La CDMX al fin tendrá captación de aguas pluviales (y esto es una gran gran noticia)

El sistema es capaz de cosechar 5,000 litros de agua al año y tiene un bajo costo de mantenimiento e instalación.

Entre la escasez de agua y las inundaciones, la complicada relación del capitalino con el agua podría empezar a mejorar. Y es que la actual jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, ha presentado un programa que propone implementar un sistema de captación de agua de lluvia en viviendas de la Ciudad de México, beneficiando a 100,000 familias para fines de su administración.

El presupuesto de 200 millones de pesos será invertido en alcaldías como Iztapalapa y Xochimilco en un primer momento, a través de un proceso de licitación transparente. Las primeras zonas beneficiadas serán donde se concentran los rezagos históricos en cuanto a infraestructura pluvial, como es el caso de las alcaldías mencionadas.

Además de comprar e instalar los sistemas, el programa contempla un trabajo de sensibilización y capacitación para las familias beneficiarias. El costo de cada sistema ronda los 20,000 pesos, dependiendo de las condiciones de la vivienda; pero a partir de la capacitación, el sistema de captación puede entregar 5,000 litros de agua al año con un mantenimiento relativamente sencillo.

La convocatoria para licitar comienza a mediados de febrero próximo, la capacitación en marzo y la instalación de los primeros 10,000 sistemas en abril de este año.

Promover el uso de energías alternativas y un mejor aprovechamiento del agua pluvial es un buen paso rumbo a una ciudad sustentable, pues en la Ciudad de México, las enormes divisiones sociales agravan los rezagos tecnológicos de muchas alcaldías.



Cómo crear un recolector de agua de lluvia, paso a paso

Esta instalación podría marcar la diferencia entre la escasez de agua y un acceso digno y libre al líquido vital, para ti y tu familia.

Una idea de la que nadie puede prescindir es que el agua, más allá de toda creencia, es un elemento sagrado. Algo que sin duda es necesario meditar, y comprender que, como colectividad, requerimos preservarla a lo largo del tiempo. En este sentido, elaborar un recolector de agua de lluvia es una forma de mostrar esa consciencia, y una responsabilidad mínima ante la probable escasez de este líquido vital.

Quizá te resulte inspirador saber que mujeres en Sudáfrica han hecho ingeniosos sistemas de recolección para sobrevivir a las sequías. Recolectar agua de lluvia es fundamental para aprovechar al máximo este recurso en cualquier país, y la simple acción de construir tu propio recolector de agua de lluvia es una pequeña iniciativa que a la larga podría salvar a la región donde vivas de la escasez de agua.

recolector agua de lluvia

Es el caso de la Ciudad de México, una de las tres ciudades que se enfrentan a una temprana crisis de agua. Bajo el lema lluvia para todos, proyectos como el de Isla Urbana se dedican a la instalación de recolectores de agua en poblaciones de bajos recursos, asegurando que la crisis podría evitarse si cada casa tuviera su propio recolector de agua. Y sobre todo en México, donde abunda la lluvia.

De ahí que en Ecoosfera te enseñamos a hacer tu propio recolector de agua de lluvia, de la manera más fácil. Haciéndolo contribuirás a evitar inundaciones, a extraer menos agua de los mantos acuíferos, ahorrarás la energía que se utiliza en los sistemas de bombeo y utilizarás agua libre de cloro. ¿Y lo mejor? Es una forma de tomar este recurso natural con libertad y naturaleza, prescindiendo de su carencia.

Para elaborar tu recolector de lluvia necesitarás:

Materiales:

  • Barriles para almacenar agua

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

Pueden ser incluso botes de basura grandes. Lo importante es que puedan contener entre 100 y 200 litros de agua. Puedes comprarlos en línea, o conseguir los que se usan en restaurantes para almacenar comida. Sólo asegurate de desinfectarlo perfectamente.

Lo demás lo consigues en cualquier ferretería:

  • Llaves para manguera, de 2.4cm, con roscas para tubos de 1.8cm. Se verían ya instalados como los de la foto de arriba, o por separado así:

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • Juntas de 1.8cm x 1.8cm (el mismo número de barriles que vayas a tener)

 

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • Bujes de 1.8cm x 1.8cm

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • 1 rosca de tubo con adaptador para manguera de 2.5cm

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • Contratuercas de 1.8cm

 

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • 4 arandelas metálicas por cada barril

 

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • 1 rollo de cinta de teflón

 

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • 1 tubo de sellador de silicona

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • 1 codo de bajante pluvial para conectar el desagüe al primer barril recolector

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • Tela de mosquiteros de aluminio (pequeños rectángulos que funcionarán como filtro en la parte de arriba de tu recolector)

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

  • 6 bloques de cemento por cada barril y un poco de grava  (como base)

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

Herramientas:

Taladro con broca de 1.8 mm, sierra manual, tornillos, guantes y lentes de protección.

Instrucciones:

Antes que nada, debes tener instalado un sistema de caneletas y tuberías, aquellas que normalmente llegan directo al piso. Modificarás el camino del agua, ayudándote del bajante pluvial (o codo). Pero primero debes hacer esto:

1) Construye una plataforma para el sostén de los barriles con los bloques. Aplana la zona lateral del desemboque del bajante pluvial o el tubo de metal que va de las canaletas del techo al piso.

