Alguna vez Brian Eno, el famoso músico, dijo que aspirar a un trabajo era una forma de acabar con la creatividad del ser. Esta visión no provino de un pensamiento arbitrario, sino de una reflexión sobre el viacrucis que algunos atraviesan al enfrentarse a una jornada laboral excesiva. Tal vez la idea de Eno no resonó en el mundo, pero al menos Islandia dio el primer paso con la semana laboral de 4 días.

El trabajo per se no es malo, sino que la sociedad que ahora vivimos ha perdido la conciencia sobre lo que es un trabajo saludable. Es decir, uno que no nos robe todo nuestro tiempo o bien uno que ayude a conservar nuestra creatividad. En palabras de Eno:

“Trabajemos por un futuro donde todos estén en posición de hacer eso [lo que queramos con nuestro tiempo]”

sindrome-desgaste-profesional-burnout-trabajo

En cierto sentido, la libertad creativa no solo depende de uno mismo, sino que es un trabajo colectivo. Desplegar la creatividad sin atenernos a trabajos explotados o sacrificios irrealizables es el mayor reto tanto personal como global. Incluso, la OMS ha declarado que una semana laboral excesiva repercute gravemente en la salud de una persona:

“Trabajar 55 horas o más por semana es un grave peligro para la salud. Es hora de que todos, los gobiernos, los empleadores y los empleados nos demos cuenta de que las largas jornadas laborales pueden provocar una muerte prematura”- Maria Neira, directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS.

Habrá que empujar porque en un futuro, como dice Eno, se haga realidad la libertad de creatividad y para esto parece que Islandia está dando el primer paso.

Islandia prueba la semana laboral de 4 días

De acuerdo con un reciente estudio realizado por Autonomy y la Asociación para la Sostenibilidad y la Democracia de Islandia, se probaron los efectos de una soñada jornada laboral de solo cuatro días. El ensayo comenzó entre 2015 y 2019 donde se redujeron las semanas laborales de 40 hora a sólo 36 horas, los resultados fueron esperanzadores.

La investigación incluyó a más de 2,500 trabajadores, los cuales tenían trabajos de todo tipo: en hospitales, guarderías, tiendas, oficinas, etc. Los turnos incluían desde trabajos típicos de 9 a 5, así como horarios de turnos más variables.

El análisis de datos resultó en que los trabajadores que probaron la jornada laboral de 4 días aumentaron su productividad en el trabajo. Reportaron beneficios importantes tales como: menos estrés, más energía y mayor tiempo para pasatiempos.

“Este estudio muestra que la prueba más grande del mundo de una semana laboral más corta en el sector público fue, en todos los aspectos, un éxito abrumador”, apunta Will Stronge, director de investigación en Autonomy.

semana laboral 4 dias islandia
Kristin Wilson

Del cambio individual al colectivo

El caso de Islandia es, hasta ahora, el único en el mundo tan exitoso. Tras la difusión de la prueba, la jornada laboral de 4 días se extiende por toda Islandia. Al día de hoy, más del 86% de la fuerza laboral del país ya vive una semana laboral más corta.

Es posible que por ahora nada más sea Islandia, pero sabemos que el éxito generalizado de esta medida puede migrar hacia otros horizontes. Al final del día, la visión de Brian Eno puede volverse una realidad, después de todo el cambio es parte de la evolución y el equilibrio de la humanidad.