¿Qué comer cuando estás enfermo del estómago? (y qué alimentos debes evitar)

Quizá no tengas apetito, pero tienes que saber qué puedes comer cuando estás enfermo del estómago (porque no comer no es una opción).

No hay nada más terrible que enfermarse del estómago. Porque no sólo experimentamos dolor, espasmos, náuseas y, en ocasiones, hasta diarrea. También porque no podemos disfrutar de la comida que tanto nos gusta. Es normal, incluso, que se nos quite el apetito. Pero no comer no es una opción, por lo cual debes saber qué comer cuando estás enfermo del estómago, e igual de importante es saber qué alimentos no comer.

Por eso, aquí te mostramos una lista de alimentos que puedes comer cuando estás enfermo del estómago, y otra de qué alimentos debes evitar. Consúltala siempre que tengas duda, pero sobre todo recuerda no dejar de alimentarte, pues eso puede repercutir en una condición estomacal crónica, como la gastritis. Además, no comer nada o comer sólo comida blanda puede ser demasiado restrictivo y causarte un déficit de vitaminas o calórico, así como daño a tus intestinos.

De hecho, comer –pero bien– es parte de lo que tienes que hacer para sanar naturalmente tu sistema digestivo. Eso recomienda la doctora Barbara Bolen, quien además nos da algunos hacks de qué comer cuando tenemos diarrea, una dieta útil también para cuando estas enfermo del estómago, que nosotros complementamos con algunas recomendaciones… ¡Mira!

 

¿Qué SÍ comer cuando estás enfermo del estómago?

Plátano

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

El plátano es la única fruta que se recomienda cruda. Contiene mucho potasio que te ayudará a recuperar electrolitos. Además tiene un tipo de fibra, la pectina, que ayudará a absorber el líquido en los intestinos, contribuyendo a que trabajen mejor.

 

Arroz blanco

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Es alto en carbohidratos y es de fácil digestión. Además, puede ayudarte con la diarrea, en caso de tenerla, pues tiene un efecto astringente –es decir que, en casos normales, estriñe, ya que ralentiza el movimiento del estómago–.

 

Manzana

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

La manzana puede ser laxante o astringente –estreñir– según cómo se consuma. En general facilita la digestión, pero es un alimento que puedes comer cuando estás enfermo del estómago sólo si la pelas, ya que así obtendrás la pectina –la misma fibra soluble presente en el plátano– y evitarás la fibra regular. Puedes comerla cocida pero, ojo, sin endulzantes: sólo con canela. Así le evitarás al estómago parte del proceso de digestión de esta fruta.

 

Pan blanco

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Si es industrial, el pan blanco no es una gran fuente de nutrientes, pero es el único tipo de pan que no te caerá pesado. Básicamente te servirá para complementar comidas y cubrir necesidades alimenticias. Será mejor si lo consigues artesanal –en forma de baguette, por ejemplo– y si lo comes tostado.

 

Pasta

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Como el pan blanco, la pasta es un alimento de fácil digestión que te puede servir para cubrir necesidades alimenticias y complementar platillos con verduras y carnes blandas como pollo o pavo.

 

Papa cocida

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Un clásico alimento para comer cuando estás enfermo del estómago. No obstante, algunos la comen con cáscara, lo cual es un error, pues tiene demasiada fibra, misma que es de difícil digestión. Lo mejor de la papa es que está llena de potasio.

 

Zanahoria

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

La zanahoria cocida es un alimento blando y dulzón que puedes comer con tranquilidad aunque estés enfermo del estómago, y que te aportará muchas vitaminas. Sólo quítale la cascara, pues como pasa con la papa, es donde se aloja la fibra. Cómela en rebanadas o haz un puré con ella.

 

Pollo cocido o asado

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

El pollo es la carne perfecta para comer cuando estás enfermo del estómago, ya que es de fácil digestión y es una gran fuente de proteína. Prepáralo sólo con sal.

 

Yogurt

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

El yogurt es un superalimento y es la única excepción a la estricta restricción de lácteos que debes tener durante tu convalecencia estomacal. Y es que no sólo es ligero, sino que tiene lactobacilos que pueden ayudarte a lidiar con las bacterias que estén repercutiendo en la salud de tu estómago. Sólo escoge uno sin azúcar.

