La Real Academia de Ciencias Suecas se reúne cada año para anunciar a los ganadores del Premio Nobel en todas sus categorías. Este año, se anunció que el Nobel de Física se otorgará a Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi, por sus aportaciones sobre sistemas teóricos complejos. Que, entre muchas otras cosas, han ayudado al entendimiento del cambio climático y la responsabilidad humana en este proceso que está experimentando la Tierra.

Giorgio Parisi se lleva la mitad del Nobel 

Los tres físicos galardonados de nacionalidad japonesa, alemana e italiana, comparten el Nobel por sus investigaciones sobre grandes fenómenos caóticos y aparentemente aleatorios. Las aportaciones derivadas de su estudio, se convirtieron en un pilar sumamente importante para comprender la compleja interacción entre los humanos y el clima.

nobel de física investigadores cambio climático
Niklas Elmehed

El italiano Giorgio Parisi, destaca por sus aportaciones a la teoría de los materiales desordenados y los procesos aleatorios. La Academia lo reconoce “por el descubrimiento de la interacción entre el desorden y las fluctuaciones en los sistemas físicos, desde la escala atómica hasta la planetaria”. Hace cuatro décadas el italiano descubrió patrones ocultos en materiales complejos desordenados. Por lo que sus aportaciones se han convertido en la piedra angular para la teoría de sistemas complejos.

Manabe y Hasselmann 

Por su parte Syukuro Manabe quien es considerado el padre de los modelos climáticos, está siendo reconocido por la Academia por el entendimiento de los cambios del clima en un futuro. Manabe demostró cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono, estaba intrínsecamente relacionado con el aumento de la temperatura media global del planeta. Sus aportaciones se siguen utilizando en la actualidad para comprender cómo se modela la evolución climática.

La Academia también incluye en el Nobel de Física a Klauss Hasselmann, profesor del Instituto Planck de Meteorología en Alemania, por “el modelado físico del clima de la Tierra, cuantificando la variabilidad y prediciendo de manera confiable el calentamiento global”. En la década de los 70, Hasselmann creó un modelo que vincula el tiempo con el clima. Gracias a este se respondió la gran incógnita del porqué los modelos climáticos pueden ser fiables pese al cambiante y caótico tiempo.

premio nobel

En esta ocasión el Nobel no se reparte en partes iguales. Por un lado, la mitad del galardón será destinado al italiano Giorgio Parisi, mientras que la otra mitad será repartida entre Klauss Hasselmann y Syukuro Manabe. El premio incluye una aportación de 10 millones de corona suecas, el equivalente a 986 mil euros.

Cada vez existe mayor reconocimiento a aquellos que se inmiscuyen en asuntos medioambientales para conocer y descifrar de qué manera el humano está afectando a la Tierra. Este Nobel de Física es de suma importancia, ya que hace visible la necesidad de continuar las líneas de investigación sobre las ciencias del clima. Sólo de esta manera seremos capaces de comprender los sistemas complejos terrestres y la incidencia humana en ellos, para tomar acciones necesarias.