas a otra zona, asegúrate de registrarlo.

  3. Sube tu lista al sitio web del evento.

Si nunca has observado pájaros, y te preocupa no identificarlos, no te preocupes. Puedes simplemente tomar nota de todas sus características: tamaño, forma, color, tipo de pico y marcas inusuales. Y también puedes tomar una foto. Además puedes apoyarte con las distintas apps para identificar aves que existen, como Merlin Bird ID.

En el portal de Bird Count también podrás ver el mapa en vivo que muestra los puntos en los distintos lugares donde las personas han subido una lista de verificación. Es decir, una gráfica en tiempo real de otras personas en el mundo que están sincronizadas en esta noble labor.

No dejes de participar, y ayuda a la ciencia en la conservación de las aves: esos delicados y a la vez indómitos seres que no dejan de sorprendernos.



Cómo hacer caminatas con mindfulness: consejos de un maestro zen

Una guía para meditar paso a paso (sin tropezar en el camino).

La práctica mindfulness es un camino en sí. Por eso podemos adecuar esta forma de meditación a decenas de actividades, como a las rutinas de ejercicio o a nuestras caminatas diarias.

caminatas-mindfulness-como-guia-zen

Aunque muchos toman el mindfulness como una moda pasajera, en realidad se trata de una práctica milenaria, cuyos pioneros son los monjes zen. Para estos maestros, el mindfulness trasciende el instante para convertirse en el eje sobre el que gira su vida. Es debido a ello que los monjes zen, antes de meditar, ordenan su espacio vital, ya que dicha actividad es considerada análoga a la limpieza de la mente y necesaria para empezar las sesiones de meditación.

Si bien tanto el mindfulness como el zen son ideas y prácticas que han cobrado popularidad hasta el punto de lo mainstream, ello no significa que hayan perdido valor. Lo más importante es que indaguemos en sus orígenes: que aprendamos de la sabiduría zen y sus prácticas de primera mano, y en que pongamos lo aprendido en práctica de manera que podamos trastocar radicalmente nuestro ser interior y nuestra cotidianidad, combatiendo el estrés y la ansiedad con ayuda de esta práctica y otros remedios naturales.

Un nuevo material que será de mucha ayuda para esto será el libro Walking Meditation: Easy Steps to Mindfulness, del maestro budista zen Thich Nhat Hanh, quien además es un consagrado activista vietnamita por la paz. En su libro, Hanh insiste en que las caminatas con mindfulness pueden realizarse en cualquier lugar: porque meditar no es sólo cuestión de encontrar un nicho en paz y en completo silencio. Este maestro zen nos pone el ejemplo, meditando hasta en aeropuertos. Según dice en su libro, las caminatas con mindfulness pueden realizarse hasta caminando del estacionamiento a la tienda.

Thich Nhat Hanh en Vietnam

Además, el maestro Hanh hace una recopilación de poemas y reflexiones de maestros zen, que no sólo sirven como guía para nuestro recorrido mindfulness, sino que incluso llegan a ser divertidos –porque no todo en el zen es solemnidad y pureza–. Una de las intervenciones que retoma es por demás práctica:

Cuando practique una caminata con mindfulness en lugares públicos, siempre respire normal. Camine lento, pero no demasiado lento, porque no querrá que otros piensen que usted es demasiado anormal. Camine un poco más lento que su paso regular, un poco más rápido que su paso en interiores. De esta manera podrá disfrutar de paz y serenidad mientras camina, sin hacer pensar a la gente a su alrededor que está incómodo.

Recomendamos la lectura íntegra de este libro, el cual asegura que “mediante la práctica mindfulness de la respiración y la caminata, tanto tu mente como tu cuerpo se volverán naturalmente más ligeros, calmados y claros”. Mientras te haces de esta útil guía, aquí te dejamos algunos hacks para hacer caminatas con mindfulness.

4 pasos para hacer camintas mindfulness

Siéntete cómodo contigo mismo

Es decir, con todo: con tu velocidad, tu respiración, tus pasos, tu postura, y busca un estado psíquico de paz.

No apures el paso ni el proceso

Aprender a hacer caminatas relajadas, en un mundo que va de prisa, sin duda no es fácil. Un consejo es saber que el proceso del mindfulness siempre debe ser gradual. No lo fuerces.

Sincroniza tu respiración y tus pasos

Normalmente disociamos la mente del cuerpo. Pero sus procesos están bajo una sinergia permanente. Por eso es importante que sincronices tu respiración con tus pasos: el ritmo es un principio vital.

El camino es un medio

Recuerda que no dejarás de caminar mientras tengas vida. No busques una meta. Concéntrate en el desarrollo de tus habilidades, y cultiva la felicidad en el presente.

No buscamos la práctica de la caminata mindfulness para erradicar el dolor. Usamos la energía del mindfulness para estar en mejor contacto con nuestros sentimientos y emociones, y para aprender a aceptarlos.

*Imágenes: 1) cc, edición Ecoosfera; 2) cc; 3) valleydragon