A veces tienes que trascender ciertos límites para reafirmar si la vida que tienes es la que quieres… o probablemente no estás ni cerca.

Siendo joven y universitario, siempre nos acompaña un deseo alimentado por la duda y la rutina: salir, descubrir el mundo, desafiar a tu familia y al sistema. Es el caso de Juan y Wilson, dos amigos egresados de la Facultad de Veterinaria que robaron piezas arqueológicas del Museo de Antropología de la Ciudad de México. El ejemplo perfecto de que la rebeldía a veces tiene causa. Y a veces no.

Basada en hechos reales, la nueva película del cineasta mexicano Alonso Ruizpalacios –con la actuación de Gael García Bernal, Museo, nos invita a rumiar en una pregunta franca:

¿Quién se ha robado el patrimonio de México?

El mismo Gael García, en diversas entrevistas, ha confesado que esta película lo hizo reflexionar sobre el tema. Si bien estos chavos se atrevieron a asaltar el Museo que alberga el patrimonio más antiguo de México, no son ellos los “verdaderos” ladrones.

Innumerables piezas del Museo de Antropología fueron extraídas de otros territorios de México, donde los pueblos aún les rendían culto, sin mencionar que muchas de ellas ni siquiera se encuentran en México, como es el caso del penacho de Moctezuma.

Aburridos de “dar la vuelta” en los circuitos de Ciudad Satélite, un fraccionamiento residencial suburbano que fue una especie de ícono del “esplendor” modernista mexicano en los años 60 del siglo pasado, a Juan y a Wilson se les ocurrió una grandiosa hazaña: entrar la noche del 25 de diciembre y robar algunas piezas del Museo de Antropología.

Juan (Gael García), es una especie de antihéroe inconforme y desapegado. Es el primo que en Nochebuena se encierra en su recámara y puede arruinar el “secreto de la Navidad” a los más pequeños. Es también quien convence a su amigo Wilson de hacer aquella locura que planeaban esa misma noche.

 

Dejar todo atrás y lanzarse al vacío…

Sin romper un solo cristal, ambos concretaron el que fue llamado alguna vez “el robo del siglo”. Juan y Wilson hurtan cientos de piezas en una secuencia magistral y musicalizada con la obra original del mexicano Tomás Barreiro.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

A pesar de ello, podríamos decir que el robo de los jóvenes que participaron en el suceso real, Carlos Perches Treviño y Ramón Sardina García, tuvo consecuencias positivas, ya que dicho acto resonó en la sociedad y enfadó al gobierno a tal grado que, a partir de ahí, se refinaron las medidas de seguridad y protección del patrimonio de las culturas mesoamericanas de México.

Algunas veces, tienes que perder todo para volver a empezar.

MUSEO se estrena este viernes 26 de octubre en todas las salas de Cinépolis. Fue dirigida por Alonso Ruizpalacios (Güeros, 2014) y el guión fue escrito a dos manos, junto a Alonso Alcalá.

 

* Imagen destacada: Variety