Hacer un huerto en interiores no es nada complicado, pues no todas las plantas necesitan un jardín, estar bajo el sol o tener un espacio grande y abierto. De hecho, existen muchas plantas comestibles que bien podrían formar parte de tu hogar. Crear un huerto es una oportunidad de crear un vínculo más cercano y profundo con las plantas, y de paso cultivar tu propia comida. Las plantas comestibles son excelentes para tener algo que comer en cualquier momento (como una cuarentena).

Este experimento tiene mucho potencial y estamos seguros de que si lo intentas, estarás más que satisfecho o satisfecha con los resultados. Lo primero que te recomendamos hacer, antes de comprar tus plantas comestibles, es definir un espacio para ellas.

huerto casero vegetales

Consigue algunas macetas o recipientes de cristal para plantarlas. Después podrías unirte a una comunidad online de cuidado de huertos caseros para que ante cualquier duda tengas la respuesta adecuada.

Existen grupos como “Mi cosecha de hoy”, “Tu huerto en casa” o “Jardines y huertos caseros”. En redes hay distintas opciones de grupos que dan consejos y tips para mejorar el cultivo de plantas comestibles y otros tipos de plantas o flores.

Sin embargo, nosotros ahora te recomendaremos algunas plantas que te conviene tener en tu huerto. Son muy fáciles de plantar y mantener; ahora que estamos en medio de la cuarentena por coronavirus puedes darte un tiempo para volver a conectar con las plantas y crear el huerto casero que tanto soñaste. Mientras tanto, estas son…

 

13 plantas comestibles para cultivar en casa:

  • Alfalfa
  • Jitomates cherry
  • Limones
  • Hongos
  • Zanahorias
  • Naranjas
  • Ejotes
  • Aguacates
  • Zarzamoras
  • Espinaca
  • Coliflor
  • Pepinos
  • Fresas

Basta con que compres las plantas ya cultivadas en algún mercado local o pidas las semillas por Internet. Casi siempre todas vienen con instrucciones para plantar, y si no, busca la ayuda de tu abuela y comparte un buen tiempo con ella (ellas son las expertas en plantas), o también un tutorial puede ayudarte.

La idea de cultivar algo nuevo puede asustar, pero la realidad es que es más fácil de lo que te imaginas. Con un poco de dedicación y paciencia estamos seguros de que pronto tendrás unos pequeños jitomates brotando de las ramas, o unas deliciosas fresas.

fresas huerto casero plantas comestibles

 

Sigue leyendo: Cómo evitar que tu huerto urbano absorba la contaminación del suelo y la atmósfera