PUBLICIDAD

BENEFICIOS D

5 maneras de reducir el uso de sal (y mejorar tu salud)

Es común encontrar un salero en nuestras mesas, pero disminuir nuestro consumo de este condimento puede ser la diferencia entre desarrollar problemas de salud o prevenirlos antes de tiempo.

La sal de mesa es un saborizante que desde hace miles de años ha acompañado a los seres humanos en sus diferentes comidas. Su uso se remonta a China, cuando en la época del emperador Huanghi (año 2670 A.C), comenzó a recolectarse la sal que quedaba acumulada en zonas rocosas de las montañas. Esto se realizaba mediante el proceso natural de evaporación en el agua de lagos salados del continente asiático.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Posteriormente, en la antigua Roma, la sal era considerada el oro blanco y no solo se utilizaba para conservar alimentos durante el mayor tiempo posible, también se utilizó como moneda de cambio para realizar transacciones económicas.

La sal tiene un origen milenario, y más allá de mejorar el sabor de nuestros alimentos, también contiene ingredientes necesarios en nuestra dieta diaria, sin embargo, su uso excesivo ocasiona daños a la salud.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

¿Cómo reducir el uso de sal?

La Organización Mundial de la Salud recomienda disminuir el uso de sal, de modo que los adultos consuman menos de dos gramos de sal al día. La sal es un gusto adquirido, que surge a partir de una reacción por parte de las papilas gustativas que se acostumbraron progresivamente al sabor del sodio. Algunas maneras para evitar este condimento son las siguientes:

  1. Disminuye progresivamente la sal en tus comidas.
  2. Evita el consumo de sal en tu dieta diaria.
  3. Cocinar con menos sal.
  4. Seleccionar alimentos sin exceso de sal.
  5. Los cambios radicales inician con algo sencillo.

¿Para qué reducir el uso de sal?

La OMS indica que el elevado consumo de sodio, que equivale a más de 5 gramos de sal al día es un factor de riesgo para desarrollar problemas de hipertensión arterial, a largo plazo puede ocasionar una cardiopatía e incluso accidente cerebrovascular.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Sin embargo, al mismo tiempo el sodio es un nutriente esencial necesario para mantener el volumen plasmático, el equilibrio acidobásico, la transmisión de los impulsos nerviosos y el funcionamiento normal de las células. La clave para evitar que un compuesto necesario para nuestro cuerpo se convierta en una amenaza es regular el consumo.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD