Así como exploramos el cosmos, nos hundimos en las profundidades de los mares. A través de Julio Verne y sus 20 mil lenguas de viaje submarino activamos el imaginario colectivo y la posibilidad de descubrir las aguas marinas. Décadas después vino Jacques Cousteau a rozar la realidad con la ciencia ficción, creando el regulador de buceo sin necesidad de conexiones de mangueras de oxigeno provenientes desde la superficie, que todavía se utiliza en la actualidad. Ese es Proteus, una especie de Estación Espacial Internacional debajo de los océanos. 

Cousteau le legó al mundo su historia de empatía con el mundo subacuático. Fue una de las primeras personas en defender la vida marina de la contaminación y hasta la fecha su legado sigue vivo.

estacion-oceano-plataforma-proteus
DPA

Su nieto Fabien Cousteau, acaba de lanzar un ambicioso proyecto en pro del mundo subacuático. Proteus, como él la llama, es una planta submarina, una especie de estación espacial pero debajo del océano.

Estación oceánica subacuática

Mide unos 372 metros cuadrados repartidos en dos plantas. La base se encontrará anclada a veinte metros de profundidad bajo el agua y podrá albergar a doce personas. El objetivo detrás de Proteus sigue la línea de la ética y empatía de los Cousteau con los océanos.

La plataforma busca ser una instalación permanente para investigar los mares. Tan sólo el 5% de ellos ha sido explorado debido a que como humanos, nos es imposible mantenernos durante largos periodos de tiempo debajo del agua. Tan solo unas cuantas horas y luego hay que regresar a la superficie.

proteus-estacion-oceanica-subacuatica

Fabien busca hacer ciencia como nunca antes se ha hecho, al menos no así; desde debajo del agua. Una plataforma subacuática supera todos los límites de espacio, se obtiene un acceso ilimitado al fondo del mar.

“Obtienes la posibilidad de hacer ciencia de un modo único: puedes reunir muestras, datos e información. Y para ello, no dispones solo de minutos, sino de horas y horas. No hay que tomar la muestra, llevarla a la superficie y luego enviarla a alguna parte del mundo para analizar. Se hace todo eso en el hábitat mismo que se investiga”.

Proteus no es la primera plataforma subacuática que existe, ya han existido más de sesenta de ellas, aunque en la actualidad sólo una se mantiene en funcionamiento. Creada en 1986, Aquarius, en Cayo Largo, Florida, es la única plataforma sobreviviente. Tiene apenas 38 metros cuadrados de superficie. No está diseñada para albergar vida durante muchos días, a pesar de ello, el mismo Fabien tiene el récord de la instancia más larga debajo del mar dentro de Aquarius, con 31 días.

proteus-estacion-plataforma-subacuatica

Justamente esto le sirvió de inspiración para renovar la idea de una estación acuática que aproveche la tecnología moderna para superar todos los límites en la investigación marina. Además, otro de los objetivos centrales de Proteus, es la preservación de su vida acuática. Debajo del mar, es más fácil monitorear las especies y protegerlas factores de riesgo. 

Sin duda, Proteus es una estación oceánica que rompe los límites hasta ahora conocidos. Abrirá un parteaguas para la investigación marina y la responsabilidad ante la vida de los océanos. 

Sigue leyendo: Esta esfera submarina cría peces sin contaminar el ambiente