PUBLICIDAD

BENEFICIOS D

¿Cómo mejorar la circulación sanguínea? Ejercicios fáciles recomendados por especialistas

Desde el inicio de la pandemia mundial, nuestras rutinas cambiaron radicalmente y los hábitos de una vida sedentaria se volvieron más comunes. Esto provocó que nuestra actividad física se redujera y dejáramos de caminar con la misma frecuencia, lo cual deriva en algunos problemas de circulación.

Es por eso que en esta época es especialmente importante cuidar la salud de tu circulación. Si no actuamos a tiempo, al notar los primeros indicios de problemas, pueden derivar en problemas más serios de salud. A continuación, te compartimos algunos signos de que podrías tener problemas, así como recomendaciones de especialistas y ejercicios fáciles para mejorar la circulación de tus piernas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo saber si tengo mala circulación?

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos indica que puedes identificar un problema circulatorio, con los síntomas que te mencionamos, aunque también debes prestar atención a la frecuencia con la que estos se manifiestan.

  • Hormigueo o adormecimiento
  • Comezón en la piel, especialmente las piernas
  • Dolor o pesadez en las extremidades
  • Manchas de color rojo
  • Resequedad inusual o extrema
  • Falta de vello en las piernas
  • Aparición de venas delgadas o vasos sanguíneos en las piernas
  • Pies, tobillos o muslos hinchados

Ejercicios sencillos para promover tu circulación

Para prevenir problemas futuros en tu sistema circulatorio, puedes realizar ejercicios sencillos que los especialistas en angiología recomiendan, los cuales se pueden realizar en su mayoría desde la comodidad de tu casa o cualquier otro espacio en el que te encuentres, pues además requieren poco tiempo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Masajea tus piernas

Da un masaje a tus piernas durante de 10 a 15 minutos, utiliza diferentes tipos de gel frío para brindar una sensación de alivio y descanso. Es recomendable colocar ambas manos alrededor de cada una de tus piernas, aplicar un poco de presión y poco a poco ir subiendo desde tus tobillos hasta la parte superior de tus extremidades. Mueve ambas manos alrededor de cada pierna mientras aplicas el masaje para sentir un mayor alivio.

Párate ‘de puntitas’

Mientras estés parado de pie, prueba pararte en la punta de tus pies y luego regresar a tus talones, repite este ejercicio diez veces y luego intenta caminar una distancia corta. Esto estimulará los vasos sanguíneos que se encuentran en los tobillos y las pantorillas y promoverá el retorno de sangre de tus pies hacia la parte superior de tu cuerpo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Mueve tus piernas mientras permanezcas sentado

Si planeas estar mucho tiempo sentado, coloca un pequeño escalón o banco frente a ti y sube tus piernas. Posteriormente realiza ejercicios en los que eleves lentamente tus pies, esto ayudará al flujo de sangre, aún si tienes poca actividad física durante un periodo prolongado. También se recomiendan movimientos el cuello en círculos para promoverla circulación en la parte superior de tu cuerpo.

Realiza ejercicios de pedaleo

Acuéstate en el piso y realiza movimientos de bicicleta mientras levantas tus piernas. Puedes intentar hacer 3 series de 10 o 15 repeticiones procurando realizarlas con intensidad y poco a poco aumentar el número de repeticiones. Esto favorece el retorno venoso en tus piernas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Incluye rutinas de natación

Procura nadar con frecuencia, el beneficio de este ejercicio no solo se limita a la circulación de tus piernas, también se reflejará en tus brazos, tronco y cuello. En caso de que no puedas realizar este ejercicio, se recomienda practicar cualquier tipo de actividad física ayuda a tu salud, aún si lo realizas durante un corto tiempo. Son suficientes 15 minutos al día para notar diferencias.

La Asociación Americana de Personas Retiradas recomienda que para prevenir enfermedades arteriales obstructivas debes evitar que se forme colesterol consiste en impedir la formación de placas de colesterol, evitando fumar y adoptando un estilo de vida sano con que incluya una alimentación saludable.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No todos los casos que comienzan a presentar este tipo de problemas tienen el mismo nivel de gravedad, pero es un hecho que todos podemos tener hábitos que promueven la circulación sanguínea y previenen las enfermedades cardiovasculares.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD