A medida que el otoño llega y tanto el rostro como el cuerpo se someten a frías y cálidas temperaturas, la piel tiende a secarse rápidamente. Es este el momento ideal para reactivar una rutina de cuidado del rostro y cuerpo infalible para hidratar. Por eso queremos mostrarte estos remedios caseros y naturales para la piel seca.

La elasticidad de la piel suele perderse debido al impacto de distintas temperaturas. Aparece resequedad en zonas delicadas, también picazón y algunas veces inflamación. Y aunque hay muchos productos comerciales que pueden facilitar el proceso de hidratación, no hay nada mejor que lo natural.

belleza-piel-seca-remedios-naturales

Tanto el rostro como toda la piel de nuestro cuerpo necesitan cuidados. Las manos, los brazos, el cuello e incluso los pies suelen estar más expuestos. Pero no hay necesidad de comprar cientos de productos de belleza. Basta con una buena rutina de cuidado para evitar la piel seca durante el otoño e invierno. Ya sea que a estas acciones integres algunos trucos como cremas hidratantes, aceites naturales, etc., el objetivo es que consientas a tu piel para que no pierda ese brillo natural.

También en Ecoosfera: Estos 4 remedios caseros te ayudarán a prevenir la caída del cabello

 

5 remedios caseros y naturales para la piel seca

Bebe agua

En este mundo no existe nada más poderoso para hidratar que el agua. Seguramente ya habías escuchado que es indispensable estar bien hidratado por dentro para que la piel lo refleje. Y no hay mejor opción: beber agua es el método natural por excelencia, experto en combatir la resequedad.

 

Sáltate los baños calientes

Sabemos que es complicado no ducharse con agua caliente en un día frío, pero la realidad es que estás sometiendo a tu piel a un cambio brutal de temperaturas. El agua caliente seca tanto la piel como el cabello, así que utiliza agua tibia y complementa tu baño con jabones hidratantes.

 

El baño de Cleopatra

Cleopatra era un símbolo de belleza en Egipto. Algunos dicen que su rutina de cuidado de la piel incluía lujosos baños de miel y leche. Poca información hay para corroborarlo, pero lo que sí se ha comprobado es que la miel hidrata y calma la piel, al tiempo que retarda la formación de arrugas.

 

Hidratación de la mano de humedad

La mejor forma de brindarle hidratación a tu cuerpo y rostro es justo después del baño, cuando los poros están totalmente dispuestos a absorber cualquier humectante. Recién salido de la ducha, puedes aprovechar la humedad de tu cuerpo para proporcionarle un par de nutrientes como cremas de avena o miel.

 

El baño overnight express

Este ritual de baño es, por mucho, el más exquisito para el cuerpo. Una vez que hayas tomado un baño con agua tibia, no te seques por completo. Unas pequeñas palmadas con la toalla para liberar el exceso de agua serán suficientes.

Después toma aceite de coco u oliva (el que más te guste) y extiéndelo por todas partes. Aquí el truco será no poner en exceso, sólo lo suficiente para darle un toque de humectación al cuerpo. Te recomendamos evitarlo en el rostro, mejor limítate al cuerpo.

 

Sigue leyendo: 11 remedios naturales para aliviar el dolor de cabeza (y prevenirlo)