No sólo las emociones o sensaciones del cuerpo y la mente se transmiten a través de la energía: recientemente la ciencia descubrió que las personas que se quejan también pueden tener un impacto en tu salud.

La vida está llena de sensaciones: sentimos felicidad, tristeza y enojo. Sin embargo existe la posibilidad, cuando hay personas que se quejan constantemente y se dejan llevar por el pesimismo, de que esos sentimientos se transformen en verdaderos problemas para la salud.

Muchos dicen que uno atrae a su vida lo que tiene en el pensamiento. Generar una fuerza negativa en la mente puede transmitirse al resto del cuerpo y después trasladarse fuera de nuestro propio ser. Shantideva, el erudito budista, afirmaba que el enojo es capaz de destruir todo lo bueno que hay en nosotros.

personas se quejan mucho malas salud

Los sentimientos negativos son armas peligrosas que pueden acabar con todo en cuestión de minutos porque generan un estado mental que mantiene al ser humano hundido en una vida que considera insatisfactoria. Pero, ¿adivina qué?: la vida se compone de buenos y de malos momentos, nadie nunca aseguró que vivir sería algo sencillo.

Depende de nosotros entender que no tenemos el control de todo, sino sólo de nosotros mismos y de nuestra forma de reaccionar al entorno. Eso es lo que el budismo intenta introducir en la conciencia de las personas que se quejan constantemente.

 

Las personas que se quejan dañan tu cerebro 

No obstante, la ciencia se unió al tema y logró comprobar que las personas que se quejan constantemente producen daños en el cerebro de los demás. Jessica Hullinger es una investigadora que desarrolló el proyecto  Restricción de Quejas, el cual ayuda a tratar los efectos de los pensamientos negativos para la salud.

En el estudio se comprobó que si las personas se quejan menos, los efectos negativos para la salud disminuyen. Una mente cansada y estresada podría guiarte a la enfermedad y es por eso que dejar atrás los pensamientos pesimistas es esencial para mantenernos saludables.

Cuando te quejas, el cerebro libera hormonas del estrés que poco a poco van dañando las conexiones neuronales del área que lleva a cabo las funciones cognitivas. Hullinger también descubrió que escuchar a otras personas quejándose produce el mismo efecto en tu cerebro.

cerebro-quejarse-neuronas-ciencia

Si te has encargado de cuidar tu cerebro a través del equilibrio de tus pensamientos, también asegúrate de cuidar tu salud frente a la energía de otros. No es necesario que te quedes sin convivir, basta con que te relaciones con personas que compartan tu idea de bienestar.

La energía que fluye a través de los demás terminará por fluir en ti. Por eso es importante aprender a cultivar la calma en el pensamiento, para que poco a poco tus reacciones te guíen hacia buenos hábitos que mantendrán tu mente sana y tu salud en perfecto estado.

 

Sigue leyendo: Aprende a cultivar la paciencia y domestica el enojo