Entre la escasez de agua y las inundaciones, la complicada relación del capitalino con el agua podría empezar a mejorar. Y es que la actual jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, ha presentado un programa que propone implementar un sistema de captación de agua de lluvia en viviendas de la Ciudad de México, beneficiando a 100,000 familias para fines de su administración.

El presupuesto de 200 millones de pesos será invertido en alcaldías como Iztapalapa y Xochimilco en un primer momento, a través de un proceso de licitación transparente. Las primeras zonas beneficiadas serán donde se concentran los rezagos históricos en cuanto a infraestructura pluvial, como es el caso de las alcaldías mencionadas.

Además de comprar e instalar los sistemas, el programa contempla un trabajo de sensibilización y capacitación para las familias beneficiarias. El costo de cada sistema ronda los 20,000 pesos, dependiendo de las condiciones de la vivienda; pero a partir de la capacitación, el sistema de captación puede entregar 5,000 litros de agua al año con un mantenimiento relativamente sencillo.

La convocatoria para licitar comienza a mediados de febrero próximo, la capacitación en marzo y la instalación de los primeros 10,000 sistemas en abril de este año.

Promover el uso de energías alternativas y un mejor aprovechamiento del agua pluvial es un buen paso rumbo a una ciudad sustentable, pues en la Ciudad de México, las enormes divisiones sociales agravan los rezagos tecnológicos de muchas alcaldías.