 

Caldo de pollo

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Puedes prepararte un caldo de pollo: todos sus ingredientes serán buenos para ti, desde la sal hasta el pollo. Pero cuida que las verduras estén peladas, pues la cáscara es la que tiene fibra y puede caerte pesada. Y de preferencia usa sólo verduras ligeras como zanahoria, papa o calabaza; nada de brócoli o coliflor, porque inflaman mucho el estómago.

 

Avena cocida con leche de arroz

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

La avena cocida es un alimento blando pero muy alimenticio que es ideal en estos momentos. Sólo debes evitar endulzarla o hacerla con cualquier tipo de leche que no sea leche de arroz –que es de fácil digestión–. Si quieres, le puedes poner plátano y canela para endulzar.

 

Pretzels

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Si quieres botanear algo, los preztels son una gran opción. No te caerán pesados al estómago, pues no están fritos ni tienen fibra. Y si tienes diarrea, te ayudarán a recuperar el sodio perdido.

 

Suero

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Cuando tenemos diarrea también es buena idea tomar bebidas deportivas para recuperar electrolitos. Pero tienen mucha azúcar, la cual no es recomendable cuando estamos enfermos del estómago. Puedes optar por hacerte un suero casero. Sólo necesitas un vaso de agua, la punta de una cucharadita de sal, una cucharadita de miel, media cucharadita de bicarbonato de sodio y el jugo de un limón. Esto te ayudará a cubrir necesidades calóricas y evitará que se te baje la presión.

 

Té de canela

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

La canela ayuda al sistema digestivo, tiene propiedades carminativas –es decir, reduce los gases en el estómago–, previene las úlceras y, lo mejor: evita vómitos y náuseas. Además suprime el antojo por azúcar, lo que puede ser de ayuda en momentos en los que debemos restringir todo tipo de endulzante.

 

¿Qué NO comer cuando estás enfermo del estómago?

Debes evitar a toda costa:

Picante y condimentos

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Debes evitar todo tipo de chiles, salsas o especias, así como comidas que los incluyan.

 

Grasas saturadas

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Presentes en alimentos procesados y alimentos de origen animal. Ralentizan el movimiento intestinal y pueden inflamar.

 

Alcohol

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Ni siquiera los supuestamente digestivos, porque el alcohol es irritante y puede alterar el equilibrio de la flora intestinal.

 

Cafeína

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Esto incluye la cafeína del té negro, de los refrescos de cola y del chocolate oscuro. Te puede irritar el estómago.

 

Lácteos

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Tienen mucha grasa saturada y son de difícil digestión.

 

Azúcar

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Afecta la actividad metabólica, interfiriendo en los procesos digestivos.

 

Brócoli, coliflor, lechuga, kale y repollo

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Son verduras con refinosa, una azúcar de difícil digestión. Por eso ocasionan inflamación.

 

Frutas y verduras con cáscara

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Es en la cáscara donde está la fibra, que para el estómago es difícil procesar y puede empeorar la diarrea.

 

Proteínas pesadas

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Como el salmón, el cerdo, la carne de vaca o el huevo –sobre todo la yema cocida– Son de difícil digestión, pues además suelen tener gran cantidad de grasa. Sólo el salmón tiene más grasa polinsaturada, pero ésta también puede caer pesada al estómago.

 

Frijoles, lentejas y garbanzos

que-comer-estas-enfermo-estomago-que-alimentos-no-comer

Provocan gases debido a que contienen oligosacáridos, esto es, carbohidratos no digeribles por el intestino.



Luna de trueno y eclipse parcial hoy: transmisión en vivo y todo lo que debes saber

Se trata del último eclipse lunar del año y los espíritus del “rayo” se apoderan de esta enigmática luna llena…

Mucho de las tradiciones nativas americanas circula en torno a la conexión entre los astros y la tierra. De ahí que según algunos de sus mitos, ciertas lunas llenas se encuentran relacionadas con la tierra, especialmente con las cosechas, aunque también con el clima y las estaciones del año. Según la tradición nativa americana, se le llama luna del rayo o luna de trueno a la luna llena que aparece durante el mes de julio. Su nombre, como puede ser obvio, se relaciona con la temporada donde ocurren las tormentas más fuertes. También se le conoce como la luna del ciervo, pues es en esta temporada cuando los cuernos de este animal brotan de su aterciopelada piel. 

