¿Cómo puedo reducir el colesterol? Guía rápida y natural

Al reducir el colesterol, tendrás un corazón y un cerebro más sanos. Suena bien, ¿no?

El colesterol es una sustancia primordial para nuestro organismo. Esta sustancia se encuentra en todas nuestras células y es necesaria para el buen funcionamiento de las hormonas y la correcta absorción de la vitamina D, así como para ayudar al proceso digestivo. No obstante, los altos niveles de colesterol ponen a nuestro corazón en riesgo permanente, ya que provocan la obstrucción de la sangre. Siendo así, te interesará saber cómo puedes reducir tu colesterol…

Porque reducir el colesterol es necesario para evolucionar nuestro corazón…

y también nuestro cerebro.

Por tratarse de una sustancia tan relacionada con la vitamina D, mantener el colesterol a raya es importante para tener un cerebro sano. Y es que la deficiencia de vitamina D está relacionada al Alzheimer, mientras que los niveles normales de esta vitamina están asociados con mejores habilidades cognitivas.

 

¿Cómo reducir el colesterol?

Un cambio de hábitos, comer deliciosos alimentos altos en grasas polinsaturadas y fibra, así como uno que otro ritual, bastarán para que puedas reducir el colesterol y tener una vida más longeva y feliz. Y es que muchos de los alimentos para reducir el colesterol son los que están presentes en las dietas de las personas más longevas. Seguro que esto no es casualidad.

 

Sustituye grasas saturadas por grasas buenas

Las grasas saturadas –e incluso las grasas trans– están presentes en muchos alimentos de origen natural y animal. Mientras que sus versiones industrializadas suelen ser las más nocivas, lo cierto es que tampoco es bueno excederse en las grasas saturadas provenientes de la carne y los lácteos. Lo mejor es dejar todos los alimentos y bocadillos industriales –bollería, cremas, chocolates, postres, embutidos– y comer alimentos altos en grasas polinsaturadas, las cuales ayudan a reducir el colesterol, entre muchos otros beneficios.

  • Salmón y pescados
  • Nueces (almendras, pistaches, avellanas, cacahuates)
  • Semillas (de girasol, de chía, de calabaza)
  • Aguacate
  • Aceite de olivo

Extra hack: No dejes el huevo. Se ha comprobado que comerlo a diario no sube los niveles de colesterol malo sino que, al contrario, eleva el colesterol bueno. Además, su yema está repleta de la proteína de mejor calidad, ya que contiene aminoácidos, según señalan los doctores de la UNAM.

reducir-colesterol-como-remedios-naturales-alimentos

 

Come mucha fibra

La fibra ayuda a prevenir enfermedades del corazón, y los alimentos con más fibra pueden incluso ayudar a bajar el colesterol. Un adulto debe comer, en promedio, 30 gramos de fibra al día. Pero, ¿qué alimentos la contienen?

  • Pan integral artesanal
  • Frutas
  • Vegetales
  • Cereales de grano entero (avena, amaranto)
  • Leguminosas (frijoles, lentejas y chícharos)
  • Nueces y semillas
  • Arroz integral
  • Espirulina (un superalimento que tiene muchos otros beneficios)

Extra hacks: puedes tomar una cucharadita de linaza molida por las mañanas, espolvoreada en fruta o licuada en cualquier batido. Así, pase lo que pase, ya habrás consumido una cuota de fibra al día.

También puedes hacerte una superbebida con 10 superalimentos, incluyendo espirulina, jengibre y moringa, tres ingredientes con mucha fibra y que ayudan a evolucionar el corazón.

 

En vez de freír o rostizar con aceite, considera antes:

  • Cocer
  • Tostar
  • Hervir
  • Calentar en microondas
  • Asar a la parrilla

 

Realiza ejercicios que activen tu corazón

Si sólo quieres conservar estables tus niveles de colesterol, no tienes que hacer una pesada rutina de ejercicio todos los días. Basta con que camines 30 minutos –lo que también fomentará tu creatividad–, que hagas un poco de yoga o vayas en bicicleta a tu trabajo.

No obstante, si tienes el tiempo y tus niveles de colesterol se resisten a bajar, será necesario que hagas ejercicio aeróbico un poco más intenso, esto es, lo suficiente como para que suba tu ritmo cardíaco. Dos horas y media a la semana de ejercicio aeróbico serán suficientes para reducir el colesterol. ¿Qué tal ir en bicicleta al trabajo?

 

Has rituales relajantes

Los niveles de colesterol pueden elevarse debido al estrés, ya que el cortisol –la hormona del estrés– fomenta la liberación de triglicéridos y ácidos grasos libres, que con el tiempo pueden aumentar el colesterol malo.

Para evitar esto, puedes hacer algunas aromaterapias con aceites esenciales –aquí te decimos cómo–, ya sea para empezar tu día o antes de dormir. También debes probar alejarte un poco de las pantallas y la conmoción de las redes sociales –puedes probar un poco de minimalismo digital–. Y por supuesto, es importante que aprendas a respirar en el día a día, para lo cual también es recomendable que practiques un poco de meditación.

