La primera mujer de nacionalidad china ha salido de la cápsula principal de la estación espacial del gigante asiático para dar una caminata que marcará un punto coyuntural para las mujeres en la exploración del cosmos. Y aunque aún existe una gran brecha que durante siglos mantuvo a las mujeres a la sombra en el ámbito científico, poco a poco los estereotipos han venido derrumbándose. Centenares de mujeres con arduos esfuerzos alrededor de todo el mundo, nos han demostrado que la ruptura hegemónica es el camino para lograr el reconocimiento justo en ámbitos donde se les ha invisibilizado constantemente.  

Wang Yaping ahora forma parte de los nombres de mujeres que han cambiado en más de un sentido, la dirección del desarrollo científico. Yaping ha hecho historia al convertirse en la primera mujer de nacionalidad china en salir a dar una caminata espacial. Acompañada de su equipo de trabajo conformado por el taikonatua Zhai Zhigang, salieron de Tianhe que será el módulo principal de la estación espacial china. La caminata se produjo como parte de una serie de tareas extravehiculares que se llevarán a cabo a lo largo de los próximos seis meses. Y que tienen como finalidad la construcción de la estación espacial china que abarcará un tercio del tamaño de la Estación Espacial Internacional.

Wang Yiping
Wang Yiping

Haciendo historia 

Han tenido que pasar 13 largos años para que finalmente una mujer tuviera la oportunidad de portar un traje de astronauta y emprender una caminata espacial, desde que Zhai Zhigang a bordo de la misión Shenzhou-7 se convirtiera en el primer astronauta chino en salir de su nave hacia el espacio exterior. Más de una década después, la astronauta china Wang Yaping finalmente portó un traje especial Feitian de última generación para realizar sus tareas que se prolongaron por más de 6 horas.

Poco después de salir del módulo, Yaping dirigió un saludo gozoso al público en la Tierra y dijo que se sentía muy bien. Así se aprecia en un video compartido por la Administración Espacial Nacional de China. Sin embargo, esta no es la primera vez que Wang visita el espacio. Ella es de hecho la segunda mujer china en salir de la Tierra, sólo detrás de Liu Yang que visitó la órbita terrestre en 2012.

Wang ha forjado una larga carrera aeroespacial. Además de astronauta, también es piloto y coronel de las Fuerzas Armadas de China. Y ahora su nombre será reconocido por convertirse en la mujer encargada de colocar la primera ‘piedra’ espacial de lo que será la estación china. “Esto marca la primera actividad extravehicular de la tripulación del Shenzhou-13. Y es también la primera caminata en la historia espacial china en la que participa una mujer astronauta”, dijo la Agencia Espacial China.

primera caminata espacial mujer china
Administración Espacial Nacional de China

El efecto ‘Matilda’

A lo largo de los siglos las mujeres han luchado constantemente contra las ideas hegemónicas que las invisibiliza en muchas áreas sociales. Constantemente se tienen presentes los nombres de científicos que han forjado el camino del desarrollo tecnológico y científico, sin embargo, los nombres de mujeres no suelen aparecer entre los reconocimientos. Pero la historia de la ciencia ha estado permeada por mujeres desde tiempos muy antiguos, sólo que sus nombres han sido invisibilizados como parte de un efecto social que se conoce como ´efecto Matilda´. Este toma su nombre de Matilda Joslyn Gage, sufragista que luchó incansablemente por los derechos de la mujer.

La exploración aeroespacial no es la excepción. Las cifras son claras y nos muestran que antes de Wang Yaping, sólo otras 15 mujeres en todo el mundo han logrado realizar caminatas espaciales, desde que Svetlana Savitskaya, astronauta soviética las inaugurara. Durante este proceso se han tenido que enfrentar a distintos factores visibles.  Como la cancelación de la primera caminata espacial enteramente encabezada por mujeres por la falta de trajes adecuados. 

Afortunadamente las acciones de mujeres cada vez resuenan más en el mundo. Poco a poco se ha logrado avanzar en materia de igualdad de género. Aunque todavía falta mucho camino por recorrer, no sólo en la ciencia, sino en todos los ámbitos.