La tierra es sabia y el reino fungi es prueba de ello. Los hongos sostienen un sistema complejo que recicla los bosques. Han estado descomponiendo la materia orgánica durante millones de años, purificando la tierra. Merlin Sheldrake explica en su nuevo libro que están en todas partes y aun así, es fácil pasarlos por alto. Se estima que hay 1 millón y medio de especies de hongos, aunque casi 90% de ellos permanecen sin haber sido documentados.

Steve Axford

 

¿Qué es el reino fungi?

Los hongos no son plantas, crecen en tierra y madera, pero tienen su propia clasificación en la naturaleza. Son su propio reino. La forma más familiar de los hongos es ese tallo erguido con un sombrero elegante, aunque la diversidad de colores y figuras es inmensa. 

Desde los pequeños hilos cilíndricos se ramifican las puntas de las hifas en todas direcciones. Aunque casi siempre es invisible para los ojos, forman una especie de telaraña que se conoce como micelio. En un solo puñado de tierra sano podrías encontrar kilómetros de micelios. 

El reino fungi es antiguo. Antes de que cualquier vertebrado lograra salir del agua, la tierra estaba llena de hongos enormes conocidos como prototaxites que podían medir hasta 28 pies de altura. Actualmente, el organismo terrestre más grande es un hongo que se encuentra en Oregón, Estados Unidos. Justo debajo del suelo se desenvuelve una red de micelio que cubre aproximadamente 5.9 kilómetros cuadrados y se estima que pesa hasta 35,000 toneladas.

Steve Axford

Steve Axford

 

¿Qué es el micelio?

El micelio es la parte “oculta” de los hongos, es su parte vegetativa, que está constituida por filamentos pluricelulares denominados hifas. Estos filamentos interconectados se extienden cientos de kilómetros y son capaces de conectar los bosques del mundo con los nutrientes del suelo. 

Tal vez la mejor forma de entender qué son y cómo funcionan es imaginar el diseño de las células nerviosas y celulares. Gracias a esa complejidad, los micelios pueden regular la comunicación de los suelos: son “el internet biológico”. Se estima que los hongos micorrízicos arbusculares forman simbiosis con aproximadamente 80% de las plantas terrestres. 

Steve Axford

 

Potenciales inexplorados 

Paul Stamets, un maderero convertido en micólogo y empresario que vive en el estado de Washington, es uno de los héroes del reino fungi. Los hongos no sólo le cambiaron la vida a un nivel personal, también le mostraron increíbles posibilidades para restaurar el planeta.

Su fascinación con los hongos empezó con un viaje de psilocibina a través del cual logró tratar su tartamudez. Actualmente, además de estar a favor de la legalización de los hongos psilocibios, busca usar la sabiduría e inteligencia del micelio para aprender del mundo y salvar a la Tierra.

La siguiente plática es un resumen del trabajo que Stamets publicó en 2005.  El texto “Mycelium Running: How Mushrooms Can Save the World” se volvió una especie de manifiesto para colegas entusiastas del reino fungi.  

 

Sigue leyendo: Los sorprendentes beneficios de comer hongos