Todos somos soñadores despiertos en algún momento de nuestras vidas. A veces, cuando estamos aburridos o simplemente miramos por la ventana en el autobús, nuestro cerebro tiene la asombrosa capacidad de imaginar escenarios fantásticos. Es decir, experimentar la despersonalización.

Sigmund Freud creía que los sueños despiertos, al igual que esas imágenes que vemos mientras dormimos, son un mecanismo que nos ayuda a liberar un poco de la carga inconsciente que llevan nuestras mentes.

No obstante, ¿qué pasaría si, más que soñar despierto, de repente tu entorno no es real en absoluto? Esto puede ocurrir hasta el punto en el que cuestionas tu propia existencia e identidad?

despersonalizacion

La realidad comienza a sentirse como un sueño, en el que simplemente estás ahí, actuando, pero no eres tú y tu entorno no está allí en absoluto. Te sientes como un autómata, o como si pudieras ver las líneas de números verdes que componen la matriz, pero a diferencia de Neo, no puedes controlarte a ti mismo ni a tu entorno.

Lo que se acaba de describir es una experiencia con la que muchas personas en todo el mundo a menudo tienen que lidiar. Y no, no es un sueño normal, sino una condición mental que puede acompañar a otras como ansiedad u otros trastornos de la personalidad.

¿Qué es la despersonalización?

La despersonalización es básicamente la sensación de estar desconectado de tu entorno, así como de tu cuerpo y pensamientos. Por eso es posible que te sientas atrapado en un sueño en el que, sin embargo, eres consciente de tu propio desapego.

Según una encuesta de Health Research Funding, aproximadamente el 50% de los adultos en EE. UU. sufrirán uno o dos episodios de despersonalización en su vida. Estos episodios no están necesariamente relacionados con otros trastornos mentales, y por eso es muy probable que en algún momento de nuestras vidas atravesemos un episodio de despersonalización.

Las causas de la desconexión del mundo real

Aunque la despersonalización puede tener diferentes causas como: estrés postraumático, convulsiones o enfermedad cerebral.  El mismo estudio señala que el principal desencadenante de estos episodios es el estrés.

Entonces, por ejemplo, los veteranos de guerra, los sobrevivientes de algún trauma, desastres naturales o presenciaron violencia tienen más probabilidades de tener estos episodios. Lo mismo les puede suceder a las personas que recibieron lesiones en la cabeza o si viven con un trastorno convulsivo.

despersonalizacion

Lo que pasa con la despersonalización es que funciona como un “escape” para tu cerebro cuando está bajo estrés. Es como si tu mente inconsciente tuviera un botón de “expulsión” que de repente te separa de tu realidad, creando esa sensación de extrañeza con tu entorno.

Además, otro síntoma común es la sensación de que no tienes el control de tus acciones y pensamientos. Por supuesto, no significa que su cuerpo esté actuando por sí solo, pero eso es lo que se siente.

Un mundo aún desconocido

La falta de discusión sobre este trastorno, y la dificultad para describirlo, hace que quienes conviven con él piensen que pueden estar perdiendo el contacto con la realidad y, paradójicamente, este miedo agrava aún más el estrés con el que conviven.

Sin embargo, la despersonalización no está relacionada con los trastornos psicóticos, porque al menos eres consciente de lo que está sucediendo con tu mente. Esta sensación y el miedo que la acompaña también pueden aumentar debido a que durante los episodios de despersonalización puedes sentir que tu cuerpo o las cosas que te rodean están distorsionadas.

Pero ese es un efecto de la ansiedad que genera una crisis porque tu cuerpo potencia sus sentidos y altera levemente tu percepción del mundo. Por supuesto, es importante tener en cuenta que estos episodios no son como cuando te desconectas de tu mundo mientras escuchas música. Pero, si cree que ha experimentado estos síntomas, consulte a especialistas que lo ayudarán a tratarlo de la mejor manera posible.

soñar depsierto despersonalizacion