En esta ocasión, la luna del rayo o luna de trueno viene acompañada de un suceso especial: el último eclipse lunar de 2019. Si bien este eclipse será parcial, podrá alcanzarse a notar si miras en el horario indicado. 

Aproximadamente 7 minutos antes del pico de la luna llena, nuestro astro favorito comenzará a sumergirse en la sombra de la Tierra, iniciando el último eclipse lunar del año. Mientras tanto, Saturno estará acercándose a la luna en el cielo nocturno.

La luna no se pondrá roja durante el eclipse, pero sí podrá verse una parte de ella que comenzará a lucir gradualmente más oscura a partir de las 22 horas (tiempo de la Ciudad de México) y volverá a su estado inicial a la 01 hora del 17 de julio.

Este eclipse tendrá una magnitud máxima de 0.65, lo que significa que el 65% del diámetro de la luna estará cubierto por la sombra de la Tierra, por lo que diversos medios de divulgación científica le han llamado “eclipse de media sangre”.

La luna de trueno y el eclipse parcial serán visible en casi todo el mundo. Si en tu ciudad no puedes verlo, no te preocupes, aquí te proporcionamos el video de la transmisión en vivo



Tu vida sexual y tu salario están íntimamente relacionados, mira por qué

El estudio no sugiere tener sexo en la oficina, sino que existe una correlación entre el salario y la frecuencia de la actividad sexual.

El salud, el dinero y el amor (o la vida sexual, si se prefiere) son, sin duda, las mayores preocupaciones de cualquier trabajador en esta época. Un triángulo frágil que, sin embargo, muestra una firme interdependencia según un estudio publicado en la Revista Internacional de la Fuerza de Trabajo.

En dicho estudio, el doctor Nick Drydakis, de la Universidad Anglia Ruskin, afirma que los trabajadores que tienen actividad sexual dos o tres veces por semana ganan en promedio 4.5% más que los trabajadores que tienen sexo con menor frecuencia. 

Se entrevistó a más de 7,000 trabajadores y trabajadoras de distintas edades y orientaciones sexo-afectivas, además de utilizar metodologías que dieran cuenta de la posible información falsa que la gente compartiera (porque no es ciencia que la gente suele mentir sobre su cuenta bancaria y su vida sexual).

Se propone que la actividad sexual es un indicador de salud física y mental que debe considerarse como parte de la serie de rasgos productivos de una persona, en este caso, de trabajadores y trabajadoras.

Según Drydakis, es difícil saber qué lleva a qué: si la falta de sexo a ingresos bajos o los sueldos altos a mayor frecuencia de relaciones. Se sabe, sin embargo, que “el celibato resulta en menores salarios, así como los menores salarios conllevan menos sexo. Es decir, tenemos argumentos socioeconómicos, de salud y de salud mental para respaldar ambos efectos”.

vida-sexual-salario2
No queda claro si a más sexo mayor salario, o viceversa, pero la relación se sostiene estadísticamente

 

¿Riqueza sexual?

El estudio no señala diferencias salariales entre trabajadores heterosexuales y homosexuales: la orientación no parece ser el factor determinante del mayor salario, sino la frecuencia de actividad sexual.

Esta misma relación directa fue incluso más alta en la franja de edad entre 26 y 50 años. De igual forma, el sueldo de individuos con capacidades diferentes sexualmente activos resulta mayor que el de los no activos.

Para los investigadores, la actividad sexual no se desarrolla solamente en el terreno de lo íntimo, sino que debe tomarse en cuenta como “barómetro para la salud, la calidad de vida, el bienestar y la felicidad”.

La hipótesis de Drydakis es que el sexo tiene un impacto emocional importante sobre otras áreas de la vida, como el trabajo. Igualmente, señala que otras formas de cuidados que no involucren relaciones sexuales (el contacto, la vida social), son importantes para el equilibrio de la salud mental.

Padecimientos como la ansiedad y la depresión tienen un impacto económico importante. No se trata de decir que estos pacientes deberían tener “más sexo” para estar más sanos y trabajar mejor, sino de entender que cuidar de nosotros mismos y de los demás (incluyendo el ámbito sexual) impacta positivamente en el resto de nuestra vida emocional.