Las tormentas eléctricas pueden convertirse en el más asombroso paisaje, siempre y cuando se esté lo suficientemente lejos de ellas como para estar a salvo. Entonces uno simplemente puede relajarse y observar los extraños fenómenos que nos regala la naturaleza. Los rayos han causado gran asombro sobre la humanidad desde los tiempos antiguos y es que cuando irrumpen en medio de la negrura de la noche, instantáneamente lo gobiernan todo pues con su contraste centelleante iluminan volátilmente la oscuridad. Pero ninguno es igual al otro, todos son únicos en su forma y magnitud, aunque quizá los más asombrosos son aquellos destellos rojos que aparecen inesperadamente y se esfuman tal como llegaron, esos son los rayos sprite.

¿Qué son los rayos sprite?

Los rayos sprite no son especialmente raros, pero sí son los más fugaces que existen. Es por eso que no son muy conocidos salvo por meteorólogos y aquellos fotógrafos cazadores de destellos celestiales. Son destellos de color rojo y se esparcen como pinceladas en el cielo, incluso hay algunos que asemejan medusas gigantes que navegan por la bóveda celeste, aunque son muy difíciles de ver.

rayos sprite en el cielo
Stephen Hummel

Los espectros rojos, como también se les conoce, son muy distintos de los rayos que estamos acostumbrados a observar en las descargas eléctricas provenientes de tormentas. Sí que se dan en conjunto con estas, sin embargo, no nacen en la misma región de la atmósfera es por esto que tienen un aspecto muy distinto.

Todas las tormentas eléctricas se gestan dentro de una capa de la atmósfera conocida como troposfera, que se eleva desde los 6 hasta los 19 kilómetros sobre la superficie terrestre. Pero los rayos sprite, ocurren mucho más allá, en el nivel conocido como mesosfera que se extiende hasta los 80 kilómetros de altura. Por esta razón es que es muy difícil dimensionar sus magnitudes, pues si se llega a observar alguno, parecerá que son en realidad muy pequeños. Pero no hay que dejarse confundir por la distancia, el verdadero tamaño de estos gigantes rojos llega a rozar los 50 kilómetros de longitud. Son verdaderamente grandes e impresionantes.

rayos de color rojo en la atmósfera

Mecanismo de defensa atmosférico 

La naturaleza salvaje de los espectros rojos no se comprende del todo todavía. Pero los electrodinámicos atmosféricos consideran que a menudo se desencadenan por un rayo muy fuerte y otro ordinario con carga positiva cerca del suelo. Se cree que son un mecanismo que nuestra atmósfera utiliza para neutralizar las cagas de forma vertical. Aunque es un proceso sumamente veloz que tarda menos de una décima de segundo en detonarse. Tan rápido que si se anda cazando alguno, parpadea y te los perderás.

Afortunadamente las cámaras de alta resolución son capaces de captarlos, claro siempre y cuando se obture en el momento indicado. Si nunca ha observado un rayo sprite esta es su oportunidad de deleitar sus sentidos con la electricidad de nuestro planeta.

paisaje con rayos sprite en el fondo
Stephane Vetter