No hay nada más delicioso que empezar el día con un rico café que, aunque llega a nosotros en forma soluble o de grano, no crece así en la naturaleza. Surge de una hermosa flor blanca de los árboles cafetales, que más tarde se transforma en un fruto parecido a las cerezas. Antes de llegar hasta los consumidores, el fruto pasa por un proceso donde se desechan la piel y la pulpa para dejar sólo el grano. Quizá hayas escuchado los enormes beneficios del grano de café, pero te sorprenderá saber que la pulpa tiene aún más propiedades, una reciente investigación asegura que es una herramienta poderosa para reforestar los bosques tropicales.

Desperdicio de café para reforestar bosques 

Un equipo de investigación de la Universidad de Hawái en Mānoa, encontró que la pulpa desechada por la industria del café, puede resultar espectacular para acelerar la recuperación de bosque tropicales. Esto luego de que se probaran sus enormes beneficios en una tierra agotada por la agricultura en Costa Rica.

bosque reforestado
El bosque en recuperación 3 años después de la aplicación de la pulpa de café al área. Crédito: Rebecca Cole.

“El área tratada con una gruesa capa de pulpa de café se convirtió en un pequeño bosque en solo dos años, mientras que la parcela de control permaneció dominada por pastos no nativos”, explica Rebecca Cole, líder de la investigación.

pulpa de café para reforestar bosque
Rebecca Cole

El equipo midió los niveles de nutrientes en una tierra post-agricultura de Costa Rica dedicada anteriormente al monocultivo del café. De igual forma catalogaron las especies endémicas antes de esparcir una capa gruesa de medio metro de espesor, que requirió un total de 30 camiones de volteo llenos de pulpa de café. La parcela de 35 metros por 40, se ubica en la Reserva Biológica Sabalito y está en proceso de reforestación.

El nacimiento de un pequeño bosque

Luego de dos años, el área sorprendentemente se recuperó con mayor facilidad que el área de control donde no se esparció la pulpa de café. El 80% de la parcela con pulpa estaba cubierta por árboles cuya altura superó por cuatro veces el tamaño de aquellos nacidos en la parcela de control. Es decir, que la pulpa estimuló en más del cuádruple el crecimiento arbóreo en contraste con la parcela de control que no se cubrió con pulpa.

bosque reforestado
La diferencia entre la pulpa de café y la parcela de control después de 1 año. Crédito: Rebecca Cole

Tras dos años de la cubierta de café y luego de que un pequeño bosque emergiera, los investigadores analizaron los nutrientes disponibles en la tierra. Descubrieron niveles significativamente elevados de carbono, nitrógeno y fósforo, todos los componentes necesarios para el crecimiento agrícola. No obstante, el potasio que también es importante, se encontró en menor medida en el área de la pulpa de café que en la parcela de control.

Los pastos invasores que impiden la reforestación correcta de zonas post-agrícolas, también desaparecieron gracias al café. La capa de pulpa de café ayudó a reforestar el pequeño bosque y permitió el surgimiento de especies de árboles cuyas semillas fueron introducidas naturalmente por el viento o la dispersión animal.

Reciclar para reforestar

Cole hace hincapié en la sugerencia de utilizar productos de desechos orgánicos que industrias como la cafetalera descartan por su inutilidad comercial, pero que pueden usarse para el bien del medio ambiente. De esta forma, los costos ambientales de la industria agrícola podrían minorizarse al utilizar los desechos como herramientas para la reforestación y restauración global de los bosques.

pulpa de café en bosque
Rebecca Cole

Lo que le pertenece a la madre tierra y se le es devuelto de la forma mejor monitoreada, podría resultar en un ganar-ganar y replantear la relación que la humanidad mantiene con el planeta.

Referencias: 
Cole, R. Zahawi, R. (2021). Coffee pulp accelerates early tropical forest succession on old fields. British Ecological Society. DOI

Sigue leyendo: Tsunami verde: 10 mil millones de árboles restaurarán los bosques de Paquistán