El pequeño corto titulado ‘Save Ralph’ tira del sarcasmo y la ironía para visualizar la cruda realidad detrás del testeo en animales de laboratorio. Ralph es el protagonista de la campaña de Humane Society of the United States, que busca concientizar a las masas sobre el maltrato animal al que la industria somete a diversas especies con el fin de buscar productos seguros de uso humano.

corto save ralph testeo en animales
Captura de pantalla “Save Ralph”

Pese a las actuales tecnologías, el testeo en animales sigue siendo el principal modo de comprobar que los productos no representan un daño para los humanos. ¿A cambio de qué? De la muerte de más de 115 millones de animales, incluyendo ratones, ranas, perros, conejos, monos, peces, reptiles y pájaros que son asesinados en laboratorios de todo el mundo.

Como si se tratase de objetos que no sienten y perciben dolor, los animales utilizados en laboratorios sufren distintas laceraciones crueles que terminan por destrozar partes de su cuerpo. En la mayoría de los casos, no se les suministran analgésicos para minar los dolores a los que son sometidos. Quemaduras, envenenamiento, privación de alimentos, laceraciones de piel, ojos y oídos, todo tipo de pruebas se realizan en animales para supuestamente salvaguardar al humano.

El corto que ayuda a sensibilizar sobre el testeo en animales

La imagen del propio Ralph resulta un oximorón en su máxima expresión. Con una personalidad adorable y una voz narrada por el director Taika Waititi, el aspecto dulce de Ralph contrasta completamente con su historia de vida. Como consecuencia del testeo, el conejo es ciego de un ojo y con su oído derecho sólo puede escuchar un eterno zumbido que nunca desaparece. Además, siente dolores en la espalda por las laceraciones en la piel con cada movimiento que realiza. Pero, en una irónica frase justifica su vida diciendo:

“…pero al final del día, está bien. Lo hacemos por los humanos, ¿verdad? Ellos son por mucho superiores a nosotros los animales”.

corto de testeo en animales
Captura de pantalla “Save Ralph”

A través de la humanización del personaje principal, el corto busca implantar conciencia ante los consumidores que con el poder de adquisición tienen también la responsabilidad en sus manos. Buscar productos libres de testeo animal debe convertirse en un imperativo categórico, así las grandes empresas se verán orilladas a buscar nuevas alternativas para probar sus productos.

En busca de legislaciones

Lamentablemente no existen leyes contundentes que protejan a los animales de este tipo de pruebas en los países de mayor producción de artículos provenientes de pruebas con animales. Las hay, aunque en su mayoría resultan ambiguas y fáciles de sortear, como es el caso de la Ley de Bienestar Animal Federal de los Estados Unidos. Es la única del país, avocada a la supuesta protección de animales en laboratorios de experimentación. Sin embargo, no cubre a ratas, ratones, pájaros, peces, reptiles y anfibios, que representan el 99% de animales utilizados en laboratorios.

La Unión Europea por su parte, desde febrero de 2003 impulsó la prohibición de testeos cosméticos en animales. La ley se divide en dos fases, la primera de ellas entró en vigor en 2004 donde se prohibió la experimentación con animales con fines cosméticos. Y en 2009 para los ingredientes de la misma industria.

testeo en animales
PETA

En 2013 comenzó la segunda fase que tiene qué ver con la comercialización y una paulatina retirada de productos concebidos desde la experimentación animal. A partir de ese año y hasta el 2023, las industrias cosmetiqueras deberán sacar de circulación productos que se hayan testeado en animales. Aunque existen lagunas en dicha ley y se siguen haciendo testeos en animales, ya que las marcas pueden eximirse si demuestran que no cuentan con un sistema alternativo fiable.

conejo ciego
PETA

Pese a ello, la Unión Europea trabaja para ampliar esta prohibición a un entorno global. La experimentación de cosméticos en animales y la comercialización de estos productos está permitida en el 80% de los países del mundo. Muy pocas son las naciones que se han sumado a la prohibición como Guatemala, Islandia, India, Israel, Nueva Zelanda, Noruega, Serbia, Suiza y Turquía.

Sin embargo, los mayores productores de cosméticos todavía no muestran claridad ante este escenario. Países como Estados Unidos, Taiwán y China son los que más testean productos en animales de laboratorio.

No sólo los cosméticos

Si bien es cierto que actualmente la industria cosmetiquera ha sido la que mayor crítica ha recibido por el maltrato animal, también es cierto que otras más también testean en animales. La farmacéutica también está en la mira.

experimentación con animales
PETA

Los presupuestos para pruebas de medicamentos en animales en nombre de la ciencia y la investigación. Según People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) en los últimos 13 años, la experimentadora de los Institutos Nacionales de Salud, Elisabeth Murray, ha recibido más de 36 millones de dólares de los contribuyentes. Como presupuesto para la experimentación en monos, serpientes y arañas para supuestamente estudiar enfermedades mentales en los humanos. No obstante, de todos los fondos y animales maltratados, no ha salido ni un solo tratamiento.

También en Ecoosfera: Elon Musk muestra a mono jugando al pong con la mente en prueba de Neuralink

Los medicamentos para cáncer son otro claro ejemplo. PETA muestra que el 93% de los medicamentos experimentales contra el cáncer, fracasaron en la primera fase de ensayos clínicos con humanos después de probarlos con ‘éxito’ en animales. El mismo caso aplica para las vacunas contra el VIH, al menos 85 de ellas han sido exitosas en primates. Pero ninguna ha resultado exitosa en humanos.

ratas de laboratorio
PETA

Las cifras hablan por sí mismas, testear en perros, primates, ratones, ratas y demás animales, no se extrapola al organismo humano. En la mayoría de los casos los testeos resultan en vano ante las pruebas clínicas con humanos.

La historia detrás de la experimentación animal es muy extensa. No bastarían estas líneas para explicar la cantidad de acciones crueles a las que las industrias someten a los animales en nombre de la ciencia y el bienestar humano. ‘Save Ralph’, el corto que muestra la crueldad detrás del testeo en animales es tan sólo una pequeña aguja en el pajar. Todo ser merece vivir con dignidad, debemos buscar formas de derrumbar la falsa idea de la supremacía humana, los animales sienten y se les debe tratar con igualdad. 

Referencias: 
PETA Latino. (2020). 11 Estadísticas Indignantes de Experimentos en Animales.
PETA Latino. (2020). Respuestas Sencillas Para 8 Preguntas Complejas, Incluyendo ‘¿Qué Es la Vivisección?’

Sigue leyendo: Marcas de cosméticos y productos de higiene personal libres de crueldad animal