Pasar tiempo en la cocina es una excelente forma de liberar nuestra creatividad y alejarnos del estrés. Aunque para algunos puede ser un lugar de completo caos, estamos seguros de que con estas recetas fáciles y de pocos ingredientes vas a lograr ser el chef que tanto estabas esperando.

Además, cocinar tiene grandes beneficios para el cerebro debido a que estimula nuevas conexiones por la vía del aprendizaje. Cuando estamos creando algún platillo mantenemos en práctica nuestra creatividad, fomentamos la curiosidad y vamos desarrollando nuevas habilidades.

Pero eso no es todo. La cocina también tiene a su favor su condición social: históricamente, ha sido una práctica a través de la cual podemos compartir y fortalecer los vínculos. Desde siempre la cocina es un momento de experimentación que, eventualmente, se convierte en dominio.

Si nunca lo intentamos, ¿cómo podremos mejorar nuestras habilidades en la cocina? Somos conscientes de que deberás empezar poco a poco, pero piénsalo de esta forma: si el aprendiz es un poco atrevido, si en un instante de lucidez decide dejar el recetario e ir por cuenta propia, se comienzan a abrir nuevas vetas en su cerebro. Así que prueba estas recetas fáciles. 

alimentos-que-mejoran-humor-antidepresivos-comida-serotonina

 

5 recetas fáciles y con pocos ingredientes

Lasaña de patatas

Ingredientes

  • 2 papas (puedes agregar más para aumentar la porción)
  • 5 jitomates 0 300 gramos de salsa de tomate
  • Queso rallado (manchego, gouda o alguno parecido)
  • 1 manojo de espinacas

 

Preparación

Corta las papas en rodajas delgadas y colócalas en un molde para hornear, después vierte la salsa de tomate (si no conseguiste una salsa, basta con moler unos cuantos jitomates y sazonar la salsa). Agrega capas de papas, espinaca y queso rallado hasta llenar el molde. Sazónalo y déjalo hornear durante 20 minutos a 200°C y ¡listo!

 

Terrina de zanahorias

Ingredientes

  • 1 kilogramo de zanahorias
  • 5 huevos
  • 70 gramos de queso rallado
  • Nuez moscada al gusto

 

Preparación

Pela y corta las zanahorias en tiras, colócalas en una olla con agua y sal y cocina hasta que estén tiernas. Después coloca las zanahorias en una procesadora hasta que quede un puré, agrega los huevos y el queso rallado (al gusto). Una vez que tengas esa mezcla sazónala con sal y pimienta y nuez moscada.

Vierte la preparación en un molde que después cubrirás con papel metálico. Cocina el platillo a baño María durante 50 minutos en el horno a 120°C y verifica con un palillo si la mezcla está cocida y algo crujiente.

 

Rollitos vietnamitas de vegetales

Ingredientes

  • Tortillas de harina u hojas de arroz
  • 1 mango maduro
  • 2 pimientos verdes
  • 1 zanahoria
  • 2 pepinos
  • cilantro

 

Preparación

Pica todos los ingredientes en tiras finas. Cocina un poco las tortillas de harina en el sartén (si conseguiste hojas de arroz, hidrátalas con agua). Mezcla las tiras de vegetales en los rollitos y agrega el cilantro y muele tu mango hasta hacer una pasta uniforme que será la salsa de tus rollitos. Después de poner todos los ingredientes, enrolla y ¡listo para comer!

 

Rollitos de canela

Ingredientes

  • Canela en polvo
  • Pan blanco
  • Chocolate untable
  • Mantequilla
  • Azúcar

 

Preparación

Corta el borde del pan blanco y pasa un rodillo sobre la parte blanca. Mezcla el azúcar con la canela. Unta el chocolate en el pan blanco y rocía un poco de canela con azúcar, haz el rollito con ayuda de tus manos y córtalo por la mitad. Mételo unos segundos al horno de microondas y disfrútalo caliente.

 

Brochetas de piña

Ingredientes

  • Piña
  • Aceite de oliva
  • Palitos de brocheta

 

Preparación

Corta la piña en pequeños rectángulos que pondrás en la brocheta. Unta algo de aceite de oliva en la piña y ponla al fuego de tu estufa directamente (con la llama baja) para que se marquen las rendijas de la estufa y el fuego queme un poco la piña. Basta con 2 minutos de cada lado para tener unas sabrosas brochetas tropicales.

 

Sigue leyendo: 10 cosas que no deberías cocinar con aceite de oliva