55 cancri e supertierra nasa

La NASA descubrió el “infierno” (y la iglesia habló al respecto)

Muchas han sido las aproximaciones humanas sobre el infierno. Podemos ir desde la filosofía con Dostoyevski hasta la misma religión con el catolicismo y desde un extremo a otro encontraremos distintas nociones sobre el infierno. Incluso, la NASA ha dicho que ha encontrado el infierno y tal vez es distinto al que pensaste.

Gracias a otro gran descubrimiento del telescopio James Webb, la NASA capturó nuevos datos de 55 Cancri e, un mundo que yace como un verdadero infierno debido a su masiva cobertura de lava.

55 cancri e supertierra nasa
ESO / L. Calçada

Según la NASA, la temperatura superficial de 55 Cancri e es superior al punto de fusión de los minerales, los cuales abundan en planetas como la Tierra. Sin embargo, lo más valioso de estos nuevos descubrimientos es que este exoplaneta posee una atmósfera dinámica, es decir, hay alteraciones de calor en su superficie.

Este simple pero valioso hecho apunta a que la atmósfera de esta supertierra podría contener grandes cantidades de oxígeno o nitrógeno, lo que lo haría en esencia una supertierra y un objeto cósmico digno de investigar debido a sus similitudes con la Tierra.

El infierno para la NASA y la iglesia

A simple vista 55 Cancri e parece un verdadero planeta infernal y así se refirió la NASA a esta supertierra, hecho que causó algo de polémica entre los integrantes de la iglesia católica quienes consideraron necesario precisar que el infierno no es un lugar, sino un estado de “privación eterna y definitiva de Dios”, de acuerdo con Mario Arroyo, sacerdote y doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma.

Si bien definir como tal el infierno es complejo, el pensamiento del científico, teólogo y literato Emanuel Swedenborg se acerca un poco más a una idea más universal sobre el infierno y el cielo.

supertierras 55 cancri e nasa
James Webb Telescope

Para Swedenborg tanto la noción de cielo como del infierno descansa en el mundo de los espíritus o reino intermedio. Es decir, en el propio mundo o pensamiento de las personas. Ahí, en ese reino intermedio, la intención y el entendimiento del cielo y el infierno depende del propio pensamiento.

Esto nos lleva a que pueden existir tantos mundos infernales y celestiales como la mente lo permita. Desde este sentido podemos entender que el mundo infernal de la NASA puede diferir de cualquier otro, pero eso no lo hace inválido, pues forma parte del pensamiento científico.

Entonces podemos entender que cada ser lleva consigo la idea de infierno y cielo o de otros tantos mundos. La NASA posiblemente no quiso definir en esencia el infierno católico, sino uno que yace de forma espectacular en el espacio y que se conforma de tanto fuego como nunca se había visto.

Total
68
Share