Geometría sobre horizontes nos recuerda el encanto de la sencillez (Fotografía)

“Aeroglyph” es un proyecto hecho con drones que nos invita, simplemente, a entregarnos a la contemplación.

Los símbolos más característicos de la geometría tienen el peculiar encanto de su sencillez. Pese a que cada signo geométrico implica una cierta complejidad matemática y a que un simple círculo encierra la historia de un gran hallazgo para la humanidad, su forma es siempre la del minimalismo.

Será quizá porque el arte de la simplicidad es, en realidad, un laberinto de complejidad. Y eso es lo que la hace fascinante.

En la naturaleza esto sucede también. No sólo en donde la geometría es apreciable a simple vista, sino también en los más despejados parajes que esconden la complejidad del cosmos. En ellos, lo más intrincado se presenta en forma de simplicidad.

fotografia-drones-geometria-naturaleza-reuben-wu

Tal vez por eso el artista Reuben Wu fusionó los símbolos más elementales de la geometría con los horizontes más limpios de la naturaleza, en una preciosa serie fotográfica titulada Aeroglyph.

Esta bella conjunción nos invita a contemplar la sencillez de dos mundos, y nos recuerda la importancia de lo simple y su inherente levedad.

Resulta por demás atrayente la técnica de este fotógrafo, quien utilizó modos de larga exposición para capturar los trazos de luz, los cuales eran hechos en el cielo por drones equipados con soportes para luces.

Aeroglyph es la continuación de una serie llamada Lux Noctis que es tan bella como el resto del trabajo de Wu, el cual te invitamos a conocer en su sitio y en su Instagram.

Mientras, disfruta de contemplar el encanto de esta minimalista serie.

fotografia-drones-geometria-naturaleza-reuben-wu

fotografia-drones-geometria-naturaleza-reuben-wu

fotografia-drones-geometria-naturaleza-reuben-wu

fotografia-drones-geometria-naturaleza-reuben-wu



La moda de ser original (o de cómo tu intento por ser único te hace lucir igual a millones)

Según un modelo estadístico, las grandes poblaciones tienden a adoptar patrones de comportamiento similar dependiendo de ciertas variables… la originalidad es una de estas modas.

Jonathan Touboul es un matemático de la Universidad Brandeis, en Massachusetts, que estudia la influencia que la transmisión de información ejerce sobre los individuos dentro de una sociedad. Este investigador se ha enfocado en las interacciones entre los conformistas que copian a la mayoría y los anticonformistas, que hacen lo contrario.

Touboul ha estudiado el “efecto hipster“, un fenómeno en el que personas que se oponen a la cultura de masas terminan pareciéndose entre sí. Concluyó que, en diversos ámbitos, la población hipster o de muchachos “únicos y diferentes”, pasa por fases de transición donde sus miembros se sincronizan unos con otros en su oposición al mainstream.

Para estudiar esta sincronización, Touboul creó un modelo de computadora que simula las interacciones entre personas que siguen a la mayoría y quienes se oponen a ésta. Estas interacciones, que en principio pueden parecer sencillas, generan comportamientos sumamente complejos. De acuerdo con Touboul, la población hipster empieza a actuar de forma aleatoria pero eventualmente pasa por un estado de sincronización.

Un factor importante en este fenómeno es el tiempo que cada individuo necesita para detectar y asimilar los cambios en la sociedad. Cuando algo se pone de moda (un par de zapatos, un artista pop, un bar) la información se propaga lentamente mediante sitios web, redes sociales, de boca en boca, etcétera.

El medio por el cual se obtiene esta información sobre “lo que está de moda” determina el tiempo que tarda una persona en estar al tanto de las tendencias.

Según el modelo de Touboul, el efecto hipster es parte inevitable del comportamiento de una población grande. No se trata de afinidades estéticas, sino de estadística.

Es fácil creer que esta sincronización tiene su origen en situaciones donde existen sólo dos opciones: si la mayoría de las personas se rasuran la barba, entonces la mayoría de los hipsters desearán tener una; cuando esa tendencia se propague a la mayoría de la población, la consecuencia será un cambio sincronizado a rasurarse la barba. Sin embargo, Touboul ha descubierto que el efecto de sincronización ocurre aun cuando el sistema ofrece más de dos opciones.

La investigación de Touboul tiene aplicaciones más allá de las tendencias en la moda hipster: sistemas financieros, dinámicas sociales emergentes y sincronización de células nerviosas son algunas de las áreas donde el efecto de sincronización puede estudiarse usando modelos semejantes. Pero a escala cotidiana, nuestras identificaciones con modas pasajeras son parte de las interacciones sociales, un movimiento que seguirá sin importar que cuente con nuestra adhesión (o no).



Las mejores fotografías tomadas por drones en el 2017

SkyPixel reunió en este concurso de fotografía aérea sorprendentes imágenes tomadas por drones.

La fotografía aérea endiosa la mirada. La foto con drones capta la superficie terrestre, la espuma del mar, la extensión inconmensurable de la nieve. Conforme la amenaza del cambio climático se cierne sobre el planeta, apreciar el registro que un dron puede hacer no sensibiliza en relación con el tema de preservar la extraordinaria belleza del mundo salvaje. A fin de cuentas, esa posibilidad de “otra mirada” es una invitación para revalorar lo que tenemos como planeta. 

“A vista de pájaro” de SkyPixel, una de las comunidades más numerosas de amantes de los drones, reunió las mejores fotografías del 2017. En la categoría de historia, paisaje y retrato se premió a los ganadores del 2017 Photo Story Contest.

El premio especial se lo llevó Florian Ledoux, de Francia. Su dron Phantom 4 Pro registró el momento en que un oso polar salta un río helado en mitad de la nieve.

En este certamen participaron 44 mil personas de 141 países. Aquí puedes ver las imágenes premiadas en la última edición del concurso lanzado por SkyPixel:

Above the polar bear, Florian Ledoux

 

Balmoral Ball, Petra Leary

 

The sun is busy

 

Sun’s up nets out, Zay Yar Lin

 

Santa Maddalena Village in front of the Geisler, Valentin Valkov

 

Dancer, Cocoanext

 

Raisin ducks, Cao Kỳ Nhân