Close

Prometo no enamorarme: cine para los que se enamoran al instante

2.2KSHARES
Esta película te hará pensar (y escuchar) el amor de otra manera.

El amor es la motivación que nos lleva a conocer la belleza; pero no sólo la belleza visual, sino también la sonora. El amor es contemplar el paisaje sonoro cotidiano presente en los martilleos de un zapatero, en la licuadora que suena desde la cocina, o incluso en los ronquidos del otro al dormir a su lado. Pero ese afecto, ávido de belleza, puede incluso llevar a romper una promesa, como sucede en la película Prometo no enamorarme del director mexicano Alejandro Sugich.

Esta película nos hace abrir los ojos –pero sobre todo los oídos– a una peculiar forma de expresar el amor. En Prometo no enamorarme, el lenguaje principal del amor está en las ondas sonoras y todo lo que éstas producen en nosotros. Son lo que reúne alrededor de una fuente en la Ciudad de México a dos perfectos desconocidos, amantes de la música al punto de que ésta trastoca sus vidas de peculiares maneras. Ella, Julieta, es una chica española que toca el chelo; él, Iván, es un DJ mexicano coleccionista de sonidos.

prometo no enamorarme pelicula helena cines

Julieta tiene una relación con un músico de fama mundial que, paradójicamente, no sabe escuchar. Iván, en cambio, tiene una carrera en ascenso. Pero decide quedarse a ayudarle a aquella española desconocida a salir de esa desafinación en la que se encuentra. Y aunque entre broma y broma él le promete a Julieta no enamorarse, eso sucede irremediablemente en menos de 24 horas.

Prometo no enamorarme no es una película cliché. Es, en realidad, un retrato perfecto para entender la profundidad del amor platónico y a las personas que, como Iván, idealizan lo que ven –o lo que escuchan– y saben percibir con los sentidos la esencia de lo realmente bello. La originalidad de Prometo no enamorarme reside, entre otras cosas, en el tratamiento sonoro que se le da a este amor platónico trascendente.

Contrario a lo que se piensa, el amor platónico no es el enamoramiento de lo inalcanzable –por ejemplo, de quien nos ha rechazado– sino el enamoramiento de la esencia. Ésta es también inalcanzable, o podría decirse intocable, pero nos permite ponernos en movimiento y sintonía con el otro. Iván lo sabe, y eso le permite en Prometo no enamorarme experimentar el amor como una afirmación, más allá de lo que el futuro depare. Es por eso que rompe su promesa; pero a cambio de ello, logra pegar el corazón despedazado de Julieta.

Curiosamente quizá sea Luis, el amigo de Iván adicto al jarabe para la tos, quien entiende esto de la más simple pero precisa manera:

Si nunca compras un boleto, nunca vas a ganar la lotería.

prometo no enamorarme pelicula helena cines

Y resulta que Luis tenía razón, pero quizá no como se lo imaginaba. Porque el amor no es necesariamente poseer al otro, ni la vida es grabar todo lo que escuchamos para poder repetirlo cuantas veces queramos. La vida es, en realidad, algo que hay que grabar un poco menos y vivir un poco más.

Esas son las preciosas lecciones de esta película mexicana, producida por Fábrica de Cine y Palomino Films, que se estrenará en las salas Cinépolis este 8 de junio. Una buena oportunidad para escuchar el paisaje sonoro del amor platónico más sincero.

Ver Más
Close