Resina, fibra de vidrio, silicona y otros cuantos materiales le dan (casi) vida a las esculturas de Ron Mueck. Las semejanzas hiperrealistas de seres humanos con un toque de escalas y detalles naturales construyen las famosas esculturas de este artista con sede en Londres.

Basta con una mirada cercana para quedar totalmente impactados con el hiperrealismo de Mueck. Los pliegues de la piel, el cabello, los poros, las venas y prácticamente todo (excepto la respiración) se une para profundizar en el reino de lo ultrarreal.arte-ron-mueck-personas-esculturas

Todos los esfuerzos de Mueck culminan en estas figurativas esculturas que son gigantes o miniaturas, nada en el medio. Asimismo, una de las peculiaridades de estas esculturas es que contienen una extraña intimidad cruda, es decir, conforme las vas observando te das cuenta de que posiblemente interrumpiste un momento íntimo de estos personajes.

También en Ecoosfera: Arte con abejas: una extraordinaria colaboración orgánica interespecie que no daña a las abejas

ron-mueck-arte-bebe

 

El nacimiento del hiperrealismo de Ron Mueck

El comienzo de la carrera de Mueck surgió a través de la escultura en el entretenimiento. Los títeres, modelos para películas y programas para niños vieron crecer el talento hiperrealista de este artista.

Sin embargo, fue en 1996 cuando Mueck dio el salto hacia las bellas artes. Poco después sus exposiciones en la Royal Academy y la National Gallery de Londres lo bautizaron como uno de los símbolos del arte hiperrealista. 

arte-hiperrealista-ron-mueck

Pero ya fue suficiente introducción. Te dejaremos un momento con estas increíbles fotografías para que tú mismo descubras el impacto del hiperrealismo. La próxima vez que escuches sobre Ron Mueck, ya sabrás que es el fascinante artista que crea humanos irreales.

Aunque antes de irnos nos gustaría saber si consideras que este tipo de esculturas son algo perturbadoras por enfrentarnos a la estructura física literal del ser humano, o funcionan como una manera de apreciar el cuerpo humano desde su simple forma. ¿Qué piensas?

esculturas-arte-ron-mueck-personas

 

Sigue leyendo: Christo y Jeanne-Claude, los símbolos del arte ambiental monumental