10 remedios naturales para desinflamar (y sustituir el ibuprofeno)

Una guía que debes tener a mano si tus dolores o inflamaciones son cotidianos.

Si un día nos despertamos padeciendo alguno de los muchos males contemporáneos, o una inflamación nos sorprende a media tarde, es probable que recurramos al ibuprofeno y no a alguno de los muchos remedios naturales para desinflamar.

Y es que este fármaco es uno de los de “cabecera” para muchas personas, que lo toman regularmente para aliviar dolores, desinflamar órganos y músculos, o para bajar la fiebre. Pero como toda la medicina sintética, el ibuprofeno puede ser bastante agresivo para nuestro organismo y ocasionar diarrea, mareos, irritación estomacal y ansiedad.

En cambio, los remedios naturales para desinflamar y aliviar el dolor nunca son tan agresivos –aunque sí podrían llegar a tener algún efecto secundario–. Pero son mucho más nobles. ¿Y lo mejor? Seguro los tienes en la cocina o los puedes conseguir fácilmente.

Además, puedes usar estos remedios naturales para desinflamar de muchas maneras, en caso de que tengas algún dolor crónico o la inflamación en alguna zona de tu cuerpo sea persistente. Y muchos de estos remedios no sólo te curarán en el momento, sino que podrían hacer que los síntomas desaparezcan paulatinamente.  

Aquí te mostramos algunos de estos remedios naturales para desinflamar, y cómo puedes usarlos para olvidarte de fármacos agresivos.

 

10 remedios naturales para desinflamar

1. Jengibre

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Un alimento que ha venido a conquistarnos: el jengibre se ha develado como uno de los mejores superalimentos. Su compuesto activo, el gingerol, es pariente del compuesto del chile –que también tiene grandes propiedades– y tiene la capacidad de expander los vasos sanguíneos, mejorando la circulación.

¿Cómo tomarlo?

Infusión: corta algunas rodajas de jengibre, y deja hervir durante 5 minutos en 300 mililitros de agua. Deja reposar y toma solo o con miel.

Condimento: puedes conseguirlo en polvo y usarlo para condimentar ensaladas, pescados o carne.

Agua: ralla jengibre fresco en un vaso de agua tibia con un poco de limón. Toma cada mañana antes de comer.

 

2. Cúrcuma

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Este rizoma es de los remedios favoritos en la medicina tradicional de la India. Una de sus más destacadas propiedades es la de desinflamar, gracias a su ingrediente activo, la curcumina. Pero no sólo desinflama el estómago, sino incluso las articulaciones y la piel.

¿Cómo tomarla?

Infusión: corta algunas rodajas de cúrcuma fresca y deja hervir durante 5 minutos en 300 mililitros de agua. Deja reposar y toma solo o con miel.

Condimento: puedes conseguirla en polvo y usarla para condimentar ensaladas, pescados o carne.

Aceite: para aplicar sobre la piel inflamada, o en músculos inflamados o adoloridos.

 

Espirulina

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Esta alga es un superalimento que puede ayudarte especialmente a combatir la inflamación gracias a que es un antioxidante. También combate las molestias por enfermedades comunes, mientras que te previene de ellas mejorando tu sistema inmune.

¿Cómo tomarla?

Agua: la espirulina se vende en polvo para que puedas preparar una bebida saludable. La puedes combinar con otros alimentos para hacer un smoothie supersaludable.

También la puedes tomar en cápsulas, y a veces también viene en otras presentaciones –incluso en forma de mazapán u otros snacks–.

 

Canela

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

La canela siempre ha estado ahí, pero, ¿sabías que es desinflamante? Sobre todo alivia el estómago, pues ayuda a enfriarlo y, así, a reducir el ácido en él. Además, su compuesto cinamaldehído inhibe la producción de proteínas que contribuyen a la inflamación –algo parecido a lo que hace el ibuprofeno–.

¿Cómo tomarla?

Condimento: úsala en polvo para endulzar tus bebidas o espolvorea con ella tu fruta.

También puedes mascar un palito, lo que además te mantendrá entretenido.

 

Té verde

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Amamos el té verde porque es delicioso, sofisticado y muy saludable. Y al ser antioxidante, también ayuda a combatir la inflamación; por ejemplo, la causada por radicales libres.

