A menudo, la sociedad señala las enfermedades mentales como resultado de un trastorno individual. Las experiencias, comportamientos y pensamientos son enfocados como responsabilidad de un solo ser. Sin embargo, la filosofía china destapa otro lado de la salud mental y sostiene que ésta es una responsabilidad colectiva.

Debemos partir de algo muy importante, la consideración del entorno. Si en alguna ocasión te sentiste deprimido, es posible que haya sido una reacción a circunstancias externas. El ser humano funciona a través de su propia interpretación del espacio exterior, de lo que sucede.

mente-salud-enfermedades-mentales-medicina

Se entiende que una persona no se deprime porque le duele el estómago o porque tiene una molestia en la rodilla. Ciertamente, en la salud mental se involucran elementos internos tales como la genética, los pensamientos o los estados emocionales.

Pero, de una u otra forma, todo esto está regido por factores sociales o externos. En el tratamiento es igual: la ciencia occidental ha decidido tratar las enfermedades mentales como una obligación personal y receta todo tipo de medicamentos para el problema de cada persona.

También en Ecoosfera: Sumérgete en la mente depresiva (y aprende a entenderla)

 

La salud mental como un estado compartido

No obstante, la filosofía china nos propone poner más atención a un enfoque comunitario sobre las enfermedades mentales. Es muy común que se pase por alto que las creencias culturales, las normas sociales e incluso la actitud colectiva contribuyen de una u otra manera al equilibrio de la salud mental.

Los antiguos eruditos chinos lo entendieron muy bien. En uno de los textos más antiguos de medicina china (el Huangdi Neijing Lingshu Jing), diversos pensadores clasificaron y discutieron los trastornos mentales y de comportamiento. Este texto es tanto descriptivo como orientador. Esta visión vincula la enfermedad mental con un aspecto filosófico y médico. Se refiere al cuerpo como una máquina que si se usa y sobrecarga termina por dañarse y sufrir lesiones y enfermedades.

trastornos-mentales-sociedad-filosofia-china

Por ejemplo, se reconoce que el trabajo en exceso puede producir una mente agotada y eventualmente resultar en un trastorno de estrés. Todo esto podemos evitarlo, según indican los eruditos de la filosofía china. La clave está en aprender a controlar la mente, debido a que los factores externos siempre serán proclives a desequilibrar la salud mental. Pero este no es un trabajo únicamente individual; reestructurar la forma en que las personas piensan también es una tarea colectiva.

Las características de las comunidades y culturas de las cuales uno es miembro tienen una gran influencia en la formación y expresión de nuestras emociones. Por ejemplo, actualmente no podemos dejar de ver la depresión como un efecto de los estándares que imponen las redes sociales. En otro sentido, podríamos ver la ira como resultado de una sociedad que vive en constante opresión. Creamos sociedades propensas a sentir ciertas cosas o sentirse de cierta manera a través de la cultura, la economía, la política, etcétera.

 

Cómo se crea una enfermedad o trastorno mental

Tengamos en mente que la enfermedad mental es, a menudo, una combinación entre predisposición genética y características situacionales. El ser humano tendrá una respuesta ante su entorno y ésta responderá en cierta medida a las expectativas y tendencias sociales. En este sentido, los eruditos chinos hablan de que las enfermedades mentales (o al menos una parte de ellas) están vinculadas con las normas conductuales y emocionales que imperan en las sociedades.

sociedad-salud-mental-filosofia-china

De cierta forma podemos tratar la salud mental en un nivel macro, pero debemos considerar la influencia de la conexión entra la salud mental y las emociones provocadas por la cultura que nos envuelve. A medida que las enfermedades mentales y otros trastornos se vuelven más comunes entre la sociedad, resulta indispensable considerar los tratamientos colectivos.

¿Qué podemos hacer para que se acumule menos estrés? ¿Cómo disminuimos la violencia? ¿Cómo logramos que los problemas sociales no le arranquen la tranquilidad a millones de personas? Esto sin duda es un reto colectivo, y el primer paso es aceptar que la salud mental es una responsabilidad compartida y que es la base de toda comunidad próspera.

salud-mental-enfermedades-ansiedad-estres-depresion

 

Sigue leyendo: ¿Qué tan cercana es la “locura” del Joker a un trastorno mental?