Prometo no enamorarme: cine para los que se enamoran al instante

Esta película te hará pensar (y escuchar) el amor de otra manera.

El amor es la motivación que nos lleva a conocer la belleza; pero no sólo la belleza visual, sino también la sonora. El amor es contemplar el paisaje sonoro cotidiano presente en los martilleos de un zapatero, en la licuadora que suena desde la cocina, o incluso en los ronquidos del otro al dormir a su lado. Pero ese afecto, ávido de belleza, puede incluso llevar a romper una promesa, como sucede en la película Prometo no enamorarme del director mexicano Alejandro Sugich.

Esta película nos hace abrir los ojos –pero sobre todo los oídos– a una peculiar forma de expresar el amor. En Prometo no enamorarme, el lenguaje principal del amor está en las ondas sonoras y todo lo que éstas producen en nosotros. Son lo que reúne alrededor de una fuente en la Ciudad de México a dos perfectos desconocidos, amantes de la música al punto de que ésta trastoca sus vidas de peculiares maneras. Ella, Julieta, es una chica española que toca el chelo; él, Iván, es un DJ mexicano coleccionista de sonidos.

prometo no enamorarme pelicula helena cines

Julieta tiene una relación con un músico de fama mundial que, paradójicamente, no sabe escuchar. Iván, en cambio, tiene una carrera en ascenso. Pero decide quedarse a ayudarle a aquella española desconocida a salir de esa desafinación en la que se encuentra. Y aunque entre broma y broma él le promete a Julieta no enamorarse, eso sucede irremediablemente en menos de 24 horas.

Prometo no enamorarme no es una película cliché. Es, en realidad, un retrato perfecto para entender la profundidad del amor platónico y a las personas que, como Iván, idealizan lo que ven –o lo que escuchan– y saben percibir con los sentidos la esencia de lo realmente bello. La originalidad de Prometo no enamorarme reside, entre otras cosas, en el tratamiento sonoro que se le da a este amor platónico trascendente.

Contrario a lo que se piensa, el amor platónico no es el enamoramiento de lo inalcanzable –por ejemplo, de quien nos ha rechazado– sino el enamoramiento de la esencia. Ésta es también inalcanzable, o podría decirse intocable, pero nos permite ponernos en movimiento y sintonía con el otro. Iván lo sabe, y eso le permite en Prometo no enamorarme experimentar el amor como una afirmación, más allá de lo que el futuro depare. Es por eso que rompe su promesa; pero a cambio de ello, logra pegar el corazón despedazado de Julieta.

Curiosamente quizá sea Luis, el amigo de Iván adicto al jarabe para la tos, quien entiende esto de la más simple pero precisa manera:

Si nunca compras un boleto, nunca vas a ganar la lotería.

prometo no enamorarme pelicula helena cines

Y resulta que Luis tenía razón, pero quizá no como se lo imaginaba. Porque el amor no es necesariamente poseer al otro, ni la vida es grabar todo lo que escuchamos para poder repetirlo cuantas veces queramos. La vida es, en realidad, algo que hay que grabar un poco menos y vivir un poco más.

Esas son las preciosas lecciones de esta película mexicana, producida por Fábrica de Cine y Palomino Films, que se estrenará en las salas Cinépolis este 8 de junio. Una buena oportunidad para escuchar el paisaje sonoro del amor platónico más sincero.



México deja en la calle al 70 % de sus mascotas

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

Tener animales de compañía literalmente nos regala vitalidad, pero también puede ser difícil. Mucho más difícil que tomar la decisión de tenerlos. Por eso –y porque se trata de un ser vivo–, es importante repensar con seriedad, antes de adquirir una mascota, si podremos cuidarla con todas las necesidades que implica. 

Tan sólo este dato tan desolador como gravoso nos hará pensarlo dos veces: en México, el 70 % de las mascotas son abandonadas, de cuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Y no sólo eso: 

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

mascotas-mexico-animales-abandonados-calle

De acuerdo con la organización Adoptare, se trata de un problema común en las grandes capitales de latinoamérica que obliga a dichas ciudades a enfrentar graves retos en torno a los animales en abandono. Alan Rozz, fundador de Adoptare México, explica que, aunque las adopciones de animales han aumentado en los últimos años, todavía se compran cachorros y se regalan como objetos, por lo que el abandono también continúa aumentando.

