Robo, remezcla y remediación, son tres pilares de la creatividad y la práctica artística. “Los grandes artistas copian, los genios roban”, reza una sentencia atribuida a Picasso.

Aunque algunos interpretan sus alusiones directas a escenas de otras películas como un homenaje a esos filmes anteriores, Quentin Tarantino prefiere ponerlo de otra manera:

Los genios no hacen homenajes […] Yo robo de cada película que jamás se haya hecho.

Este recurso o filosofía del director estadounidense, autor de algunos “clásicos contemporáneos”, es objeto de este videoensayo titulado: Cómo Quentin Tarantino roba de otras películas.

Tarantino puede o no gustarte, su obra es para algunos fundamental y para otros es poco respetable, pero es difícil negar que su narrativa forjó un lugar en el imaginario de las últimas décadas. Por eso resulta relevante o, al menos interesante, acercarnos a uno de sus rasgos distintivos: el robo.

Ve a continuación How Quentin Tarantino Steals from Other Movies, y si te interesa el robo creativo, te recomendamos también el libro Steal like an artist, de Austin Kleon.