Durante milenios los eclipses han formado parte de los rituales sagrados de las culturas ancestrales. Considerados como espirituales por unos y de mal presagio por otros, lo cierto es que hay una conexión mística entre estos fenómenos astronómicos y la conciencia humana. Buscar respuestas ante estos imponentes eventos es casi de naturaleza humana, y por ello muchos se preguntan el significado espiritual detrás de fenómenos como el eclipse solar y lunar.

significado espiritual eclipse solar

Significado escondido en el lenguaje

Para dilucidar el significado espiritual del eclipse solar, primero hay que remontarnos a las culturas antiguas y la etimología del vocablo. El término eclipse proviene del griego ἔκλειψις (ekleipsis), cuyo significado es ‘abandono’ o ‘desaparición’. A su vez ekleipsis proviene del vocablo ἐκλείπειν (ekleipein), que se compone de ἐκ ‘separar desde dentro hacia afuera’ y λείπειν (leipein) ‘dejar’.

eclipse solar significado

Así, los eclipses ya sean lunares o solares, representan el abandono momentáneo de la luz, que no necesariamente debe afrontarse como algo negativo. Por el contrario, es el momento adecuado para cerrar ciclos, cortar patrones nocivos que dañan tu ser y establecer un nuevo panorama aprovechando la apertura cósmica. La falta de luz abre una ventana hacia la reflexión, no hay claridad para mirar hacia afuera y si no hay camino hacia afuera en ese momento, lo único que queda es voltear hacia adentro. Tomar el pasado, reflexionarlo, soltarlo y entonces, cuando la luz retorne, estaremos preparados para un nuevo comienzo.

Momento místico para cultivar el ser

Puedes vivir el eclipse organizando un pequeño ritual para cultivar el cuidado de sí mismo. Al no ser momentos de mucha luz, tampoco lo son de mucha energía, lo mejor será quedarse en el hogar. Y con hogar nos referimos al sitio seguro donde puedas ir hacia adentro para soltar lo que ya no necesitas en tu vida, para ‘separar desde dentro hacia afuera’ (ἐκ). La alineación del Sol, la Luna y la Tierra, nos regala reflexiones mágicas llenas de oscuridad para agarrar impulso y volver a salir a la luz.

eclipses

Los eclipses ocurren por la interacción del Sol, la Luna y la Tierra, gracias a la danza cósmica a través de sus órbitas de estas dos últimas. Nuestro planeta y su satélite natural están en constante movimiento, se desplazan todo el tiempo y giran sobre su propio eje. Dentro de este movimiento, eventualmente llegará un momento en que los tres orbes se alinearán y justamente aquí es cuando se producen los eclipses.

El eclipse solar anular ocurre cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, así desde nuestra perspectiva se produce una ocultación momentánea de la luz del astro mayor. Como consecuencia se crea un trayecto sombreado en algunas regiones del planeta. Pero estos eventos astronómicos son tan relevantes que el mundo entero se mantiene pendiente de ellos, incluso si no tiene omnipresencia.

Sigue leyendo: Eclipse solar anular de junio 2021: cómo, cuándo y dónde ver el eclipse anillo de fuego