No es ningún secreto que la tasa de personas que sufren problemas de salud mental ha aumentado con el pasar de los años. Según la Organización de las Naciones Unidas, millones de personas alrededor del mundo viven con un trastorno mental. La cifra se torna preocupante cuando la estadística dice que cada 40 segundos, alguien muere por suicidio. Pero dentro de las cifras, la generación conocida como los millennials son los más propensos a la ansiedad y la neurocientífica Caroline Leaf explica por qué.

millennials sufren ansiedad
Chris Chinworth

La salud mental de todas las generaciones debería convertirse en prioridad en los asuntos de preocupación internacionales, a la par del bienestar físico. Sin embargo, existe un foco preocupante en el declive significativo de la salud mental en los llamados millennials. Según los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, 1 de cada 4 adultos jóvenes ha contemplado seriamente el suicidio durante la pandemia.

Caroline Leaf, quien es especialista en neuropsicología cognitiva y metacognitiva, argumenta que la generación de los millennials (nacidos entre 1981 y 1996), tienen cerebros más propensos a sufrir ansiedad y explica por qué. Según la patóloga los cerebros de los adultos jóvenes se enfrentan a cambios drásticos.

Envejecimiento cerebral prematuro 

En un estudio realizado por la propia Leaf donde se clasificaron las edades cerebrales de los participantes, la neuropsicóloga descubrió que los cerebros de los millennials presentan vejez cerebral prematura.

“Algunos de los millennials que ingresaron tenían edades biológicas que a veces eran de 30 a 40 años mayores que su edad real”, dice. “Así que estaban allí sentados cuando tenían entre 25 y 35 años, pero sus cuerpos físicamente estaban al nivel de los de 60, 65 o 70 años”.

por qué millennials sufren ansiedad

Según la propia Leaf, esto sucede como consecuencia del estrés que aparece por la incertidumbre y la incapacidad de contextualizar el futuro. Los adultos jóvenes atraviesan por una “momento único en sus vidas” en el que deben comenzar a comprender que el futuro lejano tiene fecha de caducidad.

“Cuando tienes entre 18 y 24 años o menos, la muerte y ese tipo de cosas en el futuro parecen no ser muy tangibles”, dice Leaf. “Pero sus millennials pueden ver el futuro más tangible, así que está ahí, pero no pueden ver el camino”.

Tan pronto como esto sucede, el estrés recae en la parte frontal del cerebro que ocasiona menos flujo sanguíneo y, por ende, menos oxigenación. “Literalmente puedes hacer pequeños agujeros en tu cerebro, y luego esas ondas cerebrales no fluyen como deberían”, explica la neuropsicóloga. En otras palabras, la ansiedad parece ser recurrente en la generación de los millennials como una interminable preocupación por la incapacidad de contextualizar el futuro.

Chris Chinworth

Incapacidad de contextualizar el futuro 

Además, la ansiedad deriva una falta de oxigenación en la parte frontal del cerebro que, afecta la flexibilidad cognitiva y la neuroplasticidad. Por lo tanto la capacidad de introspección a la que debemos acceder para dotar de sentido a la vida, se ve comprometida y con ella, la habilidad de contextualizar el futuro. Así se genera una espiral que parece no tener salida, pero que sí la tiene.

millennials sufren ansiedad

La terapia psicológica es de gran ayuda en estos casos, el problema es que la paciencia no es precisamente un recurso intrínseco de los millennials, que esperan ver resultados en la primera sesión. ¿Qué podemos hacer ante esto? Leaf asegura que la plasticidad neuronal se puede mejorar con técnicas de manejo mental en terapia, el primer paso es buscar ayuda profesional y dejarse guiar por manos expertas en el tema.

Referencias:
Leaf, C. (s/f). Why mind-management is the solution to cleaning up your mental mes. White Paper.

Sigue leyendo: Cómo calmar un ataque de ansiedad: Técnicas para ayudarte a remitirlo