La Nasa Aún No Confirma La Tormenta Geomagnética De Hoy

La NASA aún no confirma la tormenta geomagnética de hoy

La noticia sobre una tormenta solar este 19 de julio ha levantado las alarmas, pero ¿qué sucederá realmente?

Las noticias sobre tormentas geomagnéticas son a menudo uno de los titulares que más alarma a los lectores y no es para menos, pues el Sol envía materiales radiactivos hacia la Tierra de vez en cuando y estos provocan una reacción del campo magnético. Sin embargo, debemos estar informados sobre qué consecuencias posibles tendrían lugar en el planeta para saber cuándo mostrar preocupación ante un titular de esta clase. Recientemente se dio a conocer que durante el próximo 19 de julio una tormenta solar impactará la Tierra, alarmando sobre las posibles consecuencias pero, ¿qué significa realmente?

Comprendiendo las llamaradas solares

El Sol es un ente ambivalente, quizá el más importante en todo el Sistema Solar. Aunque es la fuente más grande de energía, no hay que olvidar que se trata de una estrella que está constantemente estallando en fusión nuclear. Por lo tanto, puede tornarse un tanto peligroso y arrojar grandes cantidades de material hacia nosotros, eventos que conocemos como llamaradas solares.

La NASA aún no confirma la tormenta geomagnética de hoy

Hace poco se dio a conocer la noticia de que un filamento salió despedido desde la estrella como una tormenta solar el pasado 16 de julio. La noticia augura un impacto directo con la Tierra el próximo 19 de julio, produciendo tormentas geomagnéticas y apagones de radio.

La información surgió de un tuit en donde se dice que la llamarada despedida por el Sol el pasado 16 de julio, podría provocar “fuertes auroras en latitudes medias”. Por esta razón, la información se desplegó rápidamente, ocasionando alarma en la población ante la posibilidad de una tormenta geomagnética fuerte. No obstante, cuando se trata del Sol se debe tener mucho cuidado sobre los datos que se despliegan pues, existe una gran complejidad detrás de sus llamaradas que debemos comprender antes de emitir un juicio.

Direct Hit! A snake-like filament launched as a big #solarstorm while in the Earth-strike zone. NASA predicts impact early July 19. Strong #aurora shows possible with this one, deep into mid-latitudes. Amateur #radio & #GPS users expect signal disruptions on Earth’s nightside. pic.twitter.com/7FHgS63xiU

— Dr. Tamitha Skov (@TamithaSkov)
July 16, 2022

Escalas de tormentas geomagnéticas y sus afectaciones

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), es la institución encargada de controlar los satélites meteorológicos espaciales que constantemente están recogiendo información sobre las condiciones climáticas de la Tierra y del espacio. Y justamente para monitorear las consecuencias de las llamaradas solares, ha especificado una escala de tormentas solares, tormentas geomagnéticas y bloqueos de radio.

Las llamaras solares son liberaciones súbitas de material desde la superficie solar, ocurren cuando las líneas de campo magnético de las manchas solares se enredan a tal grado que colapsan, enviando una gran cantidad de material solar hacia el espacio. Cuando este material es dirigido hacia la Tierra, impacta de lleno con el campo magnético, ocasionando lo que conocemos como tormentas geomagnéticas. Las tormentas geomagnéticas pueden a su vez ocasionar distintos fallos en las comunicaciones llamados por la NOAA como ‘bloqueos de radio’.

La NASA aún no confirma la tormenta geomagnética de hoy

Según la NOAA, la clasificación de peligrosidad de una llamarada solar es la siguiente: A, B, C, M y X, siendo A la más débil y X la más fuerte. Cuando estas llamaradas impactan en la Tierra (no siempre lo hacen), producen una tormenta geomagnética que también tiene una clasificación que va de la G1 a la G5, siendo la primera la menor de todas y la última la más extrema. Una vez que la tormenta geomagnética se produce en el campo terrestre, puede ocasionar algunos bloqueos en las comunicaciones de radio que se estiman desde R1 y hasta R5 en sentido ascendente.

Cuáles serán las consecuencias de la tormenta del 19 de julio

Una vez que tenemos claras las distintas escalas con las que la NOAA y la NASA miden la peligrosidad de una llamarada solar y sus consecuencias en la Tierra, podemos comprender cuándo una llamarada debería tildarse como realmente preocupante.

Acorde con la NOAA y sus satélites, la tormenta geomagnética que tendrá lugar el próximo 19 de julio, no superará la clasificación de tormenta G1 e incluso podría ser menor que esto. También apunta a que “no se pronostican características significativas de viento solar transitorio o recurrente”.

La NASA aún no confirma la tormenta geomagnética de hoy

Y en cuanto a las comunicaciones, la administración dijo que existe un 45% de que ocurra un bloqueo de radio de tipo R1-R2 y un 10% de que ocurra un bloqueo igual o mayor a R3. Según la escala de la NOAA un bloqueo R1 implica “afectaciones débiles o menores de las señales de alta frecuencia en el lado diurno [de la Tierra] y pérdida ocasional de radio comunicación”.

Por lo tanto, no hay nada de qué preocuparse pues aunque la Tierra estará recibiendo material solar, el campo magnético se encargará de neutralizarlo, tal como lo ha hecho durante millones de años. Incluso si el Sol se tornara demasiado activo y enviara una superllamarada solar, sus efectos no afectarían en lo absoluto a la vida en la Tierra, aunque sí que tendría implicaciones para la tecnología.

Total
0
Share