¿Cómo consumirlo?

Infusión: Deja reposar 1 cucharadita de hojas de té verde en una taza de agua caliente. Cuida que no esté a más de 80ºC, ya que puede perder sus propiedades. Puedes ver aquí cómo conseguir la taza de té perfecta.

También puedes hacerte un rico y frío smoothie.

 

Palo azul

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Esta curiosa madera se ve como cualquier otra, pero se llama “palo azul” porque pinta el agua de un precioso tono azulado con reflejos dorados. Es especialmente útil para combatir la inflamación del riñón y los cólicos.

¿Cómo tomarlo?

Infusión: hierve un par de maderitas medianas en 1 litro de agua durante 10 minutos. Toma caliente o como agua de uso.

 

Cola de caballo

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Esta planta es un desinflamatorio eficaz que además aporta gran cantidad de minerales y vitaminas. A la par, ayuda a tratar la retención de líquidos y también es antioxidante.

¿Cómo tomarla?

Infusión: hierve 300 mililitros de agua y coloca un ramito de esta planta, ya con el fuego apagado. Deja reposar durante 10 minutos.

También puedes licuarla con cualquier jugo que te prepares en la mañana.

 

Linaza

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Esta noble semilla aporta ácidos grasos del tipo omega, que contribuyen a reducir el colesterol. Además es fuente de fibra, lo que ayuda a desinflamar el estómago y favorece el tratamiento de los dolores reumáticos, y sus fitoestrógenos son antinflamatorios.

¿Cómo tomarla?

Bebidas: puedes licuar la semilla en jugos o smoothies.

También puedes añadirla en polvo, lo que posibilita que la consumas también espolvoreada en un plato de fruta o con un poco de yogurt.

 

Cacao

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

El cacao es otro desinflamante, y sus sólidos son fuente de taninos y compuestos fenólicos que contrarrestan la inflamación provocada por los radicales libres. Además te aportará triptófano, lo que te hará más feliz.

¿Cómo tomarlo?

Puedes tomarlo en polvo, mezclándolo con cualquier bebida. Incluso puedes hacer un dip con un poco de miel y untarlo sobre la fruta.

 

Romero

remedios-caseros-naturales-para-desinflamar-aliviar-dolor-sustituir-ibuprofeno

Ayuda a tratar dolores de cabeza, contusiones e inflamaciones. También es alto en antioxidantes.

¿Cómo tomarlo?

Infusión: hierve 300 mililitros de agua y coloca un ramito de esta planta, ya con el fuego apagado. Deja reposar durante 10 minutos.



Puedes aplicar para viajar gratis a Finlandia en verano y aprender a ser feliz

Al grito de “Encuentra tu calma, conecta con la naturaleza” los finlandeses recibirán a visitantes de todo el mundo para compartirles sus secretos a la felicidad.

Otra vez Finlandia ha ocupado el primer lugar en el ranking del World Happiness Report. Así, se corona en 2019 por vez consecutiva con la distinción “el país más feliz del mundo”, por arriba de otros 156 países. En este índice, que toma en cuenta variables como ingreso, expectativa de vida y “libertad”, el segundo y tercer puestos también fueron para países escandinavos, Dinamarca y Noruega. 

Para celebrar la noticia, Finlandia lanzó un curioso programa que se llama Rent a Finn (renta un finlandés). Consiste en ofrecer viajes gratis a visitantes de otros países para hospedarse con habitantes locales que se han ofrecido a compartir sus respectivas llaves a la felicidad.

Los ocho habitantes voluntarios, que radican en diversos pueblos o ciudades de Finlandia, mostrarán por ejemplo “la simplicidad de la vida en el Arquipiélago”, llevando a su huésped a acampar y navegar en un pequeño velero, o también podrás visitar un pueblo de Laponia donde acompañarás a Esko a recoger moras en el bosque o jugar juegos tradicionales finlandeses.

Por cierto, llama la atención de que las llaves que aparentemente llevan a la felicidad a los habitantes de Finlandia, todas tienen algo en común: la simplicidad y la naturaleza (y esta podría ser una buena pista). 

