Las piñas son una de las frutas más peculiares de todo el mundo, con un excéntrico sabor que gusta a muchos. También es especial ya que contiene un elemento que sólo encontraremos en ella y que es responsable de ese característico picor en la lengua; la bromelina. Es posible cosechar esta fruta en casa y aquí una pequeña guía de cómo sembrar piña paso a paso en casa.

¿Qué propiedades tiene la piña y para qué sirve?

También conocida como ananá que deriva del idioma tupi de Brasil, significa “fruta deliciosa”. Su nombre científico es Ananas Comosus, es una fruta tropical de la especie de las bromeliáceas. Originaria de América del Sur, es sumamente valiosa para la gastronomía que utiliza su sabor dulce ácido para darle un toque exquisito a los platillos.

Entre las propiedades de la piña encontramos que es especialmente rica en vitamina C. En menor porcentaje también contiene vitamina A, el complejo B completo y ácido fólico. En cuanto a minerales, es rica en hierro, zinc, magnesio, manganeso, calcio, potasio y yodo.

cómo sembrar piña en casa

Pasos para sembrar piña en casa

Sembrar piña en casa es relativamente sencillo si vives en una zona tropical o subtropical, ya que la ananas comosus es una planta que crece en climas cálidos. Además, es una planta e interior que no requiere grandes cuidados. Lo primero que debes hacer es comprar una piña para luego seguir estos pasos:

  • Con un cuchillo hay que cortar la parte superior de la fruta, es decir, hay que cortar la corona de la piña con cuidado de no dañarla. Una vez que se tiene lista esta parte, hay que limpiar la base y quitarle las hojas secas.
    cómo sembrar piña en casa
  • En un vaso con agua, se coloca la parte superior de la piña que hemos preparado anteriormente, teniendo en cuenta que las hojas deben quedar fuera y la base la piña, dentro del agua. Colócala en un sitio donde quede expuesta a la luz solar, necesitará de ella.
    raíces
  • Hay que cambiar el agua si se torna de un color oscuro o agregarle más, en caso de que el nivel baje.
  • Aproximadamente un mes después, ya habrá crecido sus raíces y es hora de trasplantar la piña a una maceta.
    piña en maceta

Una vez que la piña haya crecido sus raíces, hay que preparar un sustrato adecuado con 4 partes de turba y 1 de humus, ya que le gustan los suelos con humedad media. Hay que colocarla en una maceta de al menos 25 cm de diámetro para darle espacio suficiente para crecer.

Es hora de plantar la piña y tras esto, la mata del centro de la planta irá creciendo poco a poco hasta lograr una mata todavía más grande. En el tallo del centro aparecerá el nuevo fruto, además también suele dar hijuelos a los laterales que se pueden trasplantar

Tras transcurrir de 15 a 24 meses, podremos realizar la cosecha de la piña. Sabremos que el fruto estará listo para cosecharse cuando el color de la base de la piña cambie de verde a amarillo. Tras esto, planta muere pero quedan sus hijuelos que van surgiendo en el proceso.

Finalmente tras cultivar la piña, tenemos un fruto listo para comer y degustar su exquisito sabor tan característico.