Aquellos amantes de la vida verde y de tener como compañeras a plantas en su hogar, saben que sus comportamientos no se limitan a la inmovilidad. Las plantas parecen tener mucho más sentido de la vida que los mismos seres humanos y se comportan de formas tan misteriosas que nos emociona descubrirlas. Si eres uno de ellos, quizá en algún momento has llegado a pensar que son capaces de tomar decisiones complejas, y queremos informarte que estás en lo cierto, no es sólo tu imaginación.

plantas toman decisiones complejas

Un nuevo estudio de la Universidad de Tübingen en Alemania, se interesó en este misterioso comportamiento de la vida verde. Y, de hecho, logró demostrar que las plantas son capaces de tomar decisiones complejas cuando se encuentran en una situación de competencia. Es justamente la competencia con otros ejemplares, las que las lleva al límite para tomar decisiones sobre su propia morfología y así obtener una ventaja.

plantas toman decisiones complejas

La mejor vía para la supervivencia

En un escenario simple en donde existe poco espacio para recibir la luz solar, las plantas con muchos vecinos, tienen varias opciones para sobrevivir. Puede decidir entre adentrarse en una competencia y elevar el crecimiento de su tallo para recibir mayor luz. O, por el contrario, si no tiene posibilidades de ganar con la opción anterior, entonces entrará en un estado de supervivencia con poca luz.

plantas

La investigación liderada por Michal Gruntman, se centró en tratar de descifrar qué tan acertadas son estas decisiones. Es decir, cuál es la coincidencia de la opción elegida con el tamaño relativo y la densidad de sus oponentes.

Hasta antes se sabía que en la presencia de muchos vecinos puede variar en diferentes hábitats, dependiendo del tiempo, el espacio y otros factores. También se tenía conocimiento de que las plantas han desarrollado una gran capacidad de detectar a estos vecinos, tanto que pueden ajustar plásticamente sus fenotipos en respuesta a la situación.

En respuesta a un hábitat muy poblado, las plantas pueden emplear tres categorías de respuesta a la competencia de luz: crecimiento vertical ‘confrontativo’, tolerancia a la sombra o evitación lateral. En esta última, la planta se ‘moverá’ hacia espacios menos poblados y crecerá sus ramilletes en áreas más despejadas para obtener una mejor alimentación de luz.

Sin embargo, cuando un hábitat no está poblado de especies similares, por ejemplo, un jardín donde hay plantas muy altas, más densas, enanas y menos densas, estas tomas de decisiones se complejizan. La investigación demostró que las plantas en ambientes tan heterogéneos, se vuelven todavía más agudas en sus decisiones.

Perciben la capacidad competitiva de sus vecinas

Desarrollan dos escenarios antes de decidir por cuál camino optar. En primer lugar, son capaces de percibir la capacidad competitiva de sus vecinos en relación con la suya. Para finalmente eligen entre cualquiera de las tres categorías de respuesta, acorde con el resultado de aptitud probable de cada una. En pocas palabras, analizan las aptitudes de respuesta de sus vecinos y con base en ello, deciden cómo actuar.

plantas

Desde luego que las plantas no poseen un cerebro y un sistema nervioso similar al nuestro, así que los investigadores están intrigados en cómo es que podrían darse estas tomas de decisiones complejas.

La próxima vez que mires el crecimiento de tus plantas, ya sabrás que están compitiendo por luz solar y en el proceso, toman decisiones para saber cuál camino representa la mejor vía de supervivencia. En definitiva, las plantas escapan al entendimiento humano por la simple razón de que somos en extremo diferentes, pero eso no significa que no sientan y sean complejas.

Referencias:
Gruntman, M., Groß, D., Májeková, M. et al. Decision-making in plants under competition. Nat Commun 8, 2235 (2017). DOI

Sigue leyendo: Las plantas también pueden ver (y su visión podría ser algo único)