¿Quieres aplicar para visitar Finlandia?  

Si tras leer esto has sentido el llamado a buscar la felicidad en las latitudes del norte, regocijándote en la generosidad finlandesa, esto es lo que debes hacer:

1. Llena una forma en línea aquí

2. Grábate en video y explica por qué te gustaría ir y cómo te conectas tu con la naturaleza (agrega el video a tu forma).

3. Espera la lista de los elegidos.

 



Nuestro futuro, ¿sensibilizar la máquina o tecnificar el cuerpo?

El auge de los dispositivos tecnológicos en nuestra vida plantea preguntas de urgente relevancia.

Al menos hasta el siglo pasado, la categoría de lo humano era lo suficientemente amplia como para albergar toda la variedad de intereses, procedencias e ideas que pudieran surgir del homo sapiens, este homínido que seguimos siendo; sin embargo, con el avance mismo de la tecnología, la especie se dividió en dos grandes grupos: aquellos que tienen acceso a los gadgets de la economía de consumo y aquellos que no.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nirav Patel (@niravphotography) el

 

Esta diferencia es importante no sólo desde un punto de vista económico sino desde un punto de vista ético: ¿es más humano aquel que puede comunicarse en tiempo real de un lado a otro del mundo, y por lo tanto decidir los destinos de las personas que no pueden hacerlo, o bien se trata simplemente de una sociedad de fetiches, donde los objetos (y el poseerlos) se vuelven más importantes que las relaciones sociales que tenemos con otras personas?

Por ejemplo: una persona de clase media o media-alta se encuentra asediado en nuestros días por gran cantidad de información que apela y exige su atención: notificaciones del smartphone, actualizaciones de la tablet, toneladas de correo electrónico (basura o de trabajo, lo mismo da), con lo cual el tiempo destinados a interrelacionarse con otras personas en el universo 1.0 (offline, o en “el mundo real”) se reduce considerablemente. Probablemente esa persona no quiera pasar demasiado tiempo en el universo 1.0 debido a que cree que tiene mayor control sobre su tiempo y su atención mientras está conectado. Pero la realidad es que el universo 2.0, con todas las ventajas y fascinantes vías de desarrollo y aprendizaje que ofrece, no es sino una interfaz de comunicación, una vía o un medio, si se quiere, para conseguir un fin: comunicarse, informar o estar informado; pero esto no es un fin en sí mismo.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nirav Patel (@niravphotography) el

Hoy en día tenemos más herramientas que nunca para estar comunicados, pero hemos dejado de tener algo que comunicar. Las computadoras son nodos que integran información, pero que hasta hace poco eran incapaces de producirla; ellas eran la heramienta y nosotros la fuente. ¿Seguirá siendo así durante el presente siglo?

Puede ser que los seres humanos en las sociedades desarrolladas o en vías de desarrollo nos vayamos pareciendo cada vez más a nuestras preciadas máquinas: siempre despiertas, siempre conectadas, siempre listas para responder con más información de salida a la información de entrada que recibimos sin parar. Estamos programándonos inconscientemente para reaccionar a la información en lugar de para pensar: para discernir qué tanto de la información que recibimos es valiosa y cuánta es sólo basura. 

Al decir esto no nos consideramos dentro de la tendencia “apocalíptica” que Umberto Eco señaló en su famoso libro, Apocalípticos e integrados, sino que nos proponemos pensar hasta qué punto ya no somos capaces de ubicarnos espontáneamente en ninguno de los dos parámetros señalados por el escritor italiano. El humano de hoy en día se parece más a una interfaz autónoma que recibe y procesa información, en lugar de una mente capaz de crearla y darle forma: somos cada vez más una máquina sensible respondiendo a impulsos del entorno, una computadora humana que aprende a resolver problemas, a contestar correos, a tuitear a velocidades vertiginosas sin detenerse un momento a pensar sobre dónde está parado, o hacia dónde desemboca este tren del progreso.

La impronta de nuestro tiempo parece ser, como bien apunta Douglas Rushkoff, “programa o prepárate para ser programado”: ¿en qué lugar de la balanza nos colocaremos? ¿Dónde te situarás tú?

 

*Fotografías: Nirav Patel