2) Coloca una copa de grava en un rectángulo que hayas cabado, de 10 a 15 cm de profundidad, llenándolo con una capa de grava y con los bloques de cemento, y luego coloca los barriles. 

3) Taladra o serrucha un hueco en el barril por donde caerá el agua, o en la tapa del bote de basura. Debe de ser del tamaño del bajante pluvial, para poder ajustarlo a él y no queden huecos. Realiza un agujero de 1.8cm en el costado para colocar la llave, a una altura que quepa un balde para tomar el agua posteriormente. Aplica sellador en el borde del hueco, tanto fuera como dentro del barril. Pon la llave, reuniendo la junta y la llave. Para hacerlo utiliza la cinta de teflón que envuelven los bordes enroscados, así quedará más hermético y evitarás cualquier fuga. Coloca una arandela en el tubo desde adentro, e inmediatamente después el buje para que fije la llave en el lugar.*

*Si tienes duda sobre esto, consulta antes a un experto en la tienda a la que acudas. Él sabrá orientarte sobre cómo colocar perfectamente todas estas piezas, que a fin de cuentas no son sino una llave cualquiera conectada a tu bote recolector.

recolector-agua-lluvia-como-hacer-paso-a-paso-crisis-agua-escasez-aprovechar-agua-lluvia

4) Crea una válvula de desagüe taladrando otro hueco a unos centímetros de la parte superior del barril (esta te puede servir después para conectar todos tus barriles). Tras colocar el sellador, pon la arandela en el adaptador de la manguera metiéndola en el hueco desde afuera. Después, pon la otra arandela en las roscas de adentro, añadiendo algo de cinta de teflón y una tuerca para ajustar todo. Finalmente, coloca la manguera directamente sobre la válvula.

5) Monta el sistema de recolección armando el codo de bajante pluvial. Conectalo poniendo el barril en la plataforma, de manera que se ajuste el agujero de la tapa con el bajante para que el agua desemboque en el barril. Corta el canal con una sierra, fijándo el bajante con tornillos y asegurándote de que estén bien apretados. Recuerda que el codo debe desembocar dentro del barril; no es suficiente que quede encima de él.

Conecta el barril al codo usando la sierra para cortar un hueco en la tapa del barril, de manera que el borde del codo quede dentro. Finalmente, haz un pequeño filtro con el mosquitero, para filtrar el exceso de tierra que haya en el tejado.

Si pusiste más barriles, los puedes conectar mediante la válvula de desagüe, pero el segundo barril necesitará un tercer agujero que funcione como desagüe, y así sucesivamente. Este debes hacerlo con el taladro a la altura de la válvula de escape, siguiendo los pasos de arriba para colorar la llave: colocando sellador en el agujero, luego el adaptador de manguera, dos arandelas y cinta teflón para ajustar. Luego puedes conectar los barriles entre sí con una manguera, que puedes comprar por metros en cualquier ferreteria, o con tubos delgados de PVC, para que se reparta el líquido.

Con este video realizado por el canal de youtube de SODIMAC puedes guiarte visualmente para hacer el recolector de agua:



Ley obligaría a captar el agua de lluvia en la Ciudad de México

Esta disposición quizá transformaría la manera en que aprovechamos y valoramos el agua de lluvia en los hogares.

Por muchos años se confió en la viabilidad de las presas artificiales para el abasto de agua. Pero la anterior medida, además de atentar contra la topografía natural, requiere de una enorme infraestructura, que a largo plazo es muy costosa: imagina el mantenimiento que requieren las mega tuberías que recorren el subsuelo para alimentar a megapolis como  la Ciudad de México. El uso de presas es aún más obsoleto, si se piensa en el agua de lluvia desperdiciada. Por esto, ecologistas pugnan por transformar el modelo de abasto de agua: la captación de agua puede  hacerse desde cada hogar.

Una nueva iniciativa de ley en la Ciudad de México (La Ley de Agua y Sustentabilidad Hídrica), obligaría a que las nuevas construcciones incluyan sistemas de captación de agua pluvial como requisito para conseguir los permisos de edificación. Además otorgaría incentivos fiscales, a quienes implementen la captación a sus espacios. Aunque la ley aún deberá ser aprobada por la asamblea legislativa del Distrito Federal, es la primera en su tipo en este país.

En México se desperdicia el 72% del agua pluvial, según la ONG Fondo pala la Comunicación y Educación Ambiental A.C, un absurdo que podría eliminarse a partir de la transformación cultural, y la inserción, obligatoria, de sistemas de captación de agua. El creador de Isla Urbana (Enrique Lomnitz): un proyecto que monta sistemas de captación de lluvia en zonas marginadas, asegura que la inversión en uno de estos sistemas se recupera, gracias a la captación del líquido, en tan solo un año.

La mayor parte del agua de lluvia en las ciudades mexicanas se desaprovecha en las cañerías, esta nueva ley podría figurar una nueva etapa en la manera en que  se concibe socialmente al vital líquido. Aunque los proyectos hidrológicos de gran magnitud se gestan desde el gobierno, la conciencia ciudadana sobre la viabilidad en la captación de agua pluvial es todavía escaza. Afortunadamente, la cultura cambia, y en ocasiones, algunas medidas legales aceleran el proceso: quizá esta iniciativa concrete uno de estos acertados casos.