Las plantas para interiores tienen todo tipo de beneficios comprobables: los teléfonos, arañas, cintas y bambúes no necesitan demasiados cuidados y son capaces de limpiar el dióxido de carbono de tus espacios, oxigenando tu hogar y haciéndote respirar (y dormir) mejor. Las plantas incluso parecen ayudar a los pacientes a recuperarse más rápidamente después de una operación. 

Sin embargo, una asociación médica en Inglaterra ha ido un paso más lejos. Cornbrook Medical Practice (CMP) está ubicada en Hulme, una zona donde la gente vive en pequeños departamentos y no existen muchos jardines públicos. Hace poco se les ocurrió comenzar a darles plantas para interiores a sus pacientes con la condición de cuidarlas y devolverlas en citas posteriores. Eventualmente la planta se integra a un jardín comunitario que pueden visitar tanto los pacientes como la comunidad. 

Las plantas y áreas verdes también sanan a las comunidades

Augusta Ward de CMP cree que “tener algo que cuidar tiene muchos beneficios para las personas, especialmente para aquellas que no tienen un jardín o no pueden vivir con mascotas”.

La idea es que, además de medicamentos, cada paciente abandone la clínica con una pequeña maceta de bálsamo de limón o hierbabuena, con la condición de traerla de regreso en su próxima cita.

 

Existen muchas plantas que requieren poco mantenimiento y tienen beneficios comprobables para tu salud.

 

Tal vez te interese: 5 plantas medicinales para cultivar en casa

 

Las autoridades sanitarias del país han aprobado el programa y la clínica ha recibido una constante donación de plantas. La doctora Philippa James de CMP afirma: “He visto cómo se relajan nuestros pacientes en el jardín y cómo se involucran en eventos más amplios, como recoger basura en las calles, lo que nos hace sentirnos aún más orgullosos de nuestra área”.

Involucrarse y participar en la vida comunitaria también es parte de este factor de curación holística y social que bien puede regarse esporádicamente como parte de la conciencia natural, sin importar lo urbanizado que sea el entorno.

Cambiar el ánimo de los pacientes, especialmente de aquellxs que lidian con padecimientos psíquicos, es también una forma de permitir que la naturaleza viva de cada uno contribuya al proceso terapéutico.

 

También en Ecoosfera: 16 plantas para potenciar tu bienestar psíquico y físico