Las reforestaciones alivian el planeta. Plantar árboles en lugares donde hacen falta no sólo ayuda a crear una temperatura más agradable y reconfortante en los espacios, también genera más salud en sus habitantes e impacta radicalmente en su calidad de vida, sin mencionar la cantidad de oxígeno limpio y puro de la que nos proveen los árboles. 

Por todo eso –y porque los árboles jamás estarán de sobra–, Fundación Azteca y Banco Aztecaen conjunto con la Comisión Nacional Forestal, CONAFOR, organizan cada año una emblemática jornada nacional de reforestación que lleva por nombre Un Nuevo Bosque. Con la edición de esta ocasión cumplen 17 años haciéndolo y esta vez le tocó el turno a Iztapalapa.

Iztapalapa es la alcaldía que cuenta con el menor porcentaje de áreas verdes por habitante en la Ciudad de México. Por ello, la preocupación de estos actores se enfocó este año en recuperar la zona ecológica del Cerro de la Estrella.

Con esta labor, que de paso contribuye a combatir el cambio climático, Un Nuevo Bosque alcanzó la cifra de 7 millones de árboles plantados en lo que va del proyecto. Tan sólo este año, el Cerro de la Estrella ya luce 500 árboles nuevos, un excelente ejemplo de espacios públicos rescatados. 

Y para que te des una idea de todo lo que una reforestación puede lograr con mucha voluntad, acá te compartimos una infografía con los logros sumados.

Gracias a todos aquellos que participaron en este proyecto que, sin lugar a duda, quiere cultivar un México con mejor calidad de vida.