El censo del INEGI de 2016, la cifra de perros en el país es de aproximadamente 19.5 millones; por su parte, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios y Especialistas en Pequeñas Especies estima que este número podría ascender a 28 millones.

También en Ecoosfera: Aliviar el sufrimiento animal es nuestro imperativo ético y moral

perros-depresion-anisedad-depresivas-mejores-razas-terapias

Adopta, no compres

Numerosas investigaciones han comprobado los beneficios mentales, emocionales (e inclusive físicos) que las mascotas pueden detonar en nosotros. Los perros, especialmente, figuran en las terapias contra la depresión y la ansiedad, así como en la sanación rápida de las enfermedades, precisamente por demostrarnos esa fidelidad natural digna de su especie. 

Con tanta dicha que los canes son capaces de ofrecer, resulta difícil entender cómo es que existen tantos de ellos en situación de calle. Se piensa que la razón principal es que no se ha logrado cultivar una cultura de la esterilidad. Sin embargo, la cría de perros de raza sigue siendo un negocio y aún nos queda mucho por hacer en cuanto a la educación colectiva que demanda tener un perro en casa.

Por ello, siempre es importante adoptar en vez de comprar. Darle la oportunidad a un ser vivo que está dispuesto a darlo todo por quien se atreva a cuidar de él.  

En la Ciudad de México, muchos albergues, asociaciones y ONG se dedican a rescatar a estos animales en espera de un dueño. En este link puedes revisar algunos.

perro-olfato-emociones-vinculo-afectivo-perros-huelen-miedo

Existe una arraigada (y muy obsoleta) idea de que los animales no pueden sentir. O que al no poderse comunicar mediante un lenguaje de palabras no tienen conciencia de sus sentimientos, por ejemplo del dolor. Actualmente son muchos los estudios científicos que han desmentido este mito infundado,  y que pretenden informar a la sociedad para que, de una vez por todas, entendamos que se trata de una vida, de la que nos hacemos cargo.



Qué tan apasionado eres del fútbol en la escala de ‘Tuya, mía… te la apuesto’ (TEST)

‘Tuya, Mía… Te la apuesto’ es una película para entender hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar cuando se nos sube la pasión.

Se dice que la intensidad generada cuando ves jugar a tu equipo de fútbol puede llegarse a desbordar a niveles insólitos. Hay quienes sudan en exceso, lloran, o sus pupilas se dilatan. Estas reacciones tienen que ver con la cantidad de dopamina que está liberando tu cerebro viendo a tu equipo de fútbol jugársela por la cancha, por ti y por todos sus aficionados. 

Sin duda los mexicanos somos muy intensos cuando se trata de defender lo nuestro, y en el caso del fútbol, los límites son una abstracción inconcebible. 

Tuya, mía… te la apuesto es una película para entender precisamente hasta dónde estás dispuesto a llegar cuando se te sube la pasión futbolera. Con ironía, fanatismo y altas cargas de humor negro, el filme nos relata la historia de Mariano Cárdenas, un aficionado que se juega la vida entera por la Selección Mexicana. Los resultados de esto son por demás inesperados, pues unas buenas dosis de confianza, fe y constancia construyen el destino de este aficionado, quien se considera el talismán de su equipo.

tuya-mia-te-la-apuesto-pelicula-futbol-mexico

La carga de pasión y adrenalina catártica es tanta en la vida del protagonista que decidimos utilizarlo como referencia para traerte esta dinámica encuesta y averiguar si tú, al igual que Mariano, estarías dispuesto a todo por tu equipo de fútbol.

¿Listo?

 

 

Si tu resultado fue que, en efecto, eres un aficionado en potencia, te aseguramos que Tuya, mía… te la apuesto es una película para ti, es decir, para los que se la juegan por lo que creen y la felicidad, más allá de buscarla, la llevan dentro. 

Y ahora que sabes qué tanto estás dispuesto a construir o destruir por el fútbol…: