Aunque antes una relación larga era casi obligatoria debido a las normas que imponía la sociedad, hoy en día es cada vez más notoria la tendencia de muchas personas a amar de otras maneras y bajo otros ritmos.

Y no cabe duda de que en los tiempos actuales muchos prefieren mantener, por ejemplo, relaciones de sexo casual. Pero, ¿de qué depende esa predilección? La manera en la que decidimos cómo amar –y por cuánto tiempo– tiene mucho que ver con nuestras personalidades, según se ha podido averiguar a partir de diversos estudios.

En ese sentido, los trastornos de la personalidad pueden jugar un rol importante en las decisiones que tome una persona respecto al amor y al sexo, como se demostró en un estudio reciente publicado en el Journal of Sex Research.

sexo-casual-trastornos-personalidad-relaciones-afectivas

Según este estudio, los individuos con trastornos de la personalidad tienden a estar más interesados en el sexo casual, y lo prefieren por sobre los compromisos que implican las relaciones serias. El autor de la investigación, Peter Karl Jonason, dijo para PsyPost:

Hay un acervo considerable de investigaciones sobre cómo las personalidades “normales” se relacionan con diversos aspectos del sexo y las preferencias en lo que a relaciones se refiere, pero hay mucho menos sobre cómo algunas patologías de la personalidad se vinculan con ello.

Para el estudio se encuestó a 702 estudiantes sobre los rasgos de su personalidad, su historia de vida y lo que los investigadores denominaron “sociosexualidad”. Aquellos que demostraron tener algún trastorno de personalidad o patología emocional –por ejemplo, de desapego o desinhibición– estaban más interesados en el sexo casual que otros participantes.

Además se probó que los hombres prefieren relaciones de sexo casual, no así las mujeres. Según explicó Jonason, al parecer esto –y el propio trastorno de personalidad– podría estudiarse a partir de conocer la “velocidad” de la historia de vida de cada individuo y cómo influyó su infancia en su personalidad.

sexo-casual-trastornos-personalidad-relaciones-afectivas

Es probable que un niño que tuvo una infancia impredecible opte por relaciones de sexo casual, con el afán de procrear a más temprana edad. En contraste, las personas cuya infancia fue más estable son menos propensas a los trastornos de la personalidad y tienen una estrategia de vida más lenta, proclive a sentar las bases de relaciones largas.

No obstante, los investigadores advierten que este experimento no es concluyente, ya que la correlación entre personalidad y preferencias afectivas y sexuales es un campo de estudio muy complejo, en el cual ambas cuestiones podrían influirse mutuamente.

Pero, sin duda, este tipo de investigaciones nos pueden acercar a saber más de nosotros y de lo complejo del mundo de la afección humana.