México destaca por su rica gastronomía reconocida a nivel mundial, la mezcla de sabores y tradiciones hacen su presencia en distintos platillos que conquistan el paladar de cualquiera. No obstante, sin saberlo algunos platillos típicos están relegando a la extinción a un cactus importante para preservar los desiertos y a todo su ecosistema. La extracción de acitrón, un ingrediente dulce de color amarillento que proviene de los cactus globosos conocidos como biznagas, está condenando a la biznaga al peligro de extinción.

¿Qué son las biznagas?

Conocido científicamente como Echinocactus platyacanthus, es una especie de cactácea que crece en los desiertos mexicanos. Su hogar se extiende entre los estados de Puebla y Oaxaca en la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Teotitlán. Aunque también es posible encontrarla en el desierto de Chihuahua y en San Luis Potosí.

biznaga

Es un cactus muy antiguo que, de hecho, formó parte importante de los pueblos antiguos de la región como los mexicas, quienes la utilizaban con fines medicinales y también alimenticios. En aquel entonces se utilizaban la flor y su pulpa. Pero cuando los españoles llegaron a territorio mexica, utilizaron sus técnicas de confitería para transformar la pulpa de la biznaga y convertirla en un dulce llamado acitrón. Un dulce que hoy en día se considera típico de las tradiciones mexicanas y que pasó también a ser un ingrediente de algunos platillos.

El acitrón ha condenado al peligro de extinción a la biznaga 

Chiles en nogada, tamales, pavos navideños y roscas de reyes, llevan entre sus ingredientes el acitrón. Así que las temporadas de fiestas patrias y navideñas representan una amenaza para las biznagas que son cortadas de su hábitat para producir acitrón.

acitron que pone en peligro de extincion a biznaga

Como toda cactácea, las biznagas tardan años en alcanzar su maduración. Llegan a crecer hasta un metro de altura, pero no alcanzan su tamaño mayor de manera sencilla, antes debieron haber transcurrido 40 años. Así que vulnerar una población de biznagas es robarle tiempo valioso al desierto para reestablecer su ecosistema. De esta manera la extracción de acitrón, está relegando a la extinción a las biznagas que también son importantes para preservar otras especies de cactus y animales del desierto.

¿Qué podemos hacer?

El acitrón podrá ser un dulce típico, pero más típicas son las biznagas que llevan millones de años habitando en los desiertos mexicanos. Cuidarlas es responsabilidad de todos y para evitar que continúe el peligro de extinción de la biznaga debemos evitar a toda costa el consumo de platillos que contengan acitrón.

Siempre existirán sustitutos que nos ayuden a no perder la esencia tradicional de los platillos sin vulnerar a especies que ya se encuentran en peligro de extinción. Si bien podemos cocinar estos platillos típicos sustituyendo el acitrón por otros ingredientes, también es importante no comprar alimentos preparados con acitrón. Sólo así podremos salvar a las biznagas y a los desiertos mexicanos.