Un grupo de amigas construyó esta hermosa casa para envejecer juntas

La amistad es quizá el lazo más fuerte al que podemos aspirar los seres humanos. Estas amigas lo comprueban con este precioso proyecto de vida.

Un grupo de siete amigas en Cantón, China, construyó una preciosa casa. ¿El propósito? Vivir ahí y envejecer juntas. Este conmovedor pacto amistoso parece un sueño hecho realidad. Todos sentimos alguna vez el miedo a pasar los últimos días de nuestras vidas en soledad. Pero estas mujeres no tendrán que preocuparse nunca más por eso. Decidieron invertir sus ahorros para transformar una vieja casa de 700 metros cuadrados en un paraíso natural.

Al ver la casa, con ventanas abiertas que dan a un paisaje cubierto de verdor, cualquiera se siente inmediatamente en paz. Estas mujeres podrán salir a hacer largos paseos en contacto con la naturaleza y regresar a un hogar en el que nunca se sentirán solas. Por si fuera poco, el interior es tan bello como el exterior: las habitaciones son amplias, e incluso cuenta con una área para tomar el té y pasar una tarde tranquila contemplando las colinas. Cada rincón de la casa pareciera un homenaje a todo lo que han vivido juntas a través de 20 años de amistad.

La amistad es quizá el lazo más fuerte al que podemos aspirar los seres humanos. En cierto sentido, es como una familia que eliges. Además, una buena amistad es producto de años y años de empatía por la otra persona; es el fruto final de un esfuerzo continuo por apoyar a alguien en las buenas y en las malas. Es por eso que, pase lo que pase, estas amigas tienen garantizada una vejez perfecta. 

Este video te da un tour por la maravillosa casa de estas amigas:



Luna de trueno y eclipse parcial hoy: transmisión en vivo y todo lo que debes saber

Se trata del último eclipse lunar del año y los espíritus del “rayo” se apoderan de esta enigmática luna llena…

Mucho de las tradiciones nativas americanas circula en torno a la conexión entre los astros y la tierra. De ahí que según algunos de sus mitos, ciertas lunas llenas se encuentran relacionadas con la tierra, especialmente con las cosechas, aunque también con el clima y las estaciones del año. Según la tradición nativa americana, se le llama luna del rayo o luna de trueno a la luna llena que aparece durante el mes de julio. Su nombre, como puede ser obvio, se relaciona con la temporada donde ocurren las tormentas más fuertes. También se le conoce como la luna del ciervo, pues es en esta temporada cuando los cuernos de este animal brotan de su aterciopelada piel. 

En esta ocasión, la luna del rayo o luna de trueno viene acompañada de un suceso especial: el último eclipse lunar de 2019. Si bien este eclipse será parcial, podrá alcanzarse a notar si miras en el horario indicado. 

Aproximadamente 7 minutos antes del pico de la luna llena, nuestro astro favorito comenzará a sumergirse en la sombra de la Tierra, iniciando el último eclipse lunar del año. Mientras tanto, Saturno estará acercándose a la luna en el cielo nocturno.

La luna no se pondrá roja durante el eclipse, pero sí podrá verse una parte de ella que comenzará a lucir gradualmente más oscura a partir de las 22 horas (tiempo de la Ciudad de México) y volverá a su estado inicial a la 01 hora del 17 de julio.

Este eclipse tendrá una magnitud máxima de 0.65, lo que significa que el 65% del diámetro de la luna estará cubierto por la sombra de la Tierra, por lo que diversos medios de divulgación científica le han llamado “eclipse de media sangre”.

La luna de trueno y el eclipse parcial serán visible en casi todo el mundo. Si en tu ciudad no puedes verlo, no te preocupes, aquí te proporcionamos el video de la transmisión en vivo



Tu vida sexual y tu salario están íntimamente relacionados, mira por qué

El estudio no sugiere tener sexo en la oficina, sino que existe una correlación entre el salario y la frecuencia de la actividad sexual.

El salud, el dinero y el amor (o la vida sexual, si se prefiere) son, sin duda, las mayores preocupaciones de cualquier trabajador en esta época. Un triángulo frágil que, sin embargo, muestra una firme interdependencia según un estudio publicado en la Revista Internacional de la Fuerza de Trabajo.

En dicho estudio, el doctor Nick Drydakis, de la Universidad Anglia Ruskin, afirma que los trabajadores que tienen actividad sexual dos o tres veces por semana ganan en promedio 4.5% más que los trabajadores que tienen sexo con menor frecuencia. 

Se entrevistó a más de 7,000 trabajadores y trabajadoras de distintas edades y orientaciones sexo-afectivas, además de utilizar metodologías que dieran cuenta de la posible información falsa que la gente compartiera (porque no es ciencia que la gente suele mentir sobre su cuenta bancaria y su vida sexual).

Se propone que la actividad sexual es un indicador de salud física y mental que debe considerarse como parte de la serie de rasgos productivos de una persona, en este caso, de trabajadores y trabajadoras.

Según Drydakis, es difícil saber qué lleva a qué: si la falta de sexo a ingresos bajos o los sueldos altos a mayor frecuencia de relaciones. Se sabe, sin embargo, que “el celibato resulta en menores salarios, así como los menores salarios conllevan menos sexo. Es decir, tenemos argumentos socioeconómicos, de salud y de salud mental para respaldar ambos efectos”.

vida-sexual-salario2
No queda claro si a más sexo mayor salario, o viceversa, pero la relación se sostiene estadísticamente

 

¿Riqueza sexual?

El estudio no señala diferencias salariales entre trabajadores heterosexuales y homosexuales: la orientación no parece ser el factor determinante del mayor salario, sino la frecuencia de actividad sexual.

Esta misma relación directa fue incluso más alta en la franja de edad entre 26 y 50 años. De igual forma, el sueldo de individuos con capacidades diferentes sexualmente activos resulta mayor que el de los no activos.

Para los investigadores, la actividad sexual no se desarrolla solamente en el terreno de lo íntimo, sino que debe tomarse en cuenta como “barómetro para la salud, la calidad de vida, el bienestar y la felicidad”.

La hipótesis de Drydakis es que el sexo tiene un impacto emocional importante sobre otras áreas de la vida, como el trabajo. Igualmente, señala que otras formas de cuidados que no involucren relaciones sexuales (el contacto, la vida social), son importantes para el equilibrio de la salud mental.

Padecimientos como la ansiedad y la depresión tienen un impacto económico importante. No se trata de decir que estos pacientes deberían tener “más sexo” para estar más sanos y trabajar mejor, sino de entender que cuidar de nosotros mismos y de los demás (incluyendo el ámbito sexual) impacta positivamente en el resto de nuestra vida emocional.