 

* Imágenes: 1) TeePublic; 2) Health; 3) CC



Joven artista pinta ojos sobre piedras (que luego devuelve al sitio donde las encontró)

Los transeúntes pueden sorprender la mirada vouyerista de estas piedras en su camino…

¿Te imaginas ir por el bosque o por la calle y de pronto sentir una mirada? ¿Y qué tal si voltearas y notaras que no hay nadie a tu alrededor? ¿Y si la mirada proviniera de una piedra? Eso te podría pasar si estas de paseo por Queenstown, una ciudad en Tasmania. Y es que en esta isla australiana vive una joven artista que dedica parte de su tiempo creativo a pintar ojos hiperrealistas sobre piedras, las cuales luego regresa al sitio donde las encontró.

Jennifer Allnutt pinta penetrantes y realistas miradas –todas con una expresión específica– sobre las piedras que encuentra en su ciudad natal, en la cual la actividad minera ha dejado un tipo de piedra que funciona perfectamente como lienzo. En este original juego, que oscila entre pintura y performance, esta artista ha encontrado la manera perfecta de dar a conocer parte de su obra. Y nos demuestra de manera preciosa cómo debe ser la labor del artista: despreocupada, desprendida, siempre aspirando a generar asombro y a develar lo real. Porque como dijera el pintor Paul Klee, el arte no reproduce lo visible: lo hace visible.

Así, a través de los ojos que pinta Allnutt podemos develar la realidad y hasta vernos a nosotros mismos. Pero ya que parece improbable que te encuentres uno de estos tesoros oculares, aquí te dejamos algunas fotos del trabajo hiperrealista de esta pintora, cuyos trabajos puedes ver también en Instagram.

pintura-hiperrealista-rocas-anatomia-arte-callejero

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

 



Este cortometraje muestra los peligros de nuestra obsesión con la productividad

En “Merger”, una contadora toma la decisión de integrarse a un sistema de inteligencia artificial.

La productividad es una obsesión de nuestros días, al grado de que puede tomar el lugar de una filosofía o una religión en la vida de algunas personas. Esto amenaza con deshumanizar el trabajo y a quienes lo realizan, limitando no solo sus prestaciones laborales, sino tomando el control total de sus vidas para que estén siempre disponibles para trabajar.

Merger [integración o fusión], el cortometraje de cuatro minutos es obra de Keiichi Matsuda, un arquitecto y diseñador que construyó una estación de trabajo basada en extraer la máxima productividad de los operadores, hasta hacerlos parte del sistema operativo.

Filmado en 360 grados, el corto muestra un futuro distópico no muy lejano. Los algoritmos se han vuelto tan efectivos para dirigir las empresas que poco a poco la gente se integra y se hace uno con la inteligencia artificial (IA).

Matsuda busca abrir perspectivas sobre la obsesión actual con la productividad, la eficiencia y otros conceptos que “deshumanizan” el trabajo, de cara a una automatización total de la productividad. No se trata de estar en contra del progreso tecnológico, sino de que este no se convierta en el único motor de la sociedad.

“Necesitamos reestructurar nuestra sociedad de una manera más radical, donde la automatización se convierta en una ventaja y no en una amenaza.”

El peligro de Skynet (que en la saga Terminator es una inteligencia artificial que lleva a los humanos al borde de la extinción) toma un rostro mucho más amable: los impersonales algoritmos, a quienes no se puede amar ni odiar. Por otra parte, dejar la producción en manos de algoritmos e IA no sería una mala idea, siempre y cuando replanteemos la idea de trabajo y consigamos un ingreso básico universal sin condiciones para todos.

La robotización del trabajo

Y es que, durante el último siglo, el trabajo ha sufrido un proceso de automatización gradual, en la que sistemas eléctricos de mayor o menor complejidad reemplazan al trabajo humano –muchas veces haciéndolo más rápido, más eficiente, o simplemente más seguro.

La mujer que aparece en Merger está literalmente inmersa en su trabajo: su escritorio muestra simultáneamente a todos sus clientes, y sus rutinas están rigurosamente trazadas para que no pierda un minuto en actividades que no sean esenciales para el trabajo (como comer o tener vida social).

keiichi-matsuda-merger
Imagina un mundo donde no puedas diferenciar tu vida real de tu trabajo… WAIT (imagen: Keiichi Matsuda)

Aunque breve, este filme es sumamente efectivo y visualmente estimulante. Por momentos recuerda la sensación de las primeras temporadas de Black Mirror, cuando los futuros distópicos se parecían de manera aterradora a nuestro presente. Otra referencia puede ser la película de culto Soylent Green, en la que (SPOILER) los cuerpos de las personas al morir son reutilizados como comida para dar de comer a los obreros.

No está demás recordarnos que Bertrand Russell, ese gran crítico de la productividad, afirmó que “El sabio uso del ocio es un producto de la civilización y de la educación”. Hay mucho más en la vida que solo trabajo.