El funcionamiento integral del cerebro sigue siendo un misterio pese a las décadas que le ha dedicado la humanidad para tratar de comprenderlo. Incluso la búsqueda de respuestas para descifrar este órgano raya en ocasiones en lo filosófico y existencialista. ¿Qué somos realmente? ¿Nuestra mente reside en el cerebro? La respuesta parece estar en el conectoma. 

conectoma

Un hecho es que no podemos comprender al cerebro de forma aislada, como podríamos hacerlo con cualquier otro órgano. Podríamos vivir sin un ojo o sin un riñón, pero, ¿podríamos hacerlo sin cerebro? La respuesta parece acercarse al no rotundo. En él yacen todos nuestros recuerdos, todo aquello que nos dota de personalidad. Esto no hace más que acercarnos a otra pregunta, ¿somos nuestros recuerdos? Gracias a la memoria, sabemos cómo hablar, caminar e incluso circunstancias más abstractas como razonar.

conectoma

El problema es que la memoria no se limita a una sola área, sino que requiere de muchas regiones cerebrales importantes como el hipocampo o la amígdala, no se limita a una zona específica. Por el contrario, la memoria en su más amplio sentido, reside en la singularidad de toda la estructura conectiva del cerebro, algo que se conoce como conectoma.

Cerebro como universo cósmico

El conectoma es una estructura compleja que funciona como engranaje perfecto, trabaja como una unidad en armonía, tal como lo hace el universo. Consiste en la red completa de neuronas y todas las conexiones entre ellas. Parece sencillo, pero no te dejes engañar por la simplicidad de las palabras, rastrear todos los circuitos de la máquina perfecta no resulta fácil.

conectoma

¿Qué es el conectoma?

Un solo milímetro cúbico de tejido cerebral contiene alrededor de 50 mil neuronas, con una capacidad de generar la sorprendente cantidad de 130 millones de sinapsis. Pero la extensión de nuestro cerebro es vasta, tiene más de un millón de milímetros cúbicos, en consecuencia, el número de neuronas asciende a 86 mil millones de ellas, casi la misma cantidad de galaxias que existen en el Universo. Pero si las cifras te han confundido un poco hasta ahora, espera a saber cuántas sinapsis somos capaces de generar en la totalidad del cerebro; hasta 200 billones de ellas.

cerebro

Pese a que cuesta imaginar la magnitud de las cifras, es suficiente para saber que nuestro conectoma es simplemente maravilloso. Los posibles caminos que siguen las señales neuronales eléctricas a través de un mundo de posibilidades, determinan la capacidad de la memoria y la experiencia subjetiva. Entonces, ¿somos nuestro conectoma? La respuesta parece resultar afirmativa, todo eso somos.

Si la esencia de alguien puede escanearse, como en un prototipo de respaldo cerebral, entonces quizá alcanzaríamos una especie de inmortalidad, al dejar plasmadas las billones de posibilidades de movimiento eléctrico dentro de nuestro cerebro, lo que esencialmente somos; el conectoma.

Sigue leyendo: Es posible que el universo funcione como un gigante cerebro humano