La realidad virtual le ha abierto las puertas a nuestras capacidades cognitivas para experimentar otros mundos, y hasta otros cuerpos. Así, la tecnología puede ser una mediación entre nosotros y el mundo que potencie nuestra empatía –en lugar de aletargarnos y escindirnos del mundo–.

Mediante la realidad virtual podemos ser testigos de la muerte de una estrella, o incluso tecnologizar nuestra conciencia para experimentar un desdoblamiento corporal.

Ahora, el proyecto Tree te permitirá saber qué se siente ser un árbol.

realidad-virtual-arbol-arboles-tree-videojuego-cambio-climatico

Los artistas neoyorquinos Milica Zec y Winslow Porter crearon una plataforma inmersiva en 3D. Con ella buscan expandir la empatía y revelar los impactos del cambio climático sobre los bosques.

Con Tree, estos artistas visuales esperan despertar algunas conciencias, a través de la experiencia personal y lo que ésta llegue a provocar en las emociones de los jugadores.

Y es que no cabe duda de que el cambio climático tiene también sus repercusiones emocionales. A raíz de esta reflexión, el filósofo Glenn Albrecht inventó un término para el dolor psíquico que experimentamos debido al cambio climático. Solstagia es un término que conjuga palabras en griego y latín y cuyo significado combina las emociones de la desolación y el sufrimiento. Según Albrecht, la “solstagia” es el resultado de una erosión de nuestro sentimiento de pertenencia, y de nuestro desarraigo de la naturaleza.

Así, el dolor psíquico que nos puede ocasionar el cambio climático puede ser nombrado como “solstagia”.

El proyecto inmersivo Tree hará sentir a los usuarios la solstagia mediante la tecnología, colocando el índice en lo personal que se vuelve el problema de la deforestación.

En Tree empiezas siendo una semilla y terminas siendo un frondoso árbol.
Pero en algún punto, tendrás que enfrentarte a los leñadores industriales.

Con ayuda del Media Lab del MIT, los artistas pudieron llevar su realidad virtual un paso más allá. Y es que Tree no sólo provee de estímulos visuales y auditivos, sino que incorpora también efectos de viento, vibraciones, temperaturas y aromas.

Gracias a estos efectos, los jugadores experimentar con todos los sentidos el ciclo de vida de uno de los seres más majestuosos que pueblan la tierra: el árbol kapok.

Según dijo Miliza Zec para el portal de VIVE:

Durante los últimos momentos de la experiencia, varios jugadores lloraron o se quitaron el equipo, e incluso más individuos nos dijeron que la pieza les hizo sentir el cambio climático como algo personal por primera vez.

Tree estará disponible para su descarga esta semana, y será compatible con VIVE, VIVE Pro y Oculus Rift.