Estos son los 10 ríos que más contribuyen a que los mares se inunden de plástico

Cada año, los ríos llevan millones de toneladas métricas de basura hacia el mar. Es fundamental resolver este problema.

Cada minuto, un plástico de algún camión de basura se tira al mar. Se estima que si este ritmo continúa, los océanos contendrán más plástico que peces para 2050.

Adicionalmente se calcula que los plásticos consumirán el 20% de toda la producción de petróleo en 35 años, frente a un estimado del 5% en la actualidad.

Una bolsa de plástico desechada al mar puede generar un daño considerable, especialmente en aguas más cálidas.

 

10 ríos que contribuyen a la contaminación de plástico

1. Río Yangtsé

Se estima que el Yangtsé arroja alrededor de 727 millones de libras de plástico al mar cada año. Los ríos con las mayores cargas de plástico se caracterizan por estar alrededor de una gran población, por ejemplo, el Yangtsé se encuentra en una zona donde hay más de 500 millones de personas.

 

2. Río Ganges

A pesar de que millones de indios dependen de él para sus necesidades diarias, el Ganges es considerado el quinto río más contaminado del mundo. Contiene desechos humanos y contaminantes industriales, pero proporciona agua a aproximadamente el 40% de la población de la India.

El río Ganges es responsable de la contaminación en la India con alrededor de 1,2 mil millones de libras de plástico.

 

3. Río Amarillo

Después del Yangtsé y el Yeniséi, este es el tercer río más largo de Asia y el sexto del sistema fluvial más extenso del mundo. Fluye a través de nueve provincias y desemboca en el mar de Bohai. El río Amarillo, que se dice que es la cuna de la civilización china, ocupa el tercer lugar en la lista de residuos de plástico, pero ese no es el único problema medioambiental con el que se le asocia. La contaminación ha hecho que gran parte del agua del río no sea potable. Se cree que alrededor del 30% de sus especies de peces también desaparecieron.

 

4. Río Hai He

Otro de los ríos de China, el Hai, ocupa el número 4. Conecta dos de las áreas metropolitanas más pobladas de China, Tianjín y Pekín, antes de desembocar en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, el mar de Bohai. Su flujo anual es sólo un trigésimo del Yangtsé, y la mitad del del río Amarillo.

 

5. Río Nilo

Considerado comúnmente como el río más largo del mundo, su cuenca abarca 11 países, incluidos Egipto, Sudán, Etiopía y Kenia. Alrededor de 360 ​​millones de personas viven en la cuenca del río, cuyas aguas sostienen la agricultura, la principal actividad económica de la región. Irrigación y evaporación significan que el río ni siquiera llega al mar en períodos secos. Aun así, entra en el número 5 en el ranking.

 

6. Río Indo

Es el río más largo de Pakistán. Su cuenca cubre aproximadamente 384,000 millas cuadradas de terreno abierto, de las cuales 204,000 se encuentran en Pakistán. El Indo ocupa el sexto lugar en la lista. Aunque mucho plástico entra a los ríos debido a la falta de infraestructura de residuos, los sistemas de alcantarillado también contribuyen a esta problemática.

 

7. Río Perla

Este río fluye a través de la ciudad de Cantón y entra al mar de la China Meridional entre Hong Kong y Macao. Las aguas residuales y los desechos industriales fluyen hacia el delta del río, manteniéndose a la par con la increíble tasa de expansión urbana de la región. Desde finales de la década de 1970, el delta se ha transformado de una región principalmente agrícola y rural a una de las áreas urbanas más grandes del mundo.

 

8. Río Amur

El río Amur se levanta en las colinas del noreste de China y forma gran parte de la frontera entre la provincia china de Heilongjiang y Siberia, antes de que se desvíe hacia el mar de Ojotsk.

 

9. Río Níger

Este es el principal río de África Occidental, que atraviesa Guinea, Malí, Níger, Benín y Nigeria. En este río se han encontrado desechos plásticos entre los que se encuentran el polietileno de alta densidad, el polietileno de baja densidad y el polipropileno.

 

10. Río Mekong

Este es el segundo río más largo de Asia y transcurre por China, Birmania, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam. Las presas también están teniendo un gran impacto ecológico y social en el Mekong. Alrededor de 20 millones de personas viven en el delta de este río, y muchos dependen de la pesca y la agricultura para sobrevivir. Ocupa el décimo lugar en la lista de sistemas fluviales que transportan la mayor parte de los 8 millones de toneladas de plástico que se arrojan al mar cada año.

 

Sustancias químicas y tóxicas en el océano

El proceso de descomposición de las bolsas libera sustancias químicas tóxicas que pueden ser digeridas por los peces y terminar con la cadena alimenticia.

Un estudio reciente encontró que sólo 10 ríos en el mundo llevan más del 90% de los contaminantes de plástico al océano.

Esos ríos arrojan colectivamente entre 0.47 millones y 2.75 millones de toneladas métricas de plástico –botellas y bolsas, así como fibras y cuentas microscópicas– al mar cada año, según los datos del informe Rivers of Plastic.

Millones de toneladas de basura llegan desde estos ríos, de los cuales, ocho están en Asia.

Dos ríos están en África, el Nilo y el Níger, mientras que los otros se encuentran en el continente asiático: el Ganges, el Indo, el Amarillo, el Yangtsé, el Hai He, el Perla, el Mekong y el Amur.

Tan sólo el Yangtsé vierte hasta aproximadamente 1.5 millones de toneladas métricas de desechos de plástico en el mar Amarillo.

rios-contaminacion-plastico bob-lamotte-478914-unsplash
Bob Lamotte via Unsplash

Procesos de reciclaje de plástico y posibles soluciones

A pesar de la creciente demanda, sólo el 5% de los plásticos se recicla de manera efectiva, mientras que el 40% termina en vertederos y 1/3 en ecosistemas frágiles, como los océanos.

El resto se quema, con lo cual se genera energía, pero esto provoca que se consuman más combustibles fósiles para fabricar nuevas bolsas de plástico, tazas, bañeras y el resto de dispositivos de consumo que exige la economía.

Resolver el problema no será fácil, especialmente porque la industria está bajo presión para producir más para satisfacer la creciente demanda de los mercados emergentes.

Actualmente los bioplásticos son más caros de hacer que la petroalternativa, y los sistemas de reciclaje son ineficientes.

Se requiere de una serie de herramientas ecosustentables, tales como una educación ambiental y materiales facilitadores, para desarrollar sistemas que traten aguas urbanas contaminadas.

Adicionalmente, según las conclusiones del estudio citado, una mejor recolección y manejo de desechos en las regiones más contaminadas ayudaría a detener esta tendencia, pero también es crucial generar conciencia social al respecto.



Una iniciativa te invita a observar aves donde quiera que te encuentres 🕊️

Aquí te decimos cómo ser parte del Great Backyard Bird Count mundial de 2019: ¡es extra fácil!

Observar aves es un arte, y una forma de alimentar nuestra empatía y nuestra conciencia. Además, la observación de pájaros es una forma de ayudar a la conservación de las más de diez mil especies de aves que existen.

Si tú también eres amante de esta noble actividad, o te gustaría aprender a hacerlo, es tu oportunidad. Como cada año, el Bird Count llama a los observadores de aves a ser parte de su Great Backyard Bird Count, al cual se reclutaron, en 2018, a personas de más de 100 países, quienes subieron 180 mil datos.

El Great Backyard Bird Count de 2019 tendrá lugar del 15 al 18 de febrero, tiempo en que los observadores de aves tendrán tiempo de hacer sus observaciones y hacer una lista con ellas.

Durante estos días, puedes contar y observar a los distintos tipos de aves por sólo 15 minutos cada día, o más tiempo si así lo deseas. Luego, debes pasar a digital tu reporte –en caso de haberlo hecho en una libreta– y subirlo en birdcont.org.

Cómo participar en el Great Backyard Bird Count 2019, del 15 al 18 de febrero:

bird-count-observacion-aves-mexico-conteo-mundial-anual

  1. Regístrate con tu nombre en el sitio web del evento –aquí el enlace–.

  2. Elige un lugar dónde llevar a cabo tu conteo. Puede ser hasta a en tu patio, o en algún parque cercano a tu barrio o colonia. Registra la hora de inicio y finalización, la ubicación, el número y los tipos de aves que veas. Si te desplazas a otra zona, asegúrate de registrarlo.

  3. Sube tu lista al sitio web del evento.

Si nunca has observado pájaros, y te preocupa no identificarlos, no te preocupes. Puedes simplemente tomar nota de todas sus características: tamaño, forma, color, tipo de pico y marcas inusuales. Y también puedes tomar una foto. Además puedes apoyarte con las distintas apps para identificar aves que existen, como Merlin Bird ID.

En el portal de Bird Count también podrás ver el mapa en vivo que muestra los puntos en los distintos lugares donde las personas han subido una lista de verificación. Es decir, una gráfica en tiempo real de otras personas en el mundo que están sincronizadas en esta noble labor.

No dejes de participar, y ayuda a la ciencia en la conservación de las aves: esos delicados y a la vez indómitos seres que no dejan de sorprendernos.



Cómo hacer caminatas con mindfulness: consejos de un maestro zen

Una guía para meditar paso a paso (sin tropezar en el camino).

La práctica mindfulness es un camino en sí. Por eso podemos adecuar esta forma de meditación a decenas de actividades, como a las rutinas de ejercicio o a nuestras caminatas diarias.

caminatas-mindfulness-como-guia-zen

Aunque muchos toman el mindfulness como una moda pasajera, en realidad se trata de una práctica milenaria, cuyos pioneros son los monjes zen. Para estos maestros, el mindfulness trasciende el instante para convertirse en el eje sobre el que gira su vida. Es debido a ello que los monjes zen, antes de meditar, ordenan su espacio vital, ya que dicha actividad es considerada análoga a la limpieza de la mente y necesaria para empezar las sesiones de meditación.

Si bien tanto el mindfulness como el zen son ideas y prácticas que han cobrado popularidad hasta el punto de lo mainstream, ello no significa que hayan perdido valor. Lo más importante es que indaguemos en sus orígenes: que aprendamos de la sabiduría zen y sus prácticas de primera mano, y en que pongamos lo aprendido en práctica de manera que podamos trastocar radicalmente nuestro ser interior y nuestra cotidianidad, combatiendo el estrés y la ansiedad con ayuda de esta práctica y otros remedios naturales.

Un nuevo material que será de mucha ayuda para esto será el libro Walking Meditation: Easy Steps to Mindfulness, del maestro budista zen Thich Nhat Hanh, quien además es un consagrado activista vietnamita por la paz. En su libro, Hanh insiste en que las caminatas con mindfulness pueden realizarse en cualquier lugar: porque meditar no es sólo cuestión de encontrar un nicho en paz y en completo silencio. Este maestro zen nos pone el ejemplo, meditando hasta en aeropuertos. Según dice en su libro, las caminatas con mindfulness pueden realizarse hasta caminando del estacionamiento a la tienda.

Thich Nhat Hanh en Vietnam

Además, el maestro Hanh hace una recopilación de poemas y reflexiones de maestros zen, que no sólo sirven como guía para nuestro recorrido mindfulness, sino que incluso llegan a ser divertidos –porque no todo en el zen es solemnidad y pureza–. Una de las intervenciones que retoma es por demás práctica:

Cuando practique una caminata con mindfulness en lugares públicos, siempre respire normal. Camine lento, pero no demasiado lento, porque no querrá que otros piensen que usted es demasiado anormal. Camine un poco más lento que su paso regular, un poco más rápido que su paso en interiores. De esta manera podrá disfrutar de paz y serenidad mientras camina, sin hacer pensar a la gente a su alrededor que está incómodo.

Recomendamos la lectura íntegra de este libro, el cual asegura que “mediante la práctica mindfulness de la respiración y la caminata, tanto tu mente como tu cuerpo se volverán naturalmente más ligeros, calmados y claros”. Mientras te haces de esta útil guía, aquí te dejamos algunos hacks para hacer caminatas con mindfulness.

4 pasos para hacer camintas mindfulness

Siéntete cómodo contigo mismo

Es decir, con todo: con tu velocidad, tu respiración, tus pasos, tu postura, y busca un estado psíquico de paz.

No apures el paso ni el proceso

Aprender a hacer caminatas relajadas, en un mundo que va de prisa, sin duda no es fácil. Un consejo es saber que el proceso del mindfulness siempre debe ser gradual. No lo fuerces.

Sincroniza tu respiración y tus pasos

Normalmente disociamos la mente del cuerpo. Pero sus procesos están bajo una sinergia permanente. Por eso es importante que sincronices tu respiración con tus pasos: el ritmo es un principio vital.

El camino es un medio

Recuerda que no dejarás de caminar mientras tengas vida. No busques una meta. Concéntrate en el desarrollo de tus habilidades, y cultiva la felicidad en el presente.

No buscamos la práctica de la caminata mindfulness para erradicar el dolor. Usamos la energía del mindfulness para estar en mejor contacto con nuestros sentimientos y emociones, y para aprender a aceptarlos.

*Imágenes: 1) cc, edición Ecoosfera; 2) cc; 3) valleydragon