La astrología se separó de la ciencia y la astronomía mucho tiempo atrás, cuando Copérnico y Galileo resolvieron que los planetas orbitan alrededor del sol. A partir de ahí, la astrología navegó sola sin una base concreta y con muchas teorías por delante, entre ellas, el significado del signo zodiacal.

zodiaco

Hoy en día, todos sabemos nuestro signo zodiacal gracias a nuestra fecha de nacimiento, la cual designa si somos Acuario, Capricornio, Cáncer o tal vez Géminis. Sin embargo, la ciencia ha comprobado que el uso de las fechas para definir el zodiaco no es tan correcto.  

Las constelaciones, que se rigen también por las fechas, son imágenes producidas por muchas culturas para explicar otras nociones de la vida diaria. En el cielo, las 12 constelaciones están repartidas de una forma muy distinta.

Algunas constelaciones podrán ser más grandes que otras e incluso su forma puede variar. Esto quiere decir que los signos astrológicos no podrían alinearse directamente con las constelaciones del zodiaco, ya que estas últimas no tienen un lapso de rotación fijo y definido, gracias a la precesión.

 

¿Qué es la precesión?

En la antigüedad, las constelaciones fueron establecidas de acuerdo al movimiento que en ese tiempo tenía la Tierra. La realidad es que el gran planeta azul puede tambalearse y cambiar un poco la posición de las constelaciones. No obstante, esos pequeños grados de rotación o inclinación de la Tierra alteran el estado de las constelaciones. A este cambio gradual que se produce cada cierto tiempo y altera la vista del zodiaco desde la Tierra se le conoce como precesión.

Si lo observamos desde esta perspectiva, las predicciones de la astrología no podrían ser totalmente definitivas si nuestro signo zodiacal cambia conforme la Tierra va inclinándose o girando. De acuerdo con Hiparco de Nicea, el astrónomo que descubrió la precesión, las constelaciones van mudando.

signo-zodiacal-significado

Es posible que hace millones de años la primavera cayera en Aries y ahora, miles de años después, esté en Piscis y después en Acuario, y así el ciclo irá avanzando y repitiéndose a través del tiempo.

Puede que ahora tu cumpleaños pertenezca a la constelación de Virgo, pero es posible que en unos años seas Tauro o Leo debido a la precesión. La ciencia ha hablado y según los cálculos astronómicos, tu futuro basado en un signo es un completo error.

 

Si hoy sacamos tu signo zodiacal, sería el siguiente:

signo-zodiacal-ciencia-constelaciones
The Ever-Changing Sky: A Guide to the Celestial Sphere, de James B. Kaler

Constantemente, la astrología suele ignorar las influencias astronómicas y los elementos gravitacionales de la Tierra. Podemos dejarnos llevar por algunas predicciones que nos diviertan un poco, pero los estudios son reales. Si quieres creer en tu signo zodiacal, entonces podemos asegurarte que tienes un poco de todo en tu vida.

 

Sigue leyendo: ¿Cuál es la mejor mascota para ti según tu signo del zodiaco?