Los lobos son animales de naturaleza noble y comunitaria. Y son los ancestros y parientes de nuestros mejores amigos, quienes han heredado estos rasgos. Pero contrario a los perros, los lobos son salvajes, y pueden dejarse llevar por primigenios instintos de ferocidad al entrar en contacto con los seres humanos. De ahí nuestro miedo y respeto hacia estos animales.

Antes de acercarse a uno de estos canes agrestes, cualquiera lo pensaría dos veces. Pero para este lobo, fue una fortuna que lo confundieran con un perro.

rescate-lobo-perro-hombres-estonia-rio-helado

En Estonia, tres hombres se encontraban trabajando en la presa de Sindi, en el gélido río Parnu, cuando vieron algo totalmente fuera de lugar: un animal nadando en el agua helada.

Por su forma y pelaje, creyeron que se trataba de un perro.

A sabiendas de que el animal no sobreviviría por mucho tiempo, los hombres se organizaron para rescatarlo. Ahí donde el hielo era demasiado espeso para que el cánido nadara, los tres hombres (Rando Kartsepp, Robin Sillamäe y Erki Väli) trituraron el hielo de la orilla y pudieron nadar más cerca y poner al animal a salvo.

Al sacarlo de entre los hielos, los hombres descubrieron que se trataba de un lobo.

rescate-lobo-perro-hombres-estonia-rio-helado

Tras la sorpresa, los hombres llevaron al animal –que sufría de un shock hipotérmico– a un refugio, donde pudo recuperarse para ser liberado a los pocos días, colocándosele antes un collar con GPS integrado para monitorear su ubicación, según informaron diversos medios.

Y es que en Estonia el lobo gris fue nombrado el animal nacional en 2018, entre otras cosas para promover la protección y cuidado de estos animales, de los cuáles hay 200 en este país báltico y que están en peligro de extinción en otros países, como México.

rescate-lobo-perro-hombres-estonia-rio-helado

Así que lo que hicieron estos hombres contribuyó a la conservación de este precioso ser. Y seguramente lo habrían hecho aunque supiesen que se trataba de un animal potencialmente peligroso. Porque, después de todo, Estonia lleva 150 años sin que se hayan registrado ataques de lobos a personas, y ya se ha comprobado que el lobo también puede ser amigo de los hombres.

Incluso han sido los lobos quienes han rescatado a humanos, como en el caso del español Marcos Rodríguez Pantoja, quien fue criado por lobos. Historias como estas nos dejan valiosas reflexiones sobre respeto y solidaridad entre humanos y animales, o